Sucesos

"Había quedado con Isabel; le mandé mensajes, la llamé, pero no respondió"

May es la mejor amiga de Isabel Canino, la tinerfeña desaparecida el pasado 21 de marzo en Santa Cruz de Tenerife. Asegura que había quedado con ella para estar juntas en el sur de la Isla, pero que, de repente, su móvil estaba apagado y no se encontraba en su casa, aunque sí tenía la maleta ya preparada para la cita.
1/may/09 7:14 AM
Edición impresa
EN LA IMAGEN, una de las concentraciones que familiares y amigos han protagonizado durante este tiempo./ EL DÍA
EN LA IMAGEN, una de las concentraciones que familiares y amigos han protagonizado durante este tiempo./ EL DÍA

ÓSCAR MARTÍN, Tenerife

May es una de las mejores amigas de Isabel Canino Rivero, la chica desaparecida el pasado 21 de marzo en Santa Cruz de Tenerife. Esta otra joven chicharrera relató a este periódico que el día antes de que se perdiese la pista de Isabel la había llamado para que pasase el fin de semana con ella en el sur de la Isla, concretamente en El Médano.

"Cuando estuve hablando con ella me dijo que sí, que si no había ningún imprevisto, venía". Sin embargo, explicó que cuando eran aproximadamente las 15:30 horas, la llamó al móvil, que le salió apagado, y en su casa no cogían el teléfono. "Recuerdo que le mandé mensajes, la llamé, pero no respondió. Llamé a la hermana y pregunté por Isabel, y me dijo que pensaba que estaba conmigo, luego fue cuando vieron la maleta en la casa, pero ella no estaba".

Así, esta amiga personal de Isabel Canino, junto a la familia, detectó que el lunes siguiente no se encontraba en su puesto de trabajo y pusieron la denuncia. May se ha mostrado tremendamente sorprendida con lo que ha ocurrido, pues asegura que esta situación nunca había pasado, ya que, y según dijo, "siempre me contestaba los mensajes; nos tenía informados a todo el mundo", aseguró.

"Estaba contenta".- La amiga de Isabel Canino Rivero indicó, además, que la chica se encontraba actualmente feliz, animada... "Ella había tenido problemas con su pareja -la persona que fue detenida y luego puesta en libertad-, aunque lo había dejado. Ahora estaba respirando tranquila y siendo algo más feliz, se le notaba...". No obstante, añadió May, "Isabel tenía miedo, pero se estaba recuperando".

Y es que, tal y como afirmó, Isabel Canino Rivero lo había dejado hacía unos meses con su pareja sentimental, "pero él no lo aceptó". La familia de la chica continúa movilizándose por la Isla con el objetivo de dar con la trabajadora de Titsa. De hecho, el pasado fin de semana protagonizaron una marcha por las calles de la capital tinerfeña como muestra de aliento y apoyo ante una situación que, como es sabido, mantiene en vilo a la sociedad de la Isla.

Continúa la búsqueda policial.- Hay que recordar que un grupo de siete policías forman parte del equipo de investigación que trabaja para tratar de dar con alguna pista sobre la desaparición de Isabel Canino. El caso se encuentra bajo secreto sumarial.

Un criminólogo se ofrece.- En los últimos días, tal y como publicó este periódico, el criminólogo y perito judicial Félix Ríos ha ofrecido su colaboración a la familia de Isabel para aportar sus conocimientos en cuanto a la búsqueda, y, para ello, tiene previsto realizar un amplio informe sobre el perfil tanto de la chica como de los posibles sospechosos, y por ello prevé mantener distintas reuniones con la intención de recabar datos.

Una vez realizado el informe, Félix Ríos entregará toda la documentación a los autoridades policiales y judiciales. En los próximos días, el experto en criminología mantendrá, por tanto, el primer encuentro con los familiares de la chica desaparecida el pasado 21 de marzo.

Hay que destacar que Félix Ríos, que ha trabajado en casos de similares características, dejó bien claro que siempre se respetará el secreto sumarial, pero que aportará todos sus conocimientos a la familia, y, además, de forma desinteresada.

Quiere decir, por tanto, que este tinerfeño, criminólogo y perito judicial de profesión, se ha unido a las innumerables muestras de apoyo y solidaridad de la Isla para alentar y a la vez respaldar a una familia que atraviesa los peores momentos de su vida. Familiares, amigos, ciudadanos anónimos y compañeros de trabajo mantienen la esperanza de que aparezca cuanto antes.