Santa Cruz de Tenerife

Jennifer Torres Ravelo, elegida romera mayor de las fiestas de La Esperanza

La plaza del Adelantado fue desbordada por el público y la velada de elección de la belleza de la mujer esperancera superó todas las previsiones, gracias a la excelente dirección de la misma por parte de Juan Carlos Armas, que hizo una magnífica obertura con bailes mejicanos y efectos de luz y fuegos artificiales.
EL DÍA, S/C de Tenerife
27/jul/08 0:50 AM
Edición impresa

Lleno absoluto es el que se registró la gala de elección de la romera mayor de La Esperanza, que sobresalió por su elegancia, magnífica obertura dedicada a Méjico por parte del director de la velada, Juan Carlos Armas, y la calidad de los artistas participantes, sin olvidar la belleza de las siete jóvenes aspirantes al título de romera mayor de las fiestas.

La Villa amaneció ayer con un nombre propio, el de Jennifer Torres Ravelo, que resultó elegida romera mayor. La joven candidata se presentó en representación de la localidad de Llano del Moro, y fue la primera de la noche en pisar el escenario. Estará arropada a lo largo de todo un año de ostentación del título, por una corte de damas de honor integrada por Chaxiraxy Díaz Molina, María del Carmen Reyes Pita, Patricia Goretty Díaz Concepción, Noelia Martín Vera, Carolina de Trinidad Sánchez y Sara Rodríguez Raya.

Lo cierto es que, aunque fueron las jóvenes las protagonistas principales de la velada, hubo varios momentos que hicieron brillar con luz propia la elección, como la entrega de un cuadro, realizado por Jorge Pedro Dávila, con el rostro del alcalde de El Rosario, Macario Benítez Gil, pues fue una noche especial para él porque, como resaltó la concejala de Fiestas del ayuntamiento, Ana Hernández Márquez, "hace ya 25 años que Macario Benítez tomó la decisión de que el consistorio llevara personalmente las riendas de las fiestas de la Villa, en honor a Nuestra Señora de La Esperanza. Desde entonces, se trata de la única agenda festiva del municipio que se prepara y organiza exclusivamente desde el ayuntamiento, con la participación de las respectivas concejalías".

También se buscó hueco en el escenario para la entrega de una metopa a Los Sabandeños, que abrieron el reparto de actuaciones con una selección de temas en los que no faltó la alusión al país mejicano, al que iba dedicado la gala, así como diferentes canciones en las que el folclore canario le tendía la mano al folclore latinoamericano. Por sus 40 años haciendo llegar los cantos canarios a los diferentes rincones de la geografía mundial, fue el propio Elfidio Alonso el que recogió de manos del alcalde la distinción de reconocimiento.

Cada verano por parte del ayuntamiento se aprovecha el contexto festivo para estrechar lazos de amistad con otros pueblos, y, en esta ocasión, se quiso que el público espectador pudiera volar con su imaginación a tierras mejicanas. Una labor que recayó en Juan Carlos Armas que, como director de la gala, recibió una lluvia de aplausos por el dinamismo del espectáculo.

Fueron cerca de tres horas de animación que, a pesar del clima de la zona alta esperancera, mantuvo hasta el minuto a miles de personas que desde primeras horas de la tarde ocuparon su posición en la plaza para deleitarse además con las actuaciones de Josefina Alemán y la gran estrella de la noche, Shaila Dúrcal.