Santa Cruz de Tenerife

El distrito rehabilita la trasera del viejo mercado de La Salud

La concejalía que preside Begoña Ortiz asfaltó el aparcamiento que utilizan de forma habitual los miembros de los grupos del Carnaval, así como la calle José Fonspertius, situada en la zona conocida popularmente como "El Ancla".
J.D.M., S/C de Tenerife
29/dic/08 7:28 AM
Edición impresa

En el Distrito Salud-La Salle se ha culminado recientemente un plan integral de acondicionamiento de la parte trasera del antiguo mercado del barrio de La Salud con el fin de atender las demandas que habían planteado las agrupaciones del Carnaval santacrucero ante las malas condiciones en las que se encuentra el solar adyacente al recinto y en el que de forma habitual aparcan sus vehículos los miembros de los distintos colectivos de la fiesta.

Del mismo modo, y en este caso a petición vecinal, desde la oficina del distrito se afrontaron también los trabajos para mejorar el asfalto de la calle José Fonspertius, situada en la zona conocida popularmente como "El Ancla", y la vía de acceso principal para subir o bajar hacia o desde la parte más alta del barrio chicharrero.

Los trabajos comenzaron hace varias semanas con el embellecimiento de las palmeras de la zona gracias a la colaboración de los operarios municipales vinculados al área de Parques y Jardines.

Tras este primer paso, en los días siguientes se acometieron las tareas de limpieza y acondicionamiento del aparcamiento de tierra que utilizan habitualmente los componentes de los grupos del Carnaval para, posteriormente, proceder a su asfaltado y, en breve, terminar la tarea con la colocación de la señalización vertical y horizontal.

Altas velocidades.- Además, y para tratar de paliar las altas velocidades con las que transitan por la zona algunos vehículos con más frecuencia de la deseada, se instalarán cuatro bandas sonoras en la calle sin salida que da acceso a los locales de ensayo.

En la zona del antiguo mercado del barrio de La Salud ensayan por estas fechas más de una veintena de agrupaciones del Carnaval santacrucero. Algunas de las mismas comparten sede y ensayan en dos turnos distintos, reservándose el primero para los componentes de los grupos infantiles.

Así, en este emblemático espacio ensayan agrupaciones del Carnaval como Los Rumberos, Las Clónicas, Los Trabas, Los Chinchosos, Tras con Tras, Guachipanduzy, Los Desinquietos, Chinchositos, Los Rebeldes, Pita-Pitos, Carricitos, Lenguas Largas, Funkyguachi, Los Bohemios, Los Yuppies, Nobleza Canaria, Chaxiraxi, Teiderife, Caña Dulce, Los Tabajaras y Los Brasileiros, que, a buen seguro, en estos próximos carnavales podrán llevar a cabo sus actividades en un entorno mejor acondicionado y más seguro.

La concejala.- Begoña Ortiz manifestó que esta iniciativa es una prueba más de que en el Distrito Salud-La Salle "somos sensibles con las peticiones que nos formulan tanto los vecinos como aquellas personas que, como el caso de los componentes de las agrupaciones del Carnaval, vienen aquí casi a diario".

Y es que no sólo son los miembros de los grupos del Carnaval de Santa Cruz los beneficiados con estas medidas sino también los colectivos vecinales como San Gerardo, cuya presidenta, Vanesa Díaz, manifiesta su "agradecimiento al distrito por este esfuerzo en asfaltar zonas muy transitadas y que se encontraban en bastante mal estado". Vanesa recuerda que "estos días tenemos el belén en la sede social y animamos a todos, vecinos del barrio de La Salud o de fuera del mismo, a que lo vayan a visitar".

La edil Begoña Ortiz agregó que dentro de la política de su área "está el considerar este tipo de pequeñas actuaciones como básicas para el buen funcionamiento del engranaje municipal ya que, con este tipo de acciones, se mejora la calidad de vida y la seguridad de los residentes en la zona del antiguo mercado del barrio de La Salud y también las de los carnavaleros, que, en varias ocasiones, nos habían transmitido su inquietud por las condiciones en las que se encontraba este solar. Su rehabilitación y acondicionamiento supone algo muy importante para sus usuarios habituales y también para el resto de los residentes".

A pesar de las limitaciones, sobre todo en el ámbito presupuestario y de competencias, este tipo de acciones demuestran que desde los distritos siempre existe el suficiente nivel de autonomía para llevar a cabo mejoras en pequeñas infraestructuras que afectan al desarrollo de la vida cotidiana de unos vecinos a los que eso, lo de todos los días, es lo que más les preocupa.