Santa Cruz de Tenerife

Un experto critica la dieta que se ofrece en los comedores escolares

EUROPA PRESS, Las Palmas
1/ago/08 1:55 AM
Edición impresa

El presidente de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), Javier Aranceta, criticó la "incongruencia" entre lo que se explica en las aulas sobre nutrición con lo que se ofrece en muchos comedores escolares, que, a su juicio, "reducen su acción a un mero servicio hostelero".

Estos puntos de vista los aportaba Aranceta en la Universidad de Verano de Maspalomas, en el municipio grancanario de San Bartolomé de Tirajana, según informó la institución en un comunicado, en el transcurso de su intervención recogida dentro del marco del curso "La obesidad y la nutrición en Canarias: ¿Soluciones a la carta o menú para todos?".

Aranceta abogó por la integración de los comedores escolares en los proyectos educativos de los colegios "dada la importancia de un servicio al que se acoge una gran parte de la población escolar desde los 3 años, durante nueve meses al año".

En este sentido, continuó la nota, el presidente de la SENC cuestionó el hecho de que una empresa de catering o un cocinero establezcan criterios sobre el menú escolar "cuando se trata de un servicio institucional que se da a una población vulnerable". Se trata, a su juicio, de una labor que debe de ser encomendada a los profesionales de la salud.

Por otro lado, Aranceta hizo hincapié en los aspectos negativos que "representa" para los escolares que el comedor esté ubicado en salones multiusos "poco confortables y con alto nivel de ruido", y a que no se conceda el tiempo necesario para comer de forma adecuada o que se permita la realización de actividades físicas sin el reposo adecuado.

"El comedor escolar debe ser", continuó, "un servicio con aporte nutricional acorde a las etapas evolutivas y a las necesidades especiales de sus usuarios, que enseñe formas de comportamiento en la mesa, que sea marco de socialización", así como taller de actividades extraescolares para el alumnado y sus familias.

En cuanto a la existencia en centros escolares de máquinas expendedoras de alimentos y bebidas, señaló que "deberían estar prohibidas".