Economía

El revés en el negocio de flores y plantas ya rebasa los 30.000 euro

EL DÍA, S/C de Tenerife
21/abr/10 7:28 AM
Edición impresa

A más de 30.000 euros se elevan las pérdidas en el subsector de flores y plantas de las Islas, al verse directamente afectada la exportación durante los últimos seis días por la nube de ceniza volcánica procedente de Islandia, según los cálculos iniciales que avanzó ayer a EL DÍA el director gerente de la Asociación de Cosecheros y Exportadores de Flores y Plantas Vivas de Canarias (Asocan), Antonio López Cappa.

Según el representante de la patronal canaria 18.000 tallos de proteas y 10.000 unidades de strelitzias se han visto afectadas por el cierre de buena parte del espacio aéreo europeo. "Nos está perjudicando mucho en la flor cortada de exportación, que se concentra estas semanas sobre todo en strelitzias y proteas, aunque también se exportan rosas y algo de crisantemos. También se han producido cancelaciones en plantas acuáticas", puntualizó.

Las islas más afectadas en la salida de estos envíos son Tenerife, La Palma y Gran Canaria.

El transporte de la flor cortada se hace en avión y su principal destino es la Península, Holanda, Francia, Bélgica, Portugal, Italia y Reino Unido. Según López, "no sólo se han visto afectados los vuelos con esos puntos de Europa, sobre todo con Holanda, sino que las cancelaciones han afectado de lleno a la Península, donde muchos aeropuertos han tenido cierres temporales".

Destacó que en algunas islas como La Palma el asunto ha sido "más grave aún, ya que el pasado martes, miércoles y jueves el aeropuerto de Mazo estuvo cerrado por fuertes vientos, por lo que no pudieron sacar nada de producción de proteas. Aunque estamos al final de la campaña, aún hay importantes envíos por realizar. Sé que hoy (por ayer) pudieron sacar la mercancía, pero ahora esperamos las reclamaciones de los clientes, ya que no llegará en óptimas condiciones y una parte está estropeada". "Este invierno ha sido fatal para nosotros: si no ha sido el viento, ha sido el agua o el piquete de los transportistas a la entrada al puerto de Santa Cruz de Tenerife, que nos retrasó mercancías, dañándose parte de la producción por la cantidad de tiempo que estuvo en el muelle", apostilló.

Respecto a las cancelaciones aéreas dijo que "la situación parece que tiende a remitir. He hablado con los principales asociados que estaban afectados y me han confirmado que sus vuelos han salido, lo que pasa es que ahora esperan las reclamaciones de los clientes. Esa mercancía, en el mejor de los casos, lleva tres días en los aeropuertos, y este tipo de cancelaciones por catástrofes naturales no las cubren los seguros".