La Laguna

Los vecinos rechazan la trituradora de residuos ubicada en Valle Colino

Residentes en zonas como La Hinojosa o Valle Colino se concentraron ayer en la plaza de la iglesia de Las Nieves para analizar las medidas a tomar y en señal de protesta por llevar un año y seis meses soportando las molestias de una maquinaria que les dijeron que era provisional y que se va a quedar fija.
D. BARBUZANO, La Laguna
4/mar/08 19:27 PM
Edición impresa

Vecinos de La Hinojosa, Valle Colino, La Verdellada o Finca España se concentraron ayer, en la plaza de la iglesia de Las Nieves del último de los barrios citados, en señal de protesta y rechazo por la ubicación de una planta de reciclaje de residuos de la construcción en las proximidades del Albergue Comarcal de Valle Colino.

Un representante vecinal informó que, el 23 de agosto de 2006, los vecinos presentaron una denuncia ante la Policía Local de La Cuesta, ya que a las 23:00 horas del día anterior, el conductor del camión que llevaba una gran máquina trituradora "ofreció dinero" a residentes de la zona para que le dejaran pasar, lo cual se lo impidieron.

"Alguien -dijo uno de los organizadores de la concentración de ayer- debió darle permiso, ya que el conductor pasó la máquina pero por una finca de tierra".

Es de destacar que antes de que pasara dicho conductor, la máquina estuvo varios días aparcada en la rotonda de La Hinojosa.

La trituradora está situada en las proximidades del albergue canino y durante todo este tiempo, según los vecinos, "hemos tenido que estar soportando el ir y venir de camiones cargados de escombros unas veces y de los áridos ya triturados otras. La tierra que desprenden afecta a la salud de las personas, sobre todo las de mayor edad, y ensucia las fachadas de nuestras casas, ya que el polvo se mete por todos lados porque el viento es muy fuerte en esta zona del municipio lagunero".

A los vecinos le dijeron, al principio, que la presencia de la trituradora era de forma provisional, pero al dar EL DÍA la noticia el 14 de febrero pasado de que se hará una nave para ubicar en su interior la planta de reciclaje de residuos de la construcción, los vecinos no están dispuestos a ver, como destacaron, "disminuida nuestra calidad de vida".

El Gobierno de Canarias hizo un estudio previo del impacto ambiental, que asegura que el riesgo es bajo, sobre todo -dice el escrito- porque la máquina estará ubicada a 500 metros de La Hinojosa y a 400 de La Verdellada.

El permiso lo dará la Dirección General de Industria, quien ha previsto que la planta funcione 8 horas al día y que esté dentro de una estructura metálica cubierta, para evitar las emisiones de polvo y ruido.