Santa Cruz de Tenerife

31 M: seis años después

La Comisión de La Ladera, El Regente y Las Barranqueras, en San Andrés, entregó en 2004 al ayuntamiento un informe, aún sin respuesta, para conectar todos los barrancos al de El Cercado como forma de evitar otra catástrofe.
31/mar/08 19:49 PM
Edición impresa

Hay un proyecto.- La Comisión de La Ladera, El Regente y Las Barranqueras de San Andrés presentó un proyecto de encauzamiento del barranco de La Ladera en noviembre de 2004 al Ayuntamiento de Santa Cruz y no se ha obtenido respuesta oficial. Dicho informe incluía el encauzamiento del barranco y la posibilidad de construir un emplazamiento para ubicar un aparcamiento de 70 plazas sobre dicho cauce con zona ajardinada en la zona de Los Banquitos (Ladera de San Andrés).

Obsesionados.- En la zona de El Regente los vecinos viven obsesionados cada vez que cambia el tiempo o se acerca el invierno. Nadie se ocupa de limpiar los barrancos, ni tan siquiera el Consejo Insular de Aguas ni Medio Ambiente del Cabildo y los vecinos se preguntan si se espera a que ocurra otra catástrofe. Una queja común a muchos de los afectados por el 31-M es que se han invertido muchos millones en la canalización del barranco de Santos y en los de San Andrés no se ha hecho nada. Concretamente en el de la Ladera, que sólo tiene 205 metros ni se ha limpiado y cada vez que llueve se tiene que "meter una pala a sacar las piedras".

El Regente.- En la zona de El Regente hay unos 90 habitantes y tiene 45 años de historia. Esta zona catalogada como de bancales y asentamiento rural todavía sigue utilizándose para uso agrícola.

Las Barranqueras.- En Las barranqueras, desde 2002 no se ha acoplado el alcantarillado a las viviendas y las aguas fecales van al barranco. El coste no es muy alto, ya que sólo son 300 metros de red a instalar.

CRISTINA ÁLVAREZ, Tenerife

El 31 de marzo de 2002, San Andrés vivió una catástrofe y no lo niegan ni los vecinos ni el ayuntamiento. Lluvias torrenciales arrastraban todo lo que encontraban a su paso y dejaban incomunicados a los vecinos llegando a cobrarse la vida de una persona.

Seis años después, la AAVV El Pescador de San Andrés y la Comisión de La Ladera, El Regente y Las Barranqueras viven con el susto en el cuerpo y una agenda de visitas para que los responsables políticos no se olviden de que en la zona residen seres humanos que no quieren despertarse por la lluvia y tener por sus viviendas.

El 13 de enero de 2008, la asociación vecinal y la Comisión convocaron una concentración en la plaza de Antonio Cova en protesta por el abandono que sufren todos los núcleos poblacionales al ver que no se han reparado ni mejorado las canalizaciones de todos los barranquillos que contactan con el barranco de El Cercado, el principal de la zona.

"No queremos perder nuestra identidad como pueblo luchador y siempre hemos dicho que esta zona es un peligro", comenta un miembro de la Comisión de La Ladera, El Regente y Las Barranqueras.

La solución.- Para los vecinos afectados, que llegan a los cinco mil, la solución es fácil y está muy clara, habrá que moverse para conectar todos los barranquillos a El Cercado y así poder evitar que se inunde ninguna casa ni zona habitada.

La queja.- La principal queja de los afectados alude a que no se han recibido las ayudas prometidas tras el drama del 31-M de 2002 y seis años después todavía se siguen esperando las compensaciones económicas, así como las viviendas en régimen de alquiler o en propiedad a aquellos vecinos que perdieron sus casas por el efecto de las lluvias.