Sociedad
LO ÚLTIMO:

LOS JÓVENES Y LAS DROGAS

Un problema que afecta a todos

Los expertos en conductas adictivas subrayan que el consumo de sustancias estupefacientes se extiende a todas las edades y los estratos sociales. La falta de prevención en el área escolar, familiar, comunitaria y laboral es clave en la generalización del abuso de drogas. Canarias está a la cabeza en la edad de inicio del consumo.
17/ago/08 01:09
Edición impresa .

El título propuesto para el debate de esta semana era "Las drogas y los jóvenes", pero nada más comenzar las personas invitadas decidieron que, hoy en día, no se podía mantener este binomio.

Guillermo Guigou, director del centro de conductas adictivas Alta Montaña; Miguel Ángel Dorta, director médico de conductas adictivas de Salud XXI y coordinador de asistencia de San Miguel, y Jeremías Piñero, del sindicato de estudiantes de la Universidad de La Laguna, mantuvieron un encendido debate sobre un tema que siempre está de actualidad.

Para abrir boca, utilizamos la definición de droga que ofreció el doctor Guigou: "Droga es cualquier sustancia que introducida en el organismo altera el nivel o el contenido de la conciencia".

De entrada, Dorta rechazó hablar de drogas y se mostró más inclinado a hablar de "conductas adictivas". "Las drogas para mí es un síntoma más, como puede ser la ludopatía u otra conducta adictiva", explicó, en referencia a que las toxicomanías, como otras dependencias, son una manifestación de "una mala gestión de la vida".

Por su parte, el doctor Guigou desmontó nuestra primera premisa de asociar juventud y sustancias estupefacientes. "Las drogas hoy en día se han extendido y normalizado en todos los estratos sociales sin ningún tipo de diferenciación", explicó. En este sentido, manifestó la injusticia que suponía cargar a los jóvenes con la responsabilidad de un consumo que también realizan los que ya no son tan jóvenes y "que están entrando en drogas como la cocaína de forma importante". "Hay droga para cada sector de la población".

Guillermo Guigou, que fue director general de Drogodependencias del Gobierno de Canarias, expuso tres causas fundamentales de las alarmantes cifras que sitúan al Archipiélago en segundo lugar del mundo en consumo de cocaína. "Estamos en el mayor fracaso escolar de toda la Unión Europea", señaló como la primera causa, ya que este fracaso "es una circunstancia favorecedora de una disminución de la edad de iniciación". También mencionó, como segundo factor, "la ubicación geoestratégica de Canarias, puente de paso entre América y Europa". Un tercer factor no menos importante es "el índice de desempleo", también de los más altos de Europa, "lo que quiere decir que hay mucha gente que no tiene ocupación de su tiempo".

"Es injusto meter a todos los jóvenes en un mismo saco", opinó Jeremías Piñero, que manifestó que "no son ellos los únicos que consumen". En este sentido, opinó que "desde el punto de vista social, la sociedad estaba recogiendo lo que ha sembrado: hasta ahora ha visto como un síntoma de madurez el que alguien fume o beba".

Asimismo, se quejó de las drogas legales como el alcohol y el tabaco e indicó, como dato, que "el alcohol es la causa que más problemas causa en el orden público".

Los especialistas se mostraron de acuerdo con las graves consecuencias que tenía el abuso del alcohol, reconociendo que es una de las sustancias que más problemas genera en la sociedad.

Sobre el tabaco, otra de las llamadas drogas legales, Dorta indicó que en Europa, hasta hace poco tiempo, "el tabaco mataba más gente que la heroína". Este papel fue sustituido en los últimos tiempos por la obesidad, que "no deja de ser una especie de dependencia química de la glucosa".

De esta forma, el coordinador asistencial de San Miguel volvió a insistir sobre "la falta de preparación" de los individuos a la hora de enfrentarse a una sociedad de consumo. "En el fondo", declaró Dorta, "todo son conductas compensatorias: el fumar, el beber, el drogarse...". Así, hizo hincapié en la carencia de educación para la vida por parte de los padres o de la escuela. "Lo que educa es la esquina, la calle, el colega", opinó.

Al hilo de esta falta de educación, el doctor Guigou se lamentó de que apenas se realizaran acciones no sólo de prevención de drogodependencias, sino simplemente de promoción de la salud.

Para representar a todos los actores que tenían responsabilidad en el problema de las drogas o de otras conductas adictivas, el doctor Guigou dibujó una mesa con cuatro patas. Una de las patas, según expuso, es la prevención escolar. "Todavía hoy en la escuela canaria no se desarrollan programas de formación del profesorado ni los jóvenes obtienen ningún tipo de información", se quejó. Asimismo, extendió esta falta de información a casi todas las carreras universitarias: "En Medicina se dedican dos horas a drogodependencias".

La segunda pata de la mesa es "la prevención comunitaria". "No hay infraestructuras sociales que den amparo ni que realmente recojan el ocio y el tiempo libre para transformarlo en una actividad que sea productiva", expuso.

La tercera pata de la mesa es "la prevención familiar". Opinó que los padres son los que "mayor desinformación tienen" sobre las drogas y sus efectos. "Hay una falta de comunicación y yo creo que incluso de responsabilidad".

