Santa Cruz de Tenerife

Descubren un nuevo fármaco que frena la muerte neuronal del alzheimer

Investigadores españoles idean un medicamento que podría combatir de manera eficaz los efectos del alzheimer, impidiendo la formación de ovillos neurofibrilares. Se frenaría el grado de demencia sólo en los pacientes que se encuentren en el estado inicial del mal. El tratamiento se administró a 140 personas sanas.
COLPISA, Madrid
2/ago/08 2:01 AM
Edición impresa

El mal de Alzheimer se podrá prevenir, o al menos disminuir sus síntomas. Así lo han asegurado investigadores españoles, que han creado un fármaco que podría combatir de manera más eficaz los efectos de la enfermedad del olvido. El compuesto español, obra del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y Neuropharma, impediría la formación de ovillos neurofibrilares, uno de los causantes de la enfermedad. Los primeros resultados, probados en fase preclínica en diferentes modelos animales demuestran que es capaz de frenar el grado de demencia de una enfermedad que tiene 26 millones de afectados en todo el mundo.

El fármaco entrará en los próximos meses en la fase II de su ensayo y solo causaría efecto en pacientes en estado inicial de la enfermedad. El estudio fue avalado después de que se administrara a 140 voluntarios sanos con resultados favorables.

"Si la investigación concluye con éxito, estaríamos ante un fármaco modificador de la enfermedad de alzheimer que frenaría el proceso de muerte neuronal asociado a la patología y, por consiguiente, el deterioro cognitivo que lo acompaña", afirmó Ana Martínez, investigadora que dirige el equipo del CSIC.

El novedoso mecanismo inhibe la enzima encargada de la formación de ovillos neurofibrilares, que se forman en el interior de la célula nerviosa hasta acabar destruyéndola. Estos ovillos distorsionan la arquitectura de los neurotúbulos y microfilamentos de las neuronas hasta el punto de impedir el flujo entre axones, las conexiones que unen las células nerviosas entre sí. Además de evitar la formación de ovillos, el compuesto reduce la placa amiloide, otro de los elementos que caracterizan a la enfermedad y sobre el que muchas investigaciones se centran.

Y no sólo desde España se buscan modos para combatir la patología. Investigadores de la Universidad de Aberdeen (Escocia), presentaron en las últimas fechas el Rember, una droga experimental que ha sido administrada a 321 pacientes, todos con un alzheimer moderado, y que ha sorprendido con su eficacia a los propios investigadores. Los afectados por la enfermedad fueron divididos en cuatro grupos, uno de control, que tomó placebo, y otros tres a los que administraron tomas de 30, 60 o 100 miligramos del medicamento. Se siguió su evolución, controlando la severidad de la demencia a las 24 y las 50 semanas de tratamiento, con lo que se pudo ver que el deterioro cognitivo de los pacientes que tomaron 60 miligramos era significativamente menor.

Las dos investigaciones tienen como objetivos la mejoría del rendimiento cognitivo, la reducción de los depósitos de amiloide y TAU y la disminución de la neuroinflamación y de la pérdida neuronal. Asimismo, como señala Ana Martínez, atestiguan "la importancia que está cobrando la línea de investigación en torno a la proteína TAU", elemento que interviene en la formación de los mencionados ovillos neurológicos.