Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La CNMV suspende la cotización de NH Hotel Group leer

La capital cuenta aún con 95 calles y 50 símbolos de la etapa franquista

En vísperas de la aprobación por parte del Consejo de Ministros del reglamento de la Ley de Memoria Histórica, el alcalde de la capital ya ha anunciado que ocho calles cambiarán su nombre, pero aún quedan unos 150 elementos en la ciudad que recuerdan a las protagonistas de la dictadura del general Franco.
T.I/Ó.M, S/C de Tenerife
19/dic/08 7:28 AM
Edición impresa

El debate social y político está servido, como ocurre cada vez que se remueve el pasado. El decreto del alcalde de Santa Cruz, Miguel Zerolo, por el que se cambiará la denominación de ocho vías que representan a figuras o símbolos del régimen franquista, viene a restituir una vieja demanda, pero, a la vez, representa una fórmula por la que la corporación cumple con la Ley de Memoria Histórica, cuyo reglamento, precisamente, se aprobará hoy por el Consejo de Ministros.

La decisión de la corporación santacrucera ha sido recibida con cierta prudencia por partidos y colectivos, ya que, frente a las 8 vías que ya comienzan a cambiar su rotulación de manera progresiva, aún restan otras 95 calles y más de medio centenar de monumentos y símbolos que fueron instaurados por el régimen.

Asociación Memoria Histórica.- La presidenta de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, Mercedes Pérez Schwartz, entidad que ha formulado un requerimiento al ayuntamiento por el cual advierte de que recurrirá a los tribunales si en un plazo de tres meses la corporación no cumple con lo que marca la ley, dijo que "ahora se han escogido los casos más significativos". Recordó que aún no se ha constituido la comisión que aprobó el Pleno para proceder al estudio del cambio del nombres. Pérez Schwartz señaló que su organización no permanecerá "impasible", pues indicó que el alcalde, Miguel Zerolo, "se comprometió a que en enero cambiaría dichos nombres, y sólo se han acordado ocho", por lo que consideró que el decreto "está motivado, en parte, por el recurso de la organización, además del reglamento de la ley que se aprobará este viernes". Sin embargo, hay otros elementos que se reparten por la ciudad y que representan al franquismo, sobre los que Mercedes Pérez Schwartz propuso que "lo mejor será darles otra simbología".

La representante de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica resaltó, respecto a la nueva nomenclatura de algunas de las ocho calles que conforman el decreto, que "a alguna de ellas no se le pusiera el nombre de Memoria Histórica o dedicada a la Memoria, porque es para todos".

Además de las vías públicas, Pérez Schwartz indicó que hay más de medio centenar de espacios que reflejan nombres de personas que estuvieron involucradas en el golpe de estado del año 1936, entre ellos el de muchos colegios, que a diferencia de lo que ha hecho Santa Cruz, "hay municipios como La Orotava que han ido cumpliendo la ley a rajatabla, a diferencia de la capital, que es del mismo signo político y donde hemos tenido que presentar un requerimiento".

Requerimiento.- En la petición de la asociación se reclama, entre otros aspectos, que se declaren nulos y revocar los acuerdos por los que se suspendió de empleo y sueldo a los funcionarios por cuestiones ideológicas, así como la retirada de los escudos, insignias y placas o menciones de exaltación de la sublevación militar. Además, se propone declarar nulos el nombramiento de Franco como hijo predilecto de la ciudad y la Medalla de Oro a Vicente Sergio Orbaleja, gobernador civil de la época, así como las medallas de bronce "a los paisanos que el 18 de julio de 1936 se incorporaron voluntarios a los cuerpos armados", y que se reconozca públicamente la dignidad y el recuerdo de quienes sufrieron violencia y represión.

Propuestas de CC.- El portavoz del grupo de CC en el ayuntamiento, José Alberto Díaz-Estébanez, indicó ayer que la decisión fue comunicada a todos los grupos en el consistorio, y dijo que "no es fruto de una improvisación", y que, por otro lado, "se ha buscado una perspectiva razonable". Estébanez indicó también que "hemos sido responsables, por lo que no debe generar polémica ni abrir heridas". Por su parte, la concejala de Urbanismo, Luz Reverón, abogó por llevar a cabo un concurso de ideas, con la participación ciudadana, en caso de que se tengan que retirar los monumentos franquistas, y aprovechar, de esta manera, los espacios urbanos de la ciudad.

Postura socialista.- El Grupo Socialista presentará hoy una moción al Pleno donde se solicitará que se favorezca a los ciudadanos el acceso y catalogación de zonas donde pueda haber enterramientos de la Guerra Civil. Florentino Guzmán, concejal de esta formación, indicó que la decisión de que se cambien los nombres de las calles dependerá de la comisión que su partido solicitó en junio de este año, y que aún no se ha constituido.

Guzmán considera que el origen de "la prisa del alcalde para sacar el decreto coincide con la aprobación este viernes del reglamento de la ley, y pretende que con ocho calles va a asumir el cumplimiento de la misma". "Para quedar bien, Miguel Zerolo ha puesto una cortina de humo, cambiando nombres de personas por palabras, lo que no le obliga a que el acuerdo pase por el pleno".

También señaló que el futuro de monumentos como la plaza de España "deben ser consensuados y que la población decida", pues recordó que la propia ley contiene exclusiones para los que cuenten con un valor y belleza artística.