Santa Cruz de Tenerife

El único neumólogo del hospital se irá si no mejoran las condiciones laborales

Dice sentirse impotente porque tiene que atender diariamente a los pacientes hospitalizados en planta y sólo a cinco en consulta, cuando la lista de espera en esta especialidad supera los 4.000 usuarios. Hay personas que están esperando a ser atendidas desde 2005 y otras que cuando las llaman ya han muerto.
DIGNA MARTÍN, Breña Alta
8/may/08 10:29 AM
Edición impresa

El único neumólogo que tiene el Hospital General de La Palma para atender a toda la población de la Isla se irá si no cambian las condiciones laborales, ya que ahora mismo lo obligan a pasar planta y a ver sólo a cinco pacientes en consulta cada día, cuando hay más de cuatro mil personas en la lista de espera en esta especialidad, que sigue creciendo sin remedio por la falta de atendimiento. Un ejemplo sangrante de esta situación es que hay pacientes que están esperando para ser atendidos en consulta desde 2005 y otros que cuando los llaman para darles cita han muerto, y no son pocos casos.

José María, que así se llama el neumólogo, explica que en su momento habló con la gerente del hospital y le pidió atender la consulta debido a la sobrecarga asistencial que había, pero, indica, "lo que se me ha dicho es que mi misión es atender la planta fundamentalmente, en la que los pacientes son mayores de 75 años, pluripatológicos, y que no se benefician mucho de un neumólogo, dejando prácticamente la consulta desatendida, con lo que cada vez son más pacientes los que se quedan suspendidos sin cita. Yo ya lo he comunicado y si eso no se resuelve, me iré, porque donde yo soy más eficiente es en la consulta y si lo que se quiere es que haga un trabajo de internista, me marcho".

Ahora mismo, José María sólo atiende a cinco personas por día en consulta, cuando habitualmente se ven 18, insistiendo además en que la lista de espera es enorme porque "si uno mira las listas de primera vez del SCS te dirán que sólo hay 70 pacientes, si pregunta en admisión son mil, pero según las listas que nosotros tenemos, con todas las consultas que se han anulado, ronda los 4.000 o 4.500".

Este profesional de la medicina dice sentirse impotente ante la magnitud que ha alcanzado la lista de espera, tema que, dijo, "quiero solucionar y no puedo", añadiendo que "cuando salgo a comprar al supermercado, hay personas que me paran y me preguntan cuándo las puedo atender porque le han anulado la cita y se encuentran mal. Siempre es así y eso me afecta. Es muy frustrante".

Y es que, sostiene, mientras "yo me dedico a trabajar en planta, donde la media de edad supera los 75-80 años, y estamos hablando de personas que son cardiópatas, con problemas de azúcar, de tensión, problemas respiratorios, a las que yo no les voy a aportar prácticamente nada, luego hay pacientes de las consultas que no se atienden".

En este sentido, contó que "recientemente hemos tenido un problema con una trasplantada pulmonar, que al final la hemos visto, pero ha estado un mes y medio sin ser vista cuando esos pacientes tienen que seguir un régimen estricto de visitas, y tenemos también pacientes con cáncer de pulmón que han estado esperando en su casa sin ser atendidos y otros asfixiaditos en la misma situación".

José María es de Tenerife y no se encuentra mal en La Palma (está trabajando en el hospital desde junio de 2006), pero insiste en que las cosas tienen que cambiar porque "hay un problema en consulta que hay que solucionar, y ahora mismo no se está haciendo porque atendiendo sólo a cinco personas al día no se resuelve el problema". Él se niega a pasar planta y atender a más pacientes en consulta porque no tendría el tiempo suficiente para ver a cada usuario y para hacer las pruebas pertinentes.

"Mi intención siempre ha sido arreglar las cosas y mejorar, por ese me vine a La Palma cuando me llamaron, pero así no se puede, y el problema es que ya los compañeros no quieren venir aquí porque todo son problemas, no hay ningún aliciente y en el contrato no tienes estabilidad. Yo he conseguido tener una interinidad, pero porque me la he ganado, y económicamente no es ninguna cosa, pues con respecto a Tenerife son 300 euros más. No compensa y aquí eres el referente para todos", dijo.