Santa Cruz de Tenerife

Prueba de tuberculosis por primera vez para los inmigrantes de los cayucos

El Instituto de Medicina Legal de Tenerife cuenta con un test que en 15 minutos detecta la tuberculosis en una persona viva o un cadáver. Es pionero en España y su director, Miguel Ángel Tous, se lo ha comunicado al Gobierno para aplicarlo a los africanos de los cayucos, a quienes sólo se hace analítica de sida, hepatitis y sífilis.
DORY MERINO, Tenerife
19/dic/08 7:27 AM
Edición impresa

El Instituto de Medicina Legal de Santa Cruz de Tenerife (IML) cuenta desde hace dos días con un test rápido para detectar la tuberculosis en 15 minutos, según manifestó el director del centro, Miguel Ángel Tous, quien se lo ha comunicado al subdelegado del Gobierno en la provincia tinerfeña, José Antonio Batista, con el fin de que se pueda aplicar a los inmigrantes de los cayucos.

Tous precisó que el IML es pionero en España en poner en marcha esta iniciativa.

Manifestó que este test no existe en el mercado español, pero la empresa Inversis lo ha traído a Tenerife desde Inglaterra, tal y como explicó Tous, quien señaló que la tuberculosis "es una enfermedad de transmisión aérea y es importante tomar precauciones".

Además, matizó que las pruebas médicas que realiza el Ministerio de Interior a los inmigrantes de los cayucos son de sida, hepatitis y sífilis, pero no de tuberculina.

En este sentido, el director del IML apuntó que el test también se puede aplicar a los cadáveres, algo muy útil, sobre todo teniendo en cuenta que en Canarias existe la costumbre de abrir el féretro para despedirse del difunto antes de enterrarlo.

Ojo con los cadáveres

Miguel Ángel Tous manifestó que un cadáver con tuberculosis contagia la enfermedad con un 60% más de probabilidades que un vivo.

"La virulencia del bacilo de cook es mucho más elevada en los muertos y se contagia a los que lo rodean más que en los vivos", señaló el forense.

Asimismo, dijo que el coste de este nuevo sistema es de seis euros por cada persona.

"Una gota de sangre es suficiente para esta prueba rápida", precisó Tous, quien recalcó que es importante conocer si alguien porta esta enfermedad para ponerle una mascarilla al paciente, no a los que lo rodean.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó el muevo test, que ya ha llegado a Tenerife gracias al IML.

Según la OMS, en el mundo hay nueve millones de personas que padecen tuberculosis y a causa de esta enfermedad mueren anualmente 1,5 millones de individuos.

El nuevo test de laboratorio, rápido y eficaz, permitirá salvar a miles de afectados por la cepa más resistente de la enfermedad, según la OMS.

De hecho, según los cálculos de la agencia de la ONU, sólo el 2% de los casos de tuberculosis resistente son diagnosticados y tratados de forma apropiada, sobre todo a causa de los servicios de laboratorio inadecuados.

En opinión de Tous, "los africanos que llegan en los cayucos son los más fuertes y resistentes de la familia, pero no viene mal conocer si portan la tuberculosis, dato que no se podía saber hasta ahora, porque no se les realiza la prueba de la tuberculina, debido a que es complicada y lleva tiempo saber su resultado", indicó.

Tous expuso que conocer la enfermedad es importante, en primer lugar para los compañeros de travesía, porque pasan muchas horas en estrecho contacto, y también para las personas que los atienden.