Internacional
BOLIVIA-REFERENDO

Evo Morales llama a la unidad pero los prefectos opositores no ceden

La Paz, EFE
11/ago/08 12:35 PM
Edición impresa
EFE
EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, llamó a la unidad del país tras el referendo en el que ha sido ratificado según las encuestas, mientras que los prefectos (gobernadores) autonomistas endurecieron sus posturas contra el mandatario.

Bolivia celebró hoy una consulta popular sobre mandatos inédita en la historia del país donde, según los sondeos, Morales, su vicepresidente y cinco gobernadores, la mayoría opositores, han salido ratificados en sus mandatos, según los sondeos de los medios de comunicación.

En el caso de Morales, los sondeos le dan un respaldo mayor que el obtenido en las elecciones presidenciales de 2005, si bien varios de sus principales oponentes regionales, como el caso de los prefectos de Santa Cruz, Beni y Tarija, también salen reforzados.

Las encuestas revocan de sus cargos a tres prefectos: los opositores de La Paz y Cochabamba y el oficialista de la región andina de Oruro.

En un discurso desde el balcón presidencial del Palacio Quemado de La Paz, Morales llamó a la unidad de los bolivianos que, según dijo, se logrará "juntando la nueva Constitución Política del Estado con los estatutos autonómicos" pero desde el respeto a la legalidad.

El presidente expresó su respeto por los prefectos autonomistas ratificados, les convocó a trabajar "de manera conjunta" para garantizar la unidad y la identidad de Bolivia y garantizó que respetará su legitimidad.

Sin embargo, los gobernadores, opositores y autonomistas, de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija se endurecieron hoy más contra el presidente, a quien insultaron y advirtieron de que no impondrá una nueva Constitución.

Tras ser ratificado con un amplio apoyo en los sondeos, el prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas, dirigió a sus seguidores un duro discurso contra Morales, a quien llamó "dictador" y "macaco".

"La libertad ha derrotado el totalitarismo" dijo Costas y anunció que profundizará el proyecto autonómico para su región "donde se pueda vivir sin el chicote (látigo) del fundamentalismo aimara".

El duro discurso de Costas fue pronunciado en medio de gritos de sus seguidores que pedían "independencia" y llamaban "asesino" a Morales.

Por su parte, Mario Cossío, prefecto de la rica región en gas de Tarija, sostuvo que a partir de mañana implementará el estatuto de autonomía que fue votado en junio pasado, pero que el Gobierno considera "ilegal y secesionista".

Cossío anunció que de inmediato convocará elecciones para formar "un parlamento" departamental que legisle la autonomía regional que pretende aplicar.

El gobernador opositor de Beni, Ernesto Suárez, dijo que la votación de este domingo en su cargo es una derrota para el "imperio de los cheque-chávez", en alusión a la ayuda que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, da a Morales para sus proyectos.

Su colega de Pando, Leopoldo Fernández, remarcó que el resultado a su favor supone "la ratificación del pueblo en su voluntad de convertirse en una región autónoma", pero además una decisión de luchar por recuperar la renta petrolera que el Ejecutivo ha disminuido a la región.

En cuanto a los gobernadores revocados, el de La Paz, José Luis Paredes, reconoció su derrota, mientras que el de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, la negó y señaló que apelará a la justicia porque considera ilegal la consulta celebrada este domingo.

BOLIVIA-REFERENDO