Santa Cruz de Tenerife

Un baño casi imposible

El precinto de la playa de Los Primas, debido a las obras en la vía de acceso, actualmente paralizadas, ha generado malestar vecinal al considerar que si existe riesgo, debían haberse tomado otras medidas restrictivas.
J. FEO, Arico
29/jul/08 7:06 AM
Edición impresa

Un gran malestar han generado entre vecinos del Porís de Abona (Arico) las obras de reconstrucción del acceso a dicho núcleo costero, actualmente paralizadas por orden judicial debido a una denuncia presentada en los juzgados, ya que una parte de la playa se ha precintado al baño como consecuencia de las actuaciones.

Explican que la parte del litoral que se encuentra cerrada, "que se llama Los Primas, es por miedo a que caiga alguna piedra" de la zona de obra al estar este tramo de calzada más alto que la costa, pero "curiosamente la calle del frente marítimo, que está junto a la playa, esta abierta al tráfico y muchos niños juegan" por este lugar.

La situación "es incomprensible porque si hay riesgo, el riesgo es para todos, no sólo para el que está bañándose o tomando el sol", aseveran residentes, quienes consideran que esa medida "sólo se ha tomado para perjudicar a las personas mayores, al ser el mismo un lugar de encuentro".

Manifiestan que "en el Porís de Abona no tenemos piedras voladoras que alcancen la playa" al estimar que existen "barreras" suficientes para que las mismas no lleguen al espacio que actualmente se ha precintado para el baño.

"Ahora precisamente no caerán piedras porque los trabajos se encuentran paralizados, por lo que menos razón tiene que esta parte de la playa" se encuentre con un vallado que imposibilita su acceso, comentan.

Ante la situación, reclaman al gobierno municipal de Arico que actúe firmemente y lleve a cabo cuantas negociaciones sean necesarias para que se proceda a la retirada de las barreras, "con el objetivo de poder utilizar esta zona de baño".

Otro asunto que preocupa a los vecinos es que los trabajos de reconstrucción del acceso al Porís de Abona se encuentran paralizados por orden judicial y temen que su finalización se retrase mucho en el tiempo, por lo que exigen a las autoridades locales y a las del Cabildo que negocien con la persona que ha puesto la denuncia con el objetivo de solucionar el problema.

Paralelamente, manifiestan que la nueva salida del barrio a la autopista, que se ha llevado a cabo como medida provisional, "no resuelve y cuando, por ejemplo, queremos desplazarnos a Santa Cruz tenemos que llegar hasta Abades y desde ese lugar hacer el cambio de sentido correspondiente, con el consiguiente problema y gasto de combustible que ello ocasiona".

Además, estiman que este problema se agravaría en el "caso de que sea necesario desplazar a un enfermo a los hospitales" situados en el área metropolitana, "pues se estaría perdiendo un tiempo de oro y que podría suponer la muerte".

Por estos motivos, también reclaman que se hagan unos accesos "en condiciones, aunque los mismos sean provisionales" para evitar los muchos inconvenientes que en la actualidad se están registrando.

Así, expresan que con "un poco" de voluntad política se podría hacer mucho en ambas cuestiones que denuncian los vecinos al considerar que los esfuerzos llevados a cabo hasta la fecha tanto por el Ayuntamiento ariquero como por el Cabildo de Tenerife han sido claramente insuficientes para solventar un "problema que ya se prolonga más de tres meses" y que no hay indicios que se resuelva en un corto espacio de tiempo.