Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Fracasa la moción contra el Gobierno francés por su gestión de la protesta de los "chalecos" leer

La lluvia acorta el recorrido del "Señor de Santa Cruz" por el barrio de El Toscal

La procesión del Cristo de las Tribulaciones partió desde la iglesia de San Francisco, después enfiló por Villalba Hervás y la lluvia la obligó a regresar al templo. A pesar de todo, estuvo arropada por cientos de fieles, que demostraron el auge de un acto que se ha convertido en referente de la Semana Santa chicharrera.
J.D. MÉNDEZ, S/C de Tfe.
19/mar/08 19:40 PM
Edición impresa

La imagen del Cristo de las Tribulaciones, que muy pronto será "Señor de Santa Cruz" administrativamente -aunque ya lo es de hecho en el corazón de los fieles-, no cubrió ayer su recorrido habitual por las calles del barrio de El Toscal, debido a que la fina lluvia que caía sobre Santa Cruz aconsejó acortar el trayecto.

Así, tras salir de la iglesia de San Francisco y tomar Villalba Hervás, enfiló el camino de vuelta al templo por Ruiz de Padrón, acompañada del alcalde Miguel Zerolo y varios concejales de la Corporación municipal, como fue el caso de Hilario Rodríguez, Norberto Plasencia o José Alberto Díaz Estébanez, pero, eso sí, arropada por la devoción de cientos de personas, que demostraron una vez más el auge progresivo de un acto que se ha convertido en referente de la Semana Santa chicharrera.

La emoción inundó determinados momentos y fueron muchos los chicharreros que se unieron a la ruta presidida por el alcalde, Miguel Zerolo, y el párroco de San Francisco, Jacinto Barrios.

La imagen salió precisamente en procesión de la iglesia de San Francisco de Asís, acompañada por su Cofradía, el clero parroquial, la Banda Municipal de Música y la de Cornetas y Tambores de Güímar.

La lluvia impidió que la imagen transitara por la calle a la que da nombre, el Señor de las Tribulaciones, donde se había dispuesto una "embajada de alfombras", confeccionadas para la ocasión por los vecinos con toda clase de materiales perecederos.

Esta calle se llamó Oriente hasta que, tras la epidemia de cólera morbo de 1893, el entonces párroco de La Concepción, Santiago Beyro, instó al cambio, ya que la procesión de la imagen se consideraba decisiva por el pueblo de Santa Cruz para parar el mal.

El párroco Jacinto Barios resume con su salutación en el programa de la Semana Santa de San Francisco lo que representa un profundo sentimiento popular: "Al mirar la imagen del Señor de las Tribulaciones brota desde lo más hondo de nuestro sentimiento religioso la plegaria con la que he querido titular la presentación del programa de los cultos del Señor más querido y más venerado de Santa Cruz: Señor de las Tribulaciones, Señor de Santa Cruz, ruega por nosotros".

Y explica: "La imagen del Señor de las Tribulaciones -continúa Jacinto Barrios- fue donada por José Carta al convento de los Franciscanos y hoy se venera en esta parroquia de San Francisco de Asís, que se siente orgullosa de poseer y dar culto a esta joya, orgullo de Santa Cruz y de toda la Diócesis. Con su Hermandad, y arropada por el cariño y la devoción de los habitantes de El Toscal y de toda la ciudad, la imagen procesiona el Martes Santo por las calles del barrio toscalero hasta la de Tribulaciones para cumplir con el voto que hizo esta Capital en gratitud por librarla de la epidemia del cólera, ya que, por la presencia de la imagen en aquel lugar, paró el mal. Una vez más, ante el dolor y la desolación, se hace presente el consuelo y la protección del Señor de Santa Cruz".