Santa Cruz de Tenerife

La cúpula militar conoce sobre el terreno la labor de la misión de Líbano

El nuevo jefe del Estado Mayor de la Defensa continúa con su programa de visitas "sorpresa" a los destacamentos españoles en el extranjero. El contingente desplazado a Líbano es el más numeroso de las misiones que realiza el Ejército en el exterior. El general Rodríguez aplaude su "esfuerzo" en pro de la paz.
EFE, Marjayún
28/jul/08 6:56 AM
Edición impresa

Un día después de visitar la misión en Afganistán, el jefe del Estado Mayor de la Defensa española (Jemad), el general José Julio Rodríguez, y el resto de su cúpula militar recalaron ayer en Líbano para conocer de cerca la labor de las tropas que España tiene en el país y agradecer sus esfuerzos por la paz.

También sin aviso previo por razones de seguridad -como ocurrió con su desplazamiento a territorio afgano- recorrieron las instalaciones de la base "Miguel de Cervantes", situada en Marjayún (en la frontera entre Israel y Líbano) y que alberga la misión española que cuenta con mayor número de integrantes (1.100).

El nuevo Jemad, quien tomó posesión de su cargo el pasado lunes, eligió esta base como segundo destino para hacer realidad su anuncio del pasado jueves, en una videoconferencia con los mandos de las misiones en el exterior, de que los vería sobre el terreno muy pronto.

El sábado fue el turno de las ubicadas en las localidades afganas de Qala i Naw y Herat, y ayer, a su regreso del país asiático, el general Rodríguez conoció detalles de la tarea que se desarrolla en Líbano.

En este país, los militares españoles integran la operación "Libre Hidalgo", que forma parte de la Fuerza Interina de las Naciones Unidas en Líbano (Finul) y que vela por la paz tras la guerra declarada por Israel contra la guerrilla chií de Hizbulá en el verano de 2006.

Los detalles sobre el momento actual de la misión se los ha expuesto en una reunión a puerta cerrada el general Juan Bautista García, jefe de la brigada allí desplazada, que acompañó a la cúpula militar en su recorrido por la base.

Momentos antes de compartir una comida con la tropa, el general Rodríguez se dirigió a los integrantes de la misión para agradecerles el esfuerzo que están haciendo en favor de la paz y elogiar el compromiso que están demostrando.

Previamente, el Jemad recibió los honores de ordenanza, pasó revista a las tropas y, junto al resto de autoridades militares, se fotografió con los miembros del contingente y presenció un desfile en la plaza central de la base, donde se ubica un monumento en recuerdo a los miembros de las misiones en Líbano que han perdido la vida.

Desde que España se hizo cargo de ella, han sido siete los militares que han muerto. Seis -tres de ellos de origen colombiano- fallecieron el año pasado tras un ataque premeditado contra el vehículo blindado en el que viajaban cerca de la ciudad de Jiamen, y un cabo también nacido en Colombia murió en junio al volcar el BMR en el que se desplazaba.

Los jefes militares recorrieron las instalaciones de la base de Marjayún, entre ellas los dormitorios de los soldados, el gimnasio y uno de los diecinueve refugios repartidos por la base para acoger, en caso de necesidad, hasta a 1.300 personas.

Además, en las instalaciones de la ONU hay 150 militares de otros seis países: Nepal, Indonesia, Malasia, China, Polonia y la India. Actualmente, el contingente español está constituido, en su mayoría, por personal procedente de la Brigada de Infantería Ligera "Rey Alfonso XIII" de La Legión.

Después de cuatro meses de presencia en Marjayún, este destacamento será relevado a primeros de agosto por integrantes de la Brigada de Caballería de Castillejos II, con base en Zaragoza, que coincidirán durante su estancia en Líbano con cuarenta militares que enviará próximamente El Salvador.

En el marco de la operación "Libre Hidalgo" se realizan unas 1.500 patrullas mensuales, la mitad de ellas durante la noche.

Tras su visita a la base "Miguel de Cervantes", los mandos militares regresaron en helicóptero a Beirut para volver posteriormente a Madrid tras una maratoniana gira de tres días.

Además de las misiones en Afganistán y Líbano, el viaje ha incluyó ayer una visita al destacamento que España tiene en Kirguizistán y que sirve de apoyo a las tropas que operan en territorio afgano.

Próximamente, tal y como anunció en su videoconferencia de la pasada semana, el nuevo jefe de Estado Mayor de la Defensa tiene intención de proseguir con sus visitas al resto de misiones españolas en el exterior.