Santa Cruz de Tenerife
POLÍTICA

Cuentas rezagadas

Los ayuntamientos de Buenavista y Los Silos son los únicos de la comarca norteña que no han aprobado aún el presupuesto de 2008, aunque no por eso los demás han quedado exentos de críticas.
Á.M., Puerto de la Cruz
2/ago/08 2:01 AM
Edición impresa

En teoría, y con la ley de Haciendas Locales en la mano, lo ideal es que los ayuntamientos aprueben los presupuestos al final del año anterior o a principios del ejercicio vigente. Sin embargo, la tónica habitual en muchos casos durante los últimos lustros ha sido retrasarse hasta más de seis meses, con las consiguientes críticas de la oposición o el temor a que se tengan que prorrogar las cuentas del ejercicio que expira. Esta tendencia ha ido cambiando en los últimos años en la comarca del Norte y cada vez son más los consistorios que aprueban sus cuentas en los primeros meses del año en curso. Cuando ya se ha entrado en el mes con mayor paralización por las vacaciones, sólo Buenavista y Los Silos quedan por disponer de presupuesto de 2008. Eso sí, algunos de los que más se apresuraron, como La Orotava, ya han tenido que recurrir a una figura supuestamente excepcional, pero que también se ha convertido en norma en muchos municipios: los reconocimientos extrajudiciales de crédito.

El concejal de Hacienda de Buenavista y probable alcalde, Víctor Lorenzo (PSOE), tras la anunciada renuncia de Aurelio Abreu por su nuevo escaño en el Senado, baja que se producirá a finales de año, resta importancia a la tardanza de su gobierno en la elaboración y aprobación de las cuentas de este año. Según barrunta, todo apunta a que la localidad dispondrá de nuevo presupuesto en el mes de septiembre y que se basará en la continuidad respecto a las partidas aprobadas en 2007, con lo que se demuestra que la crisis no sólo provocará un presupuesto estatal austero, sino que esta apuesta se extenderá a los municipios, algunos de los cuales llevan muchos años sin cuentas excesivamente expansivas.

En el caso de Los Silos, y según señala el edil del área, el también socialista José Gregorio Pérez, el presupuesto de este año se aprobará probablemente en unas dos semanas. El concejal prefiere no dar muchos detalles del mismo, aunque resulta poco probable que se produzca un aumento excesivo respecto al vigente.

La aprobación de presupuestos durante el año anterior no garantiza estabilidad económica. La Orotava tuvo que recurrir hace unos meses al mayor reconocimiento extrajudicial de crédito de su historia, unos 5,2 millones de euros, después de respaldar un proyecto económico que, de antemano, se sabía insuficiente, ya que suponía una reducción del 10%.

Durante el último pleno orotavense, se debatió el informe del interventor en el que se critica, con dureza pero realismo, según reconoce el propio edil de Hacienda, Juan Dóniz (CC), el gasto del más del 90% de las partidas previstas para áreas como Fiestas, Urbanismo o Promoción Cultural. Eso sí, y según subrayó en la sesión plenaria el propio Dóniz, el gobierno villero confía en que el déficit de 1,5 millones que se prevé acabe convirtiéndose en superávit al final de año con el remanente de tesorería, los 2,25 millones de euros pendientes de cobrar por la urbanización Lercaro y lo que dé el 10% de aprovechamiento medio de este enclave y la unidad de actuación de La Playita, en la parte baja del municipio. Además, se muestra también convencido de que el próximo reconocimiento extrajudicial será mucho más bajo que el de este año.