Jornada Deportiva

Infranqueable muralla del Cacereño

La SD Tenisca se estrelló una y otra vez contra el entramado defensivo del conjunto extremeño El meta visitante Josete fue la figura del partido Un gol de Rubén Jurado a cinco minutos del final dio el triunfo a los de Ángel Alcázar
29/jun/09 7:37 AM
Edición impresa

sd tenisca 0

Cacereño 1

TeniscaAitor, Álex, Zipi, Adonay, Norberto, Adán, Aarón Pedrianes (Óscar, 66'), Youssouf (Goyito, 51'), Dani López, Adrián Gutiérrez y Yoni.

Polideportivo CacereñoJosete, Palero, Roberto, Tito (Guerrero, 82'), Antonio, Lolo, Rocha, Chumi, Valtierra (Rubén Jurado, 51'), Sergio (Esteve, 63') y Toni.

ÁrbitroMiguel Guardiola Rotger (Comité Balear). Amonestó a los jugadores locales Zipi, Aarón Pedrianes y Adán, a este en dos ocasiones por lo que fue expulsado en el minuto 78, y a los visitantes Valtierra, Tito y Rubén Jurado.

Gol0-1; 85 m. Rubén Jurado.

IncidenciasEncuentro de vuelta de la última eliminatoria de la fase de ascenso a Segunda División B, disputado en el estadio Virgen de las Nieves, de la capital palmera, ante unos 3.500 espectadores.

EFE, S/C de La Palma

La Sociedad Deportiva Tenisca apeló de nuevo a la magia del Virgen de las Nieves para lograr otra hazaña de remontar un 2-0 adverso, pero esta vez no le dio resultado ante un Club Polideportivo Cacereño que supo plantear bien el partido en labores de contención para superar la eliminatoria y lograr con ello el consabido ascenso a Segunda B.

La primera parte se desarrolló durante muchos minutos sin claras ocasiones ante las respectivas áreas, con un conjunto palmero que intentaba entrar por las bandas para superar la retaguardia visitante, agazapada atrás con una línea de cinco hombres fijos, por lo que el primer disparo de los de Alberto Zerpa llegó a los dieciocho minutos, con un remate de Yoni a las manos del meta Josete.

El conjunto extremeño, por su parte, no perdía la compostura en su zona defensiva a la espera de montar algún contragolpe con el que acercarse a los dominios del meta Aitor y lo logró en varias ocasiones, las más clara, quizás, la del minuto veinticuatro, con un remate de Chumi que rechazó el cancerbero palmero.

En la recta final de este periodo continuó con sus intentos el conjunto merengue, y fruto de ello, en el minuto treinta y cinco, Dani López remató al fondo de la portería, pero el colegiado no dio validez a la acción el delantero local al estimar posición antirreglamentaria de su compañero Yoni.

Ya al filo del descanso, y tras varios intentos, de nuevo Dani López se plantó en el área, se revolvió entre tres contrarios, pero su remate final lo rechazó en última instancia un atento meta Josete, y así se llegó a una reanudación en la que el juego no varió demasiado, un Tenisca en busca del gol y un Cacereño bien cerrado atrás sin descartar el contragolpe.

Muralla infranqueable

Así, los ataques del conjunto de Alberto Zerpa se estrellaron la mayoría de la veces contra la contundente línea de contención del conjunto de Ángel Alcázar, cuya única consigna era dejar pasar los minutos y romper de cualquier manera los avances de unos jugadores locales que no podían culminar con ideas sus llegadas ante el marco defendido por un seguro Josete.

Pero las cosas se le complicaron aún más a los palmeros con la expulsión de Adán, aunque continuaron con sus intentos de llegar con peligro al área contraria, y de nuevo se vieron impotentes para superar a un meta Josete artífice del triunfo final de su equipo con sus buenas intervenciones.

Por contra, en la recta final, y con la presión constante del conjunto de Alberto Zerpa, llegó el contragolpe que estaban esperando los visitantes, cuando Rubén Jurado rompió todas las espectativas locales con un disparo raso que llegó al fondo de las mallas de la meta defendida por Aitor. Al final, alegría en el bando extremeño por el ascenso.