Santa Cruz de Tenerife
AFGANISTÁN

Fuerzas de la OTAN y la Policía abaten a más de 50 insurgentes

EFE, Kabul
28/jul/08 6:56 AM
Edición impresa

La Policía afgana, apoyada por tropas y aviación de la OTAN, repelió el ataque de un centenar de insurgentes infiltrados en la provincia de Jost desde la vecina Pakistán y dio muerte a más de 50 de ellos, aseguraron ayer fuentes oficiales.

En el ataque talibán, la Policía afgana perdió a dos de sus agentes y otros cuatro resultaron heridos, informó a Efe el gobernador provincial, Arsala Yamal. "Anoche, un gran número de militantes talibanes emboscó un vehículo de la Policía en la localidad de Spira y mató a dos policías e hirió a cuatro", precisó.

La Policía afgana "pidió de inmediato apoyo aéreo de la OTAN", que bombardeó el área, en un ataque en el que murieron entre 50 y 80 de los talibanes, según Yamal.

En un comunicado, la fuerza ISAF que comanda la OTAN en Afganistán confirmó que habían repelido el ataque de un centenar de insurgentes en Spira y añadió que la cifra de talibanes muertos es "de dos dígitos".

Los talibanes, según la ISAF, emplearon fuego de arma corta y granadas en su ataque a la Policía. En el contraataque, "las unidades de la Policía afgana y de la ISAF rodearon a los insurgentes y pidieron apoyo aéreo, consistente en fuego de ametralladora pesada desde helicópteros", según la tropa internacional.

"Algunos insurgentes intentaron ponerse a cubierto en un edificio cercano, que los helicópteros atacaron con misiles", dijo la ISAF, para añadir que los enfrentamientos continuaron hasta primera hora de la mañana de ayer.

El portavoz talibán Qari Yusif Ahmadi, por su parte, confirmó los combates pero desmintió a Efe la cifra de muertos ofrecida por Yamal y también que los insurgentes fueran repelidos. Según la versión de Ahmadi, los talibanes "capturaron el cuartel general distrital" de Spira.

Bases en Pakistán

El gobernador mantuvo que el grupo había entrado en Afganistán desde la vecina Pakistán, hacia donde huyeron -dijo- una docena de los atacantes.

Tropas norteamericanas de la ISAF están desplegadas en la provincia de Jost, que hace frontera con la región tribal de Waziristán del Norte, una de las más conflictivas de Pakistán.

Este mes, las fuerzas de seguridad afganas y las tropas norteamericanas se han enfrentado en varias ocasiones con grupos de infiltrados desde Pakistán, en combates que han dejado decenas de muertos.

El azote de la insurgencia en Jost y otras provincias fronterizas con Pakistán ha llevado al Ejército afgano a emprender una ofensiva que comenzó en Ghazni y Paktika y se va a extender a Jost y Paktia.