Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La UE impone sanciones a once altos cargos de Venezuela leer

Las palomas mensajeras, protagonistas de la historia

RAMÓN FRÍAS, S/C de Tfe
7/may/09 9:14 AM
Edición impresa

Hoy queremos recordarles la importancia de las palomas mensajeras en las guerras mundiales. Invitamos a los colombófilos y al público en general a que vean en Google un vídeo titulado la guerra de los pájaros. En el mismo se cuenta la historia de las palomas mensajeras, su importancia, su historia, su valor y la grandeza de un animalito de unos 400 gramos que es capaz de poner a su corazón a 600 pulsaciones por minuto, de mover sus alas 10 veces por segundo, de alcanzar una velocidad de 80 a 100 kilómetros por hora, de volar más de 14 horas en un día y de cómo salvaron a miles de soldados en las distintas contiendas militares.

Las palomas llamadas "Winkie", "Paddy" y la americana "C.I. Joe" han sido algunas de las más famosas, tanto que obtuvieron la medalla de honor Dyke. En el reportaje se cuentan varias historias de la segunda guerra mundial, se habla que estando los ingleses en Italia las comunicaciones modernas, la radio, quedaron nulas, y no había ningún medio para comunicarles a los aliados, que se encontraban a unos 30 kilómetros, que abortaran el bombardeo previsto sobre el pueblo italiano, ya que en el mismo se encontraban más de mil ingleses. Una vez agotados todos los intentos de comunicación, decidieron, a la desesperada, enviar una paloma mensajera -la famosa "C.I. Joe", que tenía que volar a gran velocidad -unos 100 kilómetros por hora- para evitar que los aviones de los aliados despegaran rumbo a ese pueblo de Italia. La paloma llegó en el último momento con su mensaje en la pata y en el que los ingleses explicaban su situación. La paloma salvó a más de mil vidas y fue condecorada con la medalla de honor. Hasta 32 medallas han conseguido las diferentes palomas que participaron en actos de guerra.

En la Segunda Guerra Mundial, los alemanes adiestraron halcones para contrarrestar a las palomas, pues se convirtieron en un método de comunicación segura y difícil de interceptar. Un avión con sus tripulantes, al fallarle un motor, se precipitó al mar salvándose sus tripulantes y la paloma que siempre les acompañaba. La tripulación, desde la misma barca, soltaron la paloma comunicando que se encontraban en el mar y la llegada de la paloma a su casa facilitó la búsquda de los desaparecidos. Por la distancia de vuelo de la paloma y su hora detectó su cuidador, al recibirla, que se encontraban a unos doscientos kilómetros del palomar, reduciendo con ello la zona de reconocimiento.

En la II Guerra Mundial estos "mensajeros" sustituyeron a la radio por su rapidez, seguridad y eficacia. En Roma se empleaban para informar de los éxitos de las legiones y Julio César se sirvió de ellas para comunicar sus victorias al senado. Hasta Genghis Khan las utilizó para orientar a las flotas perdidas en medio del mar. Y fue una paloma la que anunció la derrota de Napoleón, en Waterloo, lo que le valió el grado de teniente de las fuerzas armadas inglesas. En 1943, los británicos crearon la medalla Dickin, la "cruz de la victoria" de los animales, que era equivalente a la Medalla de Honor del Congreso. La paloma "Mary" obtuvo ese galardón en 1945 por trasladar un mensaje desde la parte de Alemania tomada por los aliados a la ciudad británica de Exeter. "Mary" llegó a su destino con tres perdigones en el cuerpo y un ala arrancada debido a las garras de los halcones que los alemanes habían entrenado para eliminarlas. Fue la "guerra de los pájaros".

La paloma "Winkie" voló 120 millas para informar del lugar de un bombardeo en medio del mar, aunque la paloma que más vidas salvó fue "William of Orante" durante la operación Market Garden, misión aliada consistente en capturar, mediante paracaidistas, una serie de puentes sobre los principales ríos de os Países Bajos en 1944. Fue uno de los golpes definitivos que recibieron los nazis. Durante la batalla, los 2.000 soldados del 9º batallón de paracaidistas habían quedado aislado en Arnhem, necesitados de refuerzos y sin equipo de radio, "William" los salvó de una muerte segura al ser capaz de hacerles llegar un mensaje tras recorrer 420 kms unas 5 horas.

También mereció una condecoración Dickin la paloma "Winkie", que voló 120 millas para informar sobre el lugar exacto en el que había aterrizado, de emergencia, un bombardeo aliado en medio del mar. Y en 1943, "Gi Joe" salvó la vida de unos 1.000 soldados británicos gracias a un oportuno mensaje que informaba de que dos ejércitos aliados estaban a punto de autoexterminarse en el sur de Italia.

La invasión de Normandía

Documentos del Ejército británico desclasificados en 2008, conocidos como canales para el engaño, confirmaron que los servicios de inteligencia británicos enviaron a miles de aves con información adherida a sus cuerpos para ayudar a la resitencia francesa durante la ocupación del país. La gran mayoría cayó en manos alemanas y sólo el 10% de ellas lograron regresar Inglaterra.

Para aprovecharse de las circuntancias, el capitán Guy Lidell planeó el envío de palomas portadoras de información falsa a Francia para confudir a los nazis. El MI6 también quiso utilizar esta táctica e ideó un plan para hacer creer a los alemanes que la invasión iba a tener lugar en Pal de Calais, en Normandía. Sin embargo, nunca llegó a fructificar.

En otro orden de cosas, la recepción de palomas de Morro Jable (Fuerteventura) fue muy buena. El pasado domingo, el día amaneció con mucho viento y, pese a ese inconveniente, la suelta fue un éxito.

El próximo domingo se soltará desde Gran Tarajal (Fuerteventura), y un día después se recogerán las palomas para la segunda suelta de Cabo Juby (Marruecos). Saldrán desde Tenerife por barco el próximo martes, a las 5 de la tarde, y llegarán a Agadir a las 7 de la mañana del miércoles. La suelta desde Cabo Juby (Tarfaya), si todo funciona como se espera, se realizará el viernes 15.

Por último, aclarar que el pasado jueves se publicó una foto de la paloma de Pedro Vidal Saavedra Reyes, que llegó de Casablanca en el 2004, por error involuntario se informó que voló esa distancia en menos de dos horas, eso no es correcto el tiempo empleado por esa paloma fue de 14 horas, 2 minutos y 55 segundos.