Gente
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Excavados 52 de los 60 metros de pozo necesarios para llegar a donde está Julen leer

Patricia Rodríguez: "Sabía que podía hacerlo bien"

La tinerfeña ha obtenido el mejor resultado para España en Miss Mundo desde 1999. De su paso por Sudáfrica destaca el compañerismo entre las chicas y la complejidad del certamen.
MARISOL BARROSO, S/C de Tenerife
17/dic/08 7:33 AM
Edición impresa

MARISOL BARROSO, S/C de Tenerife

La tinerfeña Patricia Rodríguez ya se encuentra de nuevo en España después de quedar clasificada entre las quince finalistas en el certamen de Miss Mundo celebrado el pasado fin de semana en Johanesburgo. Hacía nueve años que una Miss España no obtenía un resultado tan satisfactorio en esta competición internacional.

La joven canaria admite que ha sido "la mejor experiencia de mi vida", no sólo por ocupar el puesto que logró entre 109 chicas sino por la convivencia con sus compañeras del resto de países.

Miss España se situó desde el principio entre el grupo de misses destacadas por los medios de comunicación y el público, junto a Rusia, Ucrania, México, Venezuela o India. Patricia fue finalista en dos de las pruebas que se celebraron en los días previos al concurso, como fueron el de mejor cuerpo bonito y el de top model.

Su pase a las semifinales era esperado por muchos, debido a las cualidades que demostró a lo largo de casi un mes de convivencia, en el que realizaron numerosas competiciones, visitas y hasta un safari. "Me parecía increíble ver a una jirafa pasar a mi lado", comenta.

La actual Miss España era consciente de que era muy complicado entrar en el cuadro de honor. "Sabía que podía hacerlo bien pero había mucho nivel. Lo habitual es que, en la final, entre una chica por cada continente, y yo sabía que Rusia tenía posibilidades. Cuando la nombraron entre las cinco finalistas sabía que mis opciones se habían acabado, aunque no estoy disgustada ya que era una de las favoritas. Me sorprendió que no estuviera Venezuela, porque era un bellezón y una chica encantadora", explica.

El pasado sábado, se produjo una circunstancia anómala al quedar dos representantes africanas en la final y ninguna por América. El hecho de que se celebrara en Sudáfrica propició este fallo, que fue muy criticado por los expertos en este tipo de competiciones.

Tal y como relata la joven tinerfeña, "la propia organización realizó una fiesta una vez acabado el concurso, en la que se eligió a Miss Venezuela como Miss América. Creo que de esta manera arreglaron la historia, aunque sí resultó raro".

Patricia ha disfrutado durante el certamen de un gran compañerismo. "He hecho grandes amistades y me han invitado a muchos países. Fue maravilloso convivir con chicas de culturas muy diferentes a la nuestra. Con las latinas no había problema, con otras me comunicaba en inglés y con otras, como Rusia, lo hacía por señas, pero todas fueron encantadoras. Guardo mejor recuerdo de las representantes de Paraguay, con la que compartía habitación, y de Venezuela, que tendría que haberse llevado el título a la simpatía", comenta.

De su entrevista con el jurado, que hizo en inglés, Patricia recuerda haber hablado de Canarias, al tiempo que preguntó a sus miembros si conocían su tierra. "Me sorprendió que me contestaran afirmativamente. Fue muy gratificante. Después continuaron interrogándome sobre mis aspiraciones y proyectos si fuese elegida Miss Mundo".

Patricia llegará en los próximos días a Tenerife para pasar unos días con su familia. En enero retomará su apretada agenda de compromisos en desfiles, presentaciones y numerosas campañas publicitarias, de las que la tinerfeña es imagen.