Sucesos

El crimen de Canino, según Félix Ríos

El criminólogo, que colaboró en el caso de Isabel Canino, presuntamente asesinada a manos de Salvador Morales, dice que por ahora hay muchas coincidencias. Como ejemplos, destaca el móvil del crimen, el método, el ocultamiento del cuerpo, la actitud del individuo o su comportamiento en prisión.
11/oct/09 7:33 AM
Edición impresa
EL CRIMINÓLOGO FÉLIX RÍOS, ayer en su despacho situado en el municipio de La Laguna./ MANUEL EXPÓSITO
EL CRIMINÓLOGO FÉLIX RÍOS, ayer en su despacho situado en el municipio de La Laguna./ MANUEL EXPÓSITO

ÓSCAR MARTÍN, Tenerife

Félix Ríos es un conocido criminólogo natural de Tenerife que ha conocido de cerca el caso de la muerte de la joven chicharrera Isabel Canino Rivero. Ríos, que ha seguido otros crímenes como por ejemplo el que tuvo que ver con la muerte de Marisa Hernández, presuntamente asesinada en San Juan de La Rambla, prestó sus servicios de manera gratuita a la familia Canino Rivero.

"Lo hice con la intención de aportar mis conocimientos y experiencia en los informes de perfil y reconstrucción de los hechos. Concretamente a las pocas semanas de desaparecer Isabel, Eladia -su hermana- y yo coincidimos en un programa de televisión y le ofrecí mi ayuda. Ella aceptó", aseguró Ríos.

El seguimiento.- El criminólogo recuerda los primeros pasos de la investigación sobre el asesinato de la tinerfeña y asegura que al principio "un grupo de familiares y amigos incondicionales de Eladia y su familia se reunían cada tarde en el Muñeco de Nieve. Allí yo aprovechaba para compartir información con la familia, aconsejarles sobre cómo proceder con la prensa, colaborar con las autoridades y, sobre todo, recabar en primer lugar información de cómo era Isabel para empezar un perfil exacto de su manera de ser, costumbres, motivaciones, inquietudes...".

Félix Ríos manifiesta que todo el mundo fue sumándose poco a poco y que la información que llegaba con respecto a la chica era fundamental. Fueron muchas personas las que se pusieron en contacto con Eladia Canino para aportar distintos datos y prestar su colaboración.

El perfil.- Félix Ríos mantiene que una vez recabada la información, se dispuso a elaborar un perfil sobre la víctima. "Rápidamente nos dimos cuenta de que su ex pareja, el ahora presunto autor del crimen, era quien tenía motivaciones para el crimen. Es decir, su manera de ser, su forma de comportarse con los demás y antecedentes de intentos de agresión a Isabel lo hacían ver como el principal sospechoso". No obstante, añadió el criminólogo, "lo importante era saber las preguntas a todas esas tesis y para ello habría que trazar un perfil del sujeto".

Pero aquí no quedó la cosa. El tinerfeño Félix Ríos, con una amplia experiencia a sus espaldas, llegó a sospechar sobre el comportamiento de Salvador Morales Méndez -el presunto autor- después del crimen, su posible actitud ante los interrogatorios policiales o la posible participación de cómplices o encubridores en el asesinato de Isabel Canino Rivero.

Hipótesis.- El criminólogo mantiene que por ahora hay muchas coincidencias. Por un lado, tal y como dice, el móvil del crimen, el posible autor, el método del asesinato; el ocultamiento del cuerpo, la actitud después de la detención, sus comportamientos en prisión y la posible participación de más personas en el caso, tal y como recalca Ríos.

Un testimonio clave.- Félix Ríos destaca el papel ejercido sobre la vecina de Santa Cruz que informó sobre la localización de Isabel Canino, "y quizás la enorme presión mediática hizo que toda la sociedad se sensibilizara con el caso, y tal vez ese fue el detonante para que la muchacha hablara". El criminólogo ha felicitado, además, la labor de la Policía.