Santa Cruz de Tenerife

La carestía de las materias primas recorta las importaciones de las empresas canarias

Así se desprende de los datos que maneja la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Santa Cruz de Tenerife, cuyos expertos avisan de que "el tijeretazo de la crisis económica no sólo está reduciendo las plantillas, sino que también se está apreciando en los distintos planes de aprovisionamiento empresarial".
EL DÍA, S/C de Tenerife
3/ago/08 1:19 AM
Edición impresa

Las importaciones de productos y materias primas cayeron en Canarias en 53.000 toneladas en los cuatro primeros meses del presente año en comparación con el mismo período de 2007, un recorte de casi el 8% según los datos facilitados ayer por el departamento de Comercio Exterior de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Santa Cruz de Tenerife, cuyos expertos coinciden en admitir que "el tijeretazo de la crisis económica no sólo está recortando las plantillas, sino que también se está apreciando en los planes de aprovisionamiento empresarial".

A pesar de este descenso de las compras, siempre según las cifras facilitadas por la institución cameral, las empresas tuvieron que desembolsar 183 millones de euros adicionales por sus aprovisionamientos. En consecuencia, por menos mercancía pagaron más dinero. Este fenómeno, precisa la Cámara en su nota, ya se empezó a apreciar el año pasado, cuando se detectó una bajada del volumen de compras de más de 115.000 toneladas, a pesar de que la facturación se elevó en más de 280 millones de euros (un 6,15%).

Del informe de la Cámara de Comercio se desprende, además, que las compras al extranjero de productos y materias primas pasaron de 2,9 millones de toneladas en los cuatro primeros meses de 2006 a 2,4 millones en el mismo período de 2007. El coste de todas estas compras subió un 7%, con lo que se confirma el encarecimiento de estas partidas. En 2008, la situación, lejos de mejorar, ha empeorado. La llegada de mercancías y de bienes destinados a la elaboración de productos finales (insumos) descendió un 7,58%, pero el precio de las mismas aumentó un 9,18%.

Ante este panorama, las compañías isleñas han recurrido al mercado nacional donde, en conjunto, las compras aumentaron en 131.000 toneladas en los cuatro primeros meses de 2008 debido a unos precios más ventajosos. De esta manera, el volumen de compras a la Península creció un 6,34%, mientras que su coste sólo se encareció un 1,72%.

Conscientes de esta situación, desde la Cámara de Comercio se está trabajando conjuntamente con la Asociación Española de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos (Aerce) para mejorar el sistema de gestión y aprovisionamiento de stocks de las empresas canarias. No se trata de una cuestión baladí, subraya la institución en su nota, en la que precisa que el 67% de la facturación de las pymes se destina a comprar materias primas y a contratar servicios, lo que supone el 75% del gasto de las compañías.

Cuenta de resultados

La buena gestión de las compras y los aprovisionamientos en una empresa son fundamentales en su cuenta de resultados, ya que la adquisición de bienes y servicios es el factor de más peso en la formación de los costes de una compañía, por encima de los de personal o los fiscales. De hecho, apunta la promotora de Aerce en Canarias, Ana María Escuder Martín, "un buen plan de aprovisionamiento es fundamental, porque un simple ahorro del 5% en las compras puede incrementar los beneficios empresariales en más del 30%".

Por eso, destaca Escuder, la Cámara de Comercio, en colaboración con Aerce, ha incluido esta materia en su amplio programa formativo. En los distintos seminarios que se incluyen en el Programa de Formación de la Cámara se instruye en el aprendizaje de técnicas que permitan al departamento de compras de las empresas reaprovisionarse eficazmente y optimizar su stock. Además, se enseña a reconocer la implicación del valor de las existencias en la rentabilidad de la empresa, cuantificar los niveles del inventario y controlar el stock.

Otra de las medidas que la Cámara está impulsando para optimizar los resultados de los departamentos de compras de las empresas es fomentar la cooperación empresarial mediante el establecimiento de consorcios o centrales de compra en un ámbito de actividad determinado. Con ello las pymes pueden adquirir una capacidad de negociación ante terceros equiparable a la de los grandes grupos internacionales. Los sectores que en Canarias se han agrupado bajo esta fórmula son la alimentación, electrodomésticos, ferretería, farmacia, textil y papelería.