Santa Cruz de Tenerife

El presidente balear dice a Zapatero que su autonomía "debe ganar más"

Francesc Antich advirtió ayer al jefe del Gobierno que se mantendrá "alerta" a la espera de que lleguen a las islas las inversiones pendientes, y señaló que el nuevo modelo de financiación, que deberá entrar en vigor en 2009, debe cumplir el compromiso de compensar a Baleares por ser "la comunidad más perjudicada".
EUROPA PRESS, Palma
3/ago/08 1:19 AM
Edición impresa

El presidente del Gobierno balear, Francesc Antich, advirtió ayer al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, que se mantendrá "alerta" a la espera de que lleguen a las islas las inversiones pendientes, y señaló que el nuevo modelo de financiación, que deberá entrar en vigor en 2009, debe cumplir el compromiso de compensar a Baleares por ser "la comunidad más perjudicada".

Zapatero y Antich trataron este asunto durante la reunión que ambos mantuvieron en el Consolat de Mar, en Palma. Antich, que se mostró satisfecho con el encuentro, reiteró que es momento de que el Gobierno, en el marco de las reuniones bilaterales con las comunidades autónomas, adopte la "mejor solución" para que las islas tengan la financiación que les corresponde, en función de su población y aportación económica al Estado. Antich fue claro y advirtió que el Govern "no se conformará con cualquier solución".

"Hasta ahora hemos visto buenas palabras y es un avance importantísimo respecto a situaciones anteriores, pero hay que concretar las partidas que se repartirán entre las comunidades", remarcó el presidente del Ejecutivo, que puntualizó que no tiene inconveniente ni se opone a que con la nueva financiación "todas las comunidades ganen y ninguna pierda", siempre y cuando, recalcó, las que han padecido una situación de dificultad como Baleares "ganen más".

"Cuando el Gobierno central cumpla con los compromisos, el tono será maravilloso, pero mientras no los cumpla, el tono será el que tiene que ser", subrayó Antich, que reiteró que las necesidades entre comunidades "varían" y, en función de ello, el principio de solidaridad debe ser uno u otro.

En lo referente a los "grandes principios" sobre financiación, la coincidencia con el Ministerio de Economía y Hacienda, dijo, es "casi absoluta", de manera que, precisó, "habrá que ver de qué dinero estamos hablando y cómo se aplica concretamente", algo que se despejará a medida que avancen las "reuniones bilaterales" con las comunidades autónomas.

"Lo que no puede permitirse", zanjó el presidente Antich, es que Baleares, en cumplimiento del principio de solidaridad, aporte un dinero a las arcas del Estado que la comunidad necesita para cubrir las necesidades básicas de sus ciudadanos. Cuando las islas son las que más aportan, "no puede permitirse que Baleares esté peor financiada que otros territorios".

Además, aseguró que el presidente del Ejecutivo se ha comprometido a hablar con el Ministerio de Fomento para "adelantar" a los consejos insulares de Mallorca y Menorca las encomiendas de gestión de las carreteras, contempladas en los convenios firmados con estas instituciones.