Santa Cruz de Tenerife

Vecinos de Acorán rechazan la antena ubicada en un geriátrico

Residentes en la calle Mayantigo de esta zona del Suroeste creen que este artefacto para móviles de tercera generación "incumple la ordenanza municipal, el PGO vigente del 92 y el Reglamento nacional de emisiones radioeléctricas".
J. D. MÉNDEZ, S/C de Tfe.
27/jul/08 0:50 AM
Edición impresa

Un grupo de vecinos de la calle Mayantigo, en Acorán, dentro del distrito Suroeste, muestran su rechazo a una antena de telefonía para móviles de tercera generación instalada en la azotea de un centro geriátrico del que sus viviendas apenas están separadas por unos metros. Lo hacen tanto por "razones de incumplimiento de la normativa" como de "posibles riesgos para nuestra salud".

Los portavoces de estos vecinos explican que "en enero comenzaron a instalar esta antena para tecnología UMTS, superior a la GSM, habitual hasta ahora, sobre el centro de la tercera edad Acorán. Los operarios no tenían ropa que los identificara con ninguna empresa, al igual que los vehículos, y a nuestras preguntas nos dijeron que la obra era para instalar aire acondicionado".

Los afectados añaden que "aseguran que está mimetizada porque es del mismo color que el edifico y con apariencia de chimenea, pero está montada sobre la caja de la escalera porque es enorme y va contra el PGO vigente, el del año 92, las ordenanzas municipales, aunque el nuevo Plan General lo contempla, y del reglamento nacional de emisiones radioeléctricas".

Estas personas calculan en unos 50 los afectados directos, muchos niños. La primera actuación fue llamar a la Policía Local, que pidió la licencia de obra y al no tenerla la pararon. Pero luego continuaron, ya con licencia. El pasado 15 de mayo "nos reunimos con la concejala de Urbanismo, Luz Reverón, quien se comprometió a investigar de oficio y presentamos un escrito con todos los incumplimientos. La edil nos propuso dirigirnos a Sanidad, pero no lo entendemos porque el Gobierno de Canarias, pese a tener las competencias, no se ha definido nunca sobre el tema".

Sin resultado.- Las fuentes indican que "nos reunimos con los directores generales de Comunicaciones y Sanidad, sin sacar nada en claro porque no nos dieron respuesta como no la da el Gobierno pese a la presentación por Los Verdes en 2006 de una iniciativa en el Parlamento, respaldada por 26.000 firmas, pidiendo la regulación de estas antenas".

Insisten en que "no es una antena sino una instalación sofisticada y de alta potencia que puede pesar tonelada y media, con equipos auxiliares eléctricos. Los móviles convencionales no tienen cobertura y los de tercera generación sí".

"El objetivo es el lucro y los dos propietarios anteriores se negaron como en otras comunidades cercanas. No se entiende cómo el tránsito de las ambulancias para los pacientes lo realizan en la vía pública y en un carril de circulación y luego permiten esto", aseguran estas fuentes vecinales.

Última reunión.- La última referencia fue "la reunión del pasado 4 de julio en el local de la AAVV El Molino convocada por la concejala. Allí se nos intentó convencer de que las antenas son inocuas para la salud con un invitado, Francisco Vargas Marcos, que buscó rebajar nuestra percepción del riesgo. Pero qué credibilidad podemos tener cuando se desoye el informe para el Ministerio de Sanidad de un comité de expertos, que coordina este mismo señor, y recomienda evitar la instalación de antenas cercanas a espacios sensibles como escuelas, centros de salud o áreas de recreo".

Acabaron indicando los vecinos que "la percepción de riesgo en la salud se puede medir. Hay países con una legislación más restrictiva que España e, incluso, comunidades como Castilla-La Mancha. Pedimos que se aplique ya el principio de precaución porque se están anteponiendo los intereses comerciales a la salud".