Santa Cruz de Tenerife

Las pulseras para maltratadores se utilizarán en toda España en 2009

EUROPA PRESS, Madrid
2/ago/08 2:01 AM
Edición impresa

El delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente Acosta, afirmó ayer que el sistema electrónico de pulseras que localizan a los agresores de violencia machista se podrá implantar en todas las comunidades autónomas "a principios del próximo año", si el proceso administrativo "sigue los cauces habituales". Acosta participó en los Cursos de Verano de la Universidad Complutense en San Lorenzo del Escorial, con la ponencia "Violencia de género y medios de comunicación: información y prevención".

Por el momento, las pulseras electrónicas sólo se han implantado en algunas comunidades autónomas, como Cataluña, Baleares y Madrid, por lo que Lorente expresó su deseo de que su disponibilidad sea total "lo antes posible" en todo el territorio nacional.

En este contexto, defendió que todas las medidas dirigidas a la seguridad y protección de la víctima "deben pasar por el control del agresor y no por la huida de la mujer". "No podemos permitir que aumente la victimización a través de una mayor tranquilidad del agresor a costa de la intranquilidad de la víctima", enfatizó.

Por otro lado, en relación a la propuesta del Ministerio de Justicia de Reino Unido de suprimir el cargo de asesinato para mujeres maltratadas, aseguró que esta medida "no se puede aplicar en el Derecho continental de base romana" porque el sistema juzga casos individualizados y no la pertenencia a ningún grupo o circunstancia.

Mientras, explicó que la legislación anglosajona tiene "unas figuras y una estructura completamente diferentes" y que con esta iniciativa se "rompe su jurisprudencia de tradición". El Gobierno británico prevé así eliminar una tradición normativa que data del siglo XVII bajo la que la provocación que constituía un alegato para la defensa del hombre, que escapaba así de la acusación de asesinato en base a la "provocación" perpetrada por la infidelidad de la mujer. En todo caso, señaló que el Ejecutivo español se pondrá en contacto con el Ministerio de Justicia británico para estudiar el texto a través de la "vía habitual", que posiblemente excluya el mes de agosto.

"Cualquier iniciativa que se aborde para tratar la situación de desigualdad debemos conocerla. Nos pondremos en contacto con la embajada para tener esa fuente de información y analizarla más como parte de la biblioteca que tenemos en el Ministerio", explicó.

Por último, Lorente detalló el seguimiento en el ámbito tecnológico que el Ministerio de Igualdad realizará para garantizar unos requisitos básicos, como la detección de cualquier intento de manipulación por parte del agresor.