Santa Cruz de Tenerife
DECLARACIONES DEL "CASO ARONA"

La reunión en casa de Pedro Suárez era para limar asperezas con el PSC

José Alberto González reconoció ante el juez que hubo encuentros en la vivienda del constructor para provocar un acercamiento entre CC y los socialistas y que se habló de licencias, pero no de su empresa.
16/sep/09 7:32 AM
Edición impresa
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ compareció ante el juez el martes día 8./ j.f.
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ compareció ante el juez el martes día 8./ j.f.

J.A. MEDINA, Arona

El alcalde de Arona, José Alberto González Reverón, reconoció que participó en un reunión celebrada en la casa del empresario Pedro Suárez en la que "el objetivo era desbloquear la aversión política entre PSOE y Coalición Canaria de Arona, todo ello por el bien del municipio, así como llegar a consensos con la oposición en cuestiones básicas de la política municipal".

Así se recoge en el acta de su comparecencia ante Nelson Díaz, juez instructor del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Arona, que, en el marco de las diligencias previas abiertas por el "caso Arona", tuvo lugar el martes de la semana pasada y a la que ha tenido acceso EL DÍA.

González Reverón explicó que "existía mucha tensión" entre el gobierno local y los socialistas aroneros a raíz de este procedimiento judicial, algo que le preocupaba al cabo de la Guardia Civil José Manuel Rodríguez, "muy conocido" suyo, no recordando si fue éste quien le invitó a dicha reunión, en la que estuvieron presentes, además de ambos y el anfitrión, Pedro Suárez, Antonio Sosa, concejal de Urbanismo, y el ex edil Sebastián Martín (ambos de CC), así como Francisco García Santamaría, Pablo Hernández y Aramita Padrón (por el PSC), además del yerno del constructor, Javier Cabrera.

Tras el primer encuentro, hubo un segundo sólo con la participación de los políticos citados (a excepción de Sebastián Martín) y José Antonio Valbuena, consejero del Cabildo por el PSC.

Según se refleja en el acta, el alcalde de Arona manifestó al juez que en la primera reunión citada "se habló de licencias urbanísticas en general", mientras que en la segunda se hizo "de licencias concretas, pero ninguna de Gomasper", empresa que tiene como máximo representante a Pedro Suárez, anfitrión del primer encuentro.

En otro pasaje del acta consta que José Alberto González dijo al juez que el cabo de la Guardia Civil, José Manuel Rodríguez, "nunca le ha hablado de Pedro Suárez ni ha intentado influir en él, como alcalde, en relación con las constructoras de dicha persona".

Este aspecto de la investigación fue motivo de preguntas de los letrados intervinientes en la comparecencia del alcalde de Arona, siendo singulares las alusiones a las intervenciones del ex concejal de CC durante varias legislaturas Sebastián Martín y del cabo de la Benemérita, llegando a explicar González Reverón que lo hicieron "por tratarse de personas muy emblemáticas en Los Cristianos, actuando como bisagras y alma mater" en el enfrentamiento CC-PSOE. De hecho, el alcalde dijo que se produjo "sin haber motivaciones económicas o espurias".