Santa Cruz de Tenerife

La Corte de Arbitraje ha resuelto 329 conflictos por alquileres en Canarias

Más de 8.400 contratos suscritos en las Islas incluyen ya el impreso de Garantía de Alquiler, un sistema de mediación que agiliza los trámites y abarata los costes en caso de que se produzca un problema entre el propietario y el inquilino. La mayoría de los casos están relacionados con el impago de la mensualidad.
J.R. HERNÁNDEZ, Tenerife
28/jul/08 6:55 AM
Edición impresa

Un total de 329 conflictos entre propietarios e inquilinos han sido resueltos en Canarias a través de la Plan Nacional de Alquiler Garantizado (PNAG) de la Corte de Arbitraje Económico de Derecho y Equidad, desde su implantación en las Islas, en 2005, hasta marzo de 2008.

El 94% de los casos que fueron tramitados por este organismo, es decir 310, estuvieron motivados por la falta de pago de la mensualidad, mientras que apenas 9 correspondieron al impago de gastos por suministros, 8 por daños en el inmueble o en sus enseres y 2 por la realización de obras no consentidas.

De esta manera el Archipiélago se sitúa como la sexta comunidad autónoma con mayor número de reclamaciones atendidas satisfactoriamente, un listado que encabeza Madrid con 1004, seguida de Andalucía (962) y Cataluña (865).

En el desglose por provincias, en Santa Cruz de Tenerife han llegado hasta la Corte de Arbitraje 120 casos de los cuales 113 estuvieron motivados por falta de pago, dos por daños en el inmueble o en sus enseres, tres por impago de gastos por suministros y otros dos por obras no permitidas, mientras que en Las Palmas 197 fueron por no abonar la cuantía de la mensualidad, seis por daños ocasionados en la vivienda arrendada y otros tantos por no efectuar el pago de los gastos por suministros.

La Garantía de Alquiler, que se puso en marcha en España hace cuatro años, es uno de los cinco sistemas arbitrales que en la actualidad tramita la Corte de Arbitraje española, tanto en el sector inmobiliario como en el del comercio, a los que, en breve, se le sumarán otras áreas como los seguros o el ámbito financiero, del que se pueden beneficiar desde particulares, hasta empresas o instituciones públicas.

La opción de recurrir a la justicia arbitral en lugar de la ordinaria permite agilizar y simplificar los trámites burocráticos, así como el periodo de resolución de los problemas.

Del mismo modo, se consigue abaratar los costes, se gana en comodidad y confidencialidad, ya que no es necesario desplazarse a ninguna dependencia judicial ya que los procedimientos se realizan por escrito y los datos de las partes intervinientes son privados, mientas que en la justicia ordinaria son públicos.

A su vez, se trata de tribunales especializados. A modo de ejemplo, existe uno exclusivamente para asuntos relacionados con los arrendamientos, otro para problemas de comunidades de propietarios, etcétera.

Impreso adjunto

Para incorporarse al PNAG, a través del cual se garantiza el cumplimiento de todas las cláusulas incluidas en el contrato suscrito entre el propietario y el arrendatario, basta con adjuntar un impreso de garantía arbitral, tanto en el momento inicial de la redacción del documento o incluso a posteriori, si están de acuerdo ambas partes, y rellenar los campos sobre los que se desea que, llegado el caso, la Corte de Arbitraje les preste cobertura legal.

En caso de que alguno de los dos tenga alguna queja, simplemente se debe enviar una reclamación y las alegaciones pertinentes por escrito y en un plazo aproximado de un mes se emitirá una resolución por el árbitro asignado.

En la actualidad existen en España más de 270.000 contratos de alquiler que incluyen la Garantía de Alquiler, de las que 8.405 corresponden a Canarias (3.635 en Santa Cruz de Tenerife y 4.770 en Las Palmas).

El 48% de las inmobiliarias del país están adheridas a este sistema, mientras que en el Archipiélago son 105 las oficinas que están homologadas por la Corte de Arbitraje, 62 de ellas en las islas occidentales y 43 en las orientales.