Santa Cruz de Tenerife

Fallece en Olot un bebé de 25 días en el interior del maletero de un coche

El suceso ocurrió por un descuido de los padres, según la información desvelada ayer por parte de los Mossos d'Esquadra. Al parecer, la víctima quedó encerrada y, supuestamente, murió por asfixia, después de que sus progenitores hicieran un viaje de una hora en vehículos distintos hasta que se percataron del hecho.
EFE, Barcelona
1/ago/08 1:56 AM
Edición impresa

Un bebé de tan solo 25 días falleció en la madrugada de ayer en Olot (Girona) tras quedar encerrado en el maletero del coche familiar, al parecer debido a un descuido de sus padres, según informaron a Efe fuentes de los Mossos d'Esquadra.

Los hechos ocurrieron al filo de la pasada medianoche cuando, según parece, el padre de la criatura introdujo en el maletero del vehículo una canastilla sin percatarse de que el bebé se encontraba en el interior.

Una vez llegado a su destino, tras casi una hora de recorrido, los padres se dieron cuenta del error al encontrar al bebé inconsciente en su canastilla, por lo que le llevaron hacia las 00:45 horas hasta el hospital Sant Jaume de Olot, donde únicamente pudieron certificar el fallecimiento del pequeño, probablemente por asfixia.

Según las mismas fuentes, el padre y la madre, que tienen gemelos, hicieron el viaje en vehículos distintos y, tras un recorrido de casi una hora, llegaron a su domicilio, situado en una población de la comarca gerundense de La Garrotxa, donde se dieron cuenta de su fatal descuido.

Al parecer, la confusión se produjo debido a que el padre pensaba que el bebé fallecido viajaba adecuadamente en el coche conducido por la madre.

Los Mossos d'Esquadra iniciaron una investigación, si bien, según las mismas fuentes, la principal hipótesis del caso es que todo se trató de una "terrible desgracia", por lo que inicialmente no hubo detenciones. Por su parte, fuentes del Departamento de Acción Social y Ciudadanía señalaron a Efe que la familia de la víctima es estructurada y "perfectamente socializada" y que no estaba en seguimiento de los Servicios Sociales ni de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Dgaia).

De hecho, la Dgaia no ha retirado a los padres la tutela del otro bebé, aunque un asistente social está estudiando el entorno familiar para determinar si los progenitores pueden seguir haciéndose cargo del pequeño.

Cautela

En cualquier caso, desde la conselleria se apunta, al igual que desde los Mossos, a que la muerte del recién nacido es fruto de un "trágico incidente", según las primeras informaciones de que dispone el departamento, que pidió que se aborde el tema con "cautela", hasta disponer de los resultados definitivos de la investigación.

En tan sólo quince días dos bebés, uno de dos años y un recién nacido de 25 días, han muerto en España en el interior del coche familiar tras permanecer varias horas encerrados por olvido o descuido de sus padres.