Santa Cruz de Tenerife

Turquía acusa al PKK de los 17 muertos que causó el atentado de Estambul

El ilegal Partido de los Trabajadores de Kurdistán negó ayer ser responsable del ataque, mientras que hasta anoche nadie había reclamado aún la autoría del ataque terrorista. El gobernador de la ciudad, Muammer Güler, apuntó al PKK como autor de los hechos y destacó que buscó "causar el mayor número de víctimas".
EFE, Estambul
29/jul/08 7:06 AM
Edición impresa

Amplios sectores de la política y prensa turca acusaron ayer al separatismo kurdo del doble atentado con bombas del domingo en Estambul, con 17 muertos y unos 150 heridos, aunque el ilegal Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) negó ser responsable.

Hasta la noche de ayer nadie había reclamado aún la autoría del ataque terrorista sucedido en el barrio obrero de Güngören, en la parte europea de la metrópolis.

El gobernador de Estambul, Muammer Güler, apuntó al separatismo kurdo, concretamente al PKK, como autor de los hechos, y destacó que los atacantes buscaron "causar el mayor número de víctimas". Tras ser preguntado sobre si el PKK estaba detrás del atentado, Güler afirmó ayer que "parece tener relación con la organización separatista".

Entre los 154 heridos hay una decena que se encuentra en estado grave, mientras que entre los fallecidos hay cuatro niños.

Los responsables del atentado colocaron primero una bomba de baja intensidad para atraer a la gente y, sólo diez minutos más tarde, hicieron explotar el segundo artefacto, de mucha más fuerza.

"El terrorismo no distingue raza, religión o sexo. Por eso debemos estar unidos, ser solidarios y aislar a la organización terrorista", manifestó ayer el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, quien suspendió el consejo de ministros y viajó a Estambul a rendir un homenaje a las víctimas.

Eso sí, el jefe de Gobierno se negó a dar el nombre de la organización terrorista que pueda estar detrás de los atentados, "para no hacerle propaganda", y prometió informar a la sociedad sobre el estado de las pesquisas.

Pero los seguidores que le rodeaban no cesaron de gritar: "¡Abajo el PKK!¡Abajo el PKK!", en referencia a la organización armada PKK, a la que también la prensa acusó de ser autor de la matanza.

El diario turco Hurriyet tituló ayer "Masacre de civiles del PKK", mientras que el rotativo Sabah, cercano al gobierno islamista moderado, asegura "Conocemos a los asesinos", en directa referencia al grupo separatista kurdo.

También el líder de la oposición, el nacionalista laico Deniz Baykal, se apuntó a la tesis de la autoría del PKK e invitó a los ciudadanos a protestar contra el atentado.

Fuentes de la Policía señalaron que "todo indica" que el ataque fue perpetrado por el PKK y destacaron que "no sería la primera vez" que el PKK hace estallar una bomba de escasa potencia en la calle, para detonar una gran bomba minutos más tarde.

Deliberación del TC

Por otra parte, el Tribunal Constitucional de Turquía comenzó ayer a deliberar sobre el proceso de ilegalización del gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, por actividades contra el laicismo.

La resolución judicial, que podría quedar sólo en sanciones económicas, puede hacerse pública en cualquier momento, aunque los analistas turcos creen que el momento más probable para ello se sitúa en las dos primeras semanas de agosto.

Los magistrados dedicarán todo su tiempo a este proceso y examinarán "sin pausa" los argumentos de las partes, aunque ello signifique limitar las vacaciones judiciales, que comienzan el 1 de agosto, explicó el vicepresidente de la corte, Osman Paksüt.

El 14 de marzo, el Fiscal General del Estado, Yalçinkaya, solicitó al TC la ilegalización del AKP, bajo la acusación de que se ha convertido "en un centro de actividades antilaicas".