Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Acuerdo entre sindicatos y Correos que desconvoca las huelgas en Navidades leer

El Tenerife B tendrá otra oportunidad

El filial tinerfeño se impuso por 2-1 al RCD Espanyol, pero el resultado de la ida (2-0) dio el ascenso a los de Clotet Airam anotó pronto para los locales, pero en la segunda mitad empató Javi Márquez Al final, Moreno hizo el 2-1
1/jun/09 7:40 AM
Edición impresa

Tenerife B 2

espanyol B 1

Tenerife BAlberto, Julio (Juanma, 74'), Guayo, Achi, Moreno, Alexis, Cristo, Juan Ramón (Balduino, 79') Airam, Jorge (Rubén Rosquete, 55') y Omar Ramos. Entrenador: Fabián Rivero.

Espanyol BVíctor Ibáñez, Coira, Cantero, Víctor Ruiz, Savall, Juanjo, Tarrés (Luismi, 74'), Javi Márquez, Pedraza, Iván Díaz (Didac, 81') y Baena (Javi López, 55'). Entrenador: Josep Clotet.

ÁrbitroAlberto Villoria Linacero, del Colegio Madrileño. Mal. Estuvo auxiliado en las bandas por David Bernal Martín y Antonino Castro de La Plaza. Amonestó a los locales Alexis, Airam y Juanma, y a los visitantes Víctor Ibáñez, Iván Díaz y Luismi.

Goles1-0; 6 m. Airam.

1-1; 64 m. Javi Márquez.

2-1; 66 m. Moreno.

IncidenciasEstadio Heliodoro Rodríguez López. Unos 4.500 espectadores. Partido de vuelta de la promoción a Segunda División B. El presidente del CD Tenerife, Miguel Concepción, estuvo en el palco, acompañado por Santiago Llorente, José Luis Oltra y Sesé Rivero, entre otros.

S.A., S/C de Tenerife

El Tenerife B tendrá que esperar a la próxima eliminatoria para intentar ascender a la categoría de bronce del fútbol español, a pesar de derrotar al RCD Espanyol B por 2-1. Los periquitos venían a la Isla con un 2-0 de ventaja, resultado que los blanquiazules no pudieron superar en el cómputo final, aunque durante el partido parecía que lo tenía al alcance de la mano.

Las cosas pintaban bien al principio para los pupilos de Fabián Rivero. El Tenerife B salió dominando el encuentro y eso propició el tanto que inauguraba el marcador, tras una contra que controló Omar Ramos en tres cuartos de cancha y le sirvió un balón de oro al delantero Airam, que, sin pensárselo, envió al fondo de las mallas.

El partido sólo tenía unos colores, los del equipo tinerfeño, que pudo hacer el segundo si no fuese por el guardameta catalán Víctor Ibáñez, tras una internada por la banda derecha de Omar Ramos. Los tinerfeños estaban aprovechando las imprecisiones en defensa de los españolistas y ponían en apuros al portero.

El Tenerife B quería igualar la eliminatoria y Omar Ramos, en dos ocasiones, tuvo en sus botas el 2-0, pero en ambas se encontró con el acertado cancerbero Víctor Ibáñez.

En el ecuador de la primera mitad, el Espanyol B despertó y le complicó las cosas a los blanquiazules. El juego de los de Fabián Rivero se centraba en las bandas, poniendo tanto Omar Ramos como Guayo en apuros a la zaga visitante. Una defensa, la de los catalanes, que era muy fuerte y contundente, pero a la vez muy lenta.

Antes del descanso, ambos conjuntos dispusieron de ocasiones, pero los arqueros estuvieron atentos para desbaratarlas.

Empate del Espanyol B

En la reanudación, el Tenerife B salió muy metido y dominando el encuentro. Los blanquiazules buscaban incesantemente el segundo tanto que les llevara a la prórroga, pero los pupilos de Josep Clotet complicaron las cosas tras un fallo en cadena del Tenerife B en el centro del campo. Javi Márquez se alió con el balón para poner las tablas en el marcador y así echar todas las opciones del Tenerife B por la borda, ya que para seguir en competición tenía que anotar dos tantos más.

Los blanquiazules no dieron el partido por perdido en ningún momento, y cuando nadie se lo esperaba, Moreno cabeceó una falta desde el vértice derecho del área para poner el que luego sería el definitivo 2-1 en el marcador.

Se esperaba la reacción final porque había tiempo para ello. Los de Fabián Rivero siguieron intentándolo a la desesperada, con más corazón que cabeza, pero la mala puntería de sus hombres y el portero Víctor Ibáñez impidieron que el Tenerife B ascendiera directamente a la Segunda B. Al final, la alegría se desbordó en los jugadores y cuadro técnico del Espanyol B, que festejaron el ascenso.