Santa Cruz de Tenerife

Cuatro muertos en enfrentamientos entre Hamas y Al Fatah en Gaza

Los choques entre ambas facciones palestinas se iniciaron a primera hora de la mañana, después de que las fuerzas de Hamas cercaran el área de Shijaiyeh, controlada por el clan Hilles y donde sospechaban que se escondían los autores de los tres atentados que el pasado fin de semana costaron la vida a siete personas.
AGENCIAS, Jerusalén
3/ago/08 1:19 AM
Edición impresa

Al menos cuatro personas murieron y más de 30 resultaron heridas en enfrentamientos registrados ayer entre fuerzas de seguridad de Hamas y miembros de un clan cercano al movimiento Al Fatah en la ciudad de Gaza, informaron fuentes médicas de la franja palestina.

De acuerdo con las fuentes, entre los heridos figuran media docena de milicianos del movimiento islamista, algunos en estado crítico.

Los choques se iniciaron a primera hora de la mañana, después de que las fuerzas de Hamas cercaran el área de Shijaiyeh, controlada por el clan Hilles y donde sospechaban que se escondían los autores de los tres atentados que el pasado fin de semana costaron la vida a siete personas.

En los enfrentamientos se produjeron disparos de mortero y armas automáticas y en el curso de la operación las fuerzas de Hamas detuvieron a 15 personas.

Se trata de los mas graves incidentes armados que se producen en Gaza desde los ataques de hace una semana, de los que Hamas responsabilizó a Al Fatah, movimiento liderado por el presidente palestino, Mahmud Abas.

Tras los atentados, Hamas ha detenido a mas de un centenar de militantes y simpatizantes de Al Fatah en Gaza, en tanto que las fuerzas de seguridad leales a Abas han arrestado en el territorio que controlan, Cisjordania, al menos a decenas de miembros del movimiento islamista.

Organizaciones de Defensa de los Derechos Humanos han denunciado que los apresados en ambos territorios han sufrido abusos y torturas, en una espiral de violencia que ha disparado la tensión política entre los dos movimientos mas representativos de los palestinos.

Por otra parte, cinco palestinos murieron por asfixia y 18 resultaron heridos al taponarse en Egipto la entrada de un túnel subterráneo que unía el territorio de ese país y el de Gaza, informa ayer la prensa local que cita a fuentes medicas en la franja palestina.

Según las fuentes, los fallecimientos se produjeron por falta de oxigeno después de que las autoridades egipcias taparon el viernes la entrada del conducto, cercano al paso fronterizo de Rafah, que une Gaza con Egipto. Las autoridades de El Cairo han comenzado a destruir los túneles subterráneos entre Gaza y Egipto, utilizados por contrabandistas para introducir en la franja palestina armas y dinero desde el país limítrofe.

Según fuentes egipcias citadas por la prensa israelí, al menos catorce de esos conductos fueron destruidos en la ultima semana.

Los túneles subterráneos entre Gaza y Egipto son una de las pocas vías que unen la franja con el exterior debido al cerco por Israel de ese territorio palestino.

El fin de Olmert

En los relativo al Gobierno israelí, cuando Ehud Olmert anunció el miércoles su dimisión, al primer ministro sus colaboradores le esperaban con lágrimas y un aplauso. Ehud Olmert les abrazó uno por uno y se fue a ver el partido de su venerado Beitar Jerusalén. Incluso aquellos que no entienden de fútbol, desearon que ganara su equipo. "Que tenga una pequeña alegría, se lo merece", dijo alguien.

Vacío del carisma que en Israel sólo se predica de los laureados en el campo de batalla, desprovisto de complicidad con unos electores acostumbrados a líderes fuertes, hasta sus detractores admiten que el Olmert descalabrado en Líbano, y demasiado amigo de dudosos millonarios aficionados a los chanchullos financieros, es un buen tipo y un político profesional.

Pero no le perdonan lo que el analista Ari Shavit resumía en el diario Haaretz como su "falta de sustancia": "No tiene ninguna visión genérica y global de la realidad. No tiene principios estructurales. En suma decía no tiene corazón, y una persona así no puede navegar hacia la paz, ni resistir una guerra. No tiene Tablas de la Ley. No sabe de donde vino y a donde va. Por eso hoy puede decir lo contrario de lo que dijo ayer, sin mover una pestaña. Alguien sin autoridad moral no puede ser un líder en un tiempo crucial".

Por esa "falta de sustancia", Olmert puede ser perfecto para ver un partido del Beitar, un padre ejemplar, diputado eterno desde 1973, cuatro veces ministro, alcalde de Jerusalén diez años, pero su sitio no el de primer ministro.