Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Oltra cita al canterano Samuel Arbelo para cubrir las bajas leer

Los viejos molinos de Cuevas Blancas y Barranco Grande ya son nuevos BIC

J.D. MÉNDEZ, S/C de Tfe.
2/ene/08 14:02 PM
Edición impresa

El Boletín Oficial de Canarias (BOC) publicó el lunes el decreto que declara Bien de Interés Cultural (BIC) a los viejos molinos de Barranco Grande y Cuevas Blancas, símbolos, junto al de Llano del Moro, de la llamada "cultura del gofio", tan ligada al pasado de los canarios como herencia del mundo aborigen. La medida es un paso más para retomar y hacer por fin realidad una vieja idea: crear una ruta de los molinos del Suroeste.

El BOC especifica el camino que han seguido ambos inmuebles hasta llegar a la declaración, que ha sido paralelo desde la Orden del Ministerio de Cultura de 8 de octubre de 1975 hasta las resoluciones de 8 de marzo de 2007 del Consejo Canario de Patrimonio Histórico que resolvía los expedientes elevados al Gobierno de Canarias por el consejero de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo, de 5 de febrero de 2004. El decreto establece el entorno de protección de cada recinto, cuyas características, que demuestran su elevado valor cultural y etnográfico, son las siguientes:

Barranco Grande.- Los restos que quedan hoy, tras la destrucción de los muros perimetrales por una pala mecánica el 27 de enero de 1973, no reflejan lo que fue en su día. Se trataba del típico molino de viento rematado por una cubierta irregular cónica separada del resto por un mecanismo de giro a base de collares de madera. Prácticamente "gemelo" del de Cuevas Blancas, aunque la apariencia es totalmente distinta por la conservación de ambos.

Su interior era un cilindro de cuatro metros de diámetro que se dividía en tres plantas con una altura aproximada de diez metros con puertas de acceso en planta baja y la primera planta. El piso bajo llamado "cabuco" estaba a nivel del terreno y servía de almacén y en algunas ocasiones de dormitorio del molinero.

La subida a la primera planta se realizaba por una escalera de doble acceso que se adaptaba a la forma troncocónica y su anchura era aproximadamente de un metro. En esta primera planta se encontraba un banco donde los clientes esperaban la salida del gofio que ellos mismos recogían en la boca de la tolba o "cambal. Mediante una escalera de madera se subía a la tercera planta, donde se encontraba la maquinaria del molino y donde trabajaba el molinero.

A finales de mayo de 2007, el molino fue adquirido por el Ayuntamiento de Santa Cruz tras un largo contencioso con los propietarios privados.

Cuevas Blancas.- Típico molino de viento tenía una distribución interior similar al de Barranco Grande. Restaurad en 1974 ha sido lamentablemente abandonado en los últimos años hasta encontrarse hoy en plena fase de deterioro. Ya ha perdido parte de las aspas y no tardará en desaparecer toda la parte superior. No recuperar para la Isla el mejor ejemplar de molino de todo Tenerife, sería algo imperdonable, ya que supone el reflejo del esfuerzo del campesino de nuestra tierra.