La cuarta pata de la mesa es "la prevención laboral". "No hay programas preventivos en las empresas", dijo. Además, criticó que no se hagan test de derivados cannábicos o de cocaína en los casos de accidentes laborales.

"Las cuatro patas de la mesa convergen en el centro de la mesa con los medios de comunicación", que manifestó que "no colaboran mucho". El doctor Guigou se quejó sobre todo de la falta de atención a este problema de los medios de comunicación públicos.

Un presupuesto pobre

Guillermo Guigou recordó que él ostentó el puesto de director general de Drogas del Gobierno de Canarias desde 1999 al 2000. "Entonces y ahora la Dirección General de Drogodependencias es la dirección con menos presupuesto de todo el Gobierno autónomo", aseveró. "No se han abierto en los últimos 10 años recursos para hacer prevención ni se cumple la ley canaria para nada", añadió.

EL DÍA había invitado también a este debate a representantes de la Dirección General de Drogodependencias y de Juventud, que denegaron la invitación por falta de personal cualificado debido a la época de vacaciones.

A pesar de tratar de un principio de deshacer el binomio juventud y drogas, el doctor Guigou sí incidió aquí sobre la normalización del mundo de las drogas entre los más jóvenes. "Para hacer el botellón o ir al concierto, o vas colocado o no vas", dijo.

En Canarias, la edad de iniciación en las drogas es muy baja, lo que genera después muchos problemas a la hora de deshabituar a ese individuo. "Cuando un proyecto de adulto se inicia en el consumo de drogas a los 12 años, está adaptando su organismo a vivir bajo determinadas sustancias", comentó.

Al hilo de este último comentario, Jeremías Piñero comentó que "es lógico que se inicien a edades más influenciables", pero "habría que saber por qué siguen".

"En este momento hay muchísima gente que está empezando a consumir cocaína con 40 años", terció Guillermo Guigou.

En ese momento surgieron algunas definiciones como que "el toxicómano es el que ha perdido la libertad de decidir" y otros lugares comunes como el "yo controlo" o el "mañana lo dejo".

Como respuesta a por qué la gente está iniciándose en el consumo de estas sustancias a edades tan tardías , Dorta explicó que estas conductas están asociadas a los estados de ánimo. "Si en un momento dado la persona se encuentra mal, alguien le enseñará una conducta de compensación a ese estado. Una vez ha consumido, se normalizará y se encontrará bien. A partir de ese momento ya sabe que cuando esté mal, eso está ahí". De esta forma, "el aprendizaje se queda ahí grabado. Lo ha probado y funcionó, por tanto volverá a recurrir a ello", indicó Dorta, asegurando que es muy difícil cambiarles el hábito.

Comentando la cercanía de las drogas a la sociedad juvenil, los participantes aseguraron que es más barato y más fácil para un joven comprarse un porro o drogas que apuntarse a una actividad deportiva. "Es más fácil comprar chocolate que comprarse un litro de leche", manifestó Guigou, quien incidió en que "las administraciones no se están ocupando del problema. Esta situación se viene arrastrando desde hace bastante tiempo y aún no se ha hecho nada".

Por su parte, Piñero coincide en que es bastante fácil conseguir este tipo de sustancias. "El consumidor consigue las drogas al momento. Han montado una estructura de oferta-demanda realmente eficaz". Sin embargo, "yo no le echo la culpa a la administración porque aunque podrían hacer más campañas e incidir más en el tema, las personas tenemos la libertad de decidir y de poder decir que no".

Para finalizar, los invitados realizaron una última intervención a modo de conclusión. Piñero quiso dejar claro que el problema no es exclusivo de la juventud y por ello incidió en que la forma de actuar de los jóvenes en el presente es la herencia del entorno. "La juventud no está echada a perder", concluyó.

En opinión de Dorta, "hay que educar a los hijos como supervivientes, pues los van a enviar a la jungla, donde no hay valores definidos y hay que saber buscarse la vida". Al margen de los jóvenes, Dorta aconsejó que "se debe aprender a tolerar las frustraciones y buscar otra tipo de solución o evasión a los problemas".

Para concluir, Guigou recalcó que lo más importante es incidir en campañas sobre la sensibilización y la prevención. "En las escuelas deberían enseñar más educación para la salud y menos raíces cuadradas", manifestó.

"El objetivo es sensibilizar a la ciudadanía, además de conseguir que las administraciones cumplan las leyes".

"En un futuro deberemos centrarnos en todas las adicciones, pues las drogas no son el único problema. No hablamos sólo de sustancias químicas, sino de sustancias adquiridas", subrayó, tras indicar que las compras, internet o el móvil se han convertido en las nuevas adicciones del siglo XXI, y también deben ser tratadas.

Texto: Lara Carrascosa y Beatriz González Fotos: D. Martín

 Última hora:

 Últimas galerías:

Comparte este artículo

Cargando...

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

© Editorial Leoncio Rodríguez, S.A. |Aviso legal | Mapa del sitio | Publicación digital controlada por OJD

eldia.es Dirección web de la noticia: