Santa Cruz de Tenerife

El PSC acusa a Alcaide de atender mejor a los niños inmigrantes que a los canarios

El diputado socialista Julio Cruz propuso ayer la creación de un defensor del menor, ante la dejación de funciones que desde su punto de vista está teniendo en esta área el Diputado del Común, al que acusó de tratar de forma diferente "a los niños blancos y a los de color" y de trabajar para no molestar al Gobierno canario.
N.D., S/C de Tenerife
30/nov/07 12:49 PM
Edición impresa

El diputado socialista Julio Cruz acusó ayer al Diputado del Común, Manuel Alcaide, de trabajar con el objetivo de no molestar al Gobierno de Canarias, en lugar de, como debería, estar al lado de los que no tienen nada. Asimismo le reprochó el que haya "abandonado" a los menores de las Islas.

Cruz aseguró que la esperanza de los ciudadanos en esta institución es cada vez menor y que el informe presentado ayer en el Parlamento de Canarias es "el más débil de los últimos 15 años". Dijo que se está produciendo "un acallamiento de la institución por no gestionar o por preferir no molestar al Gobierno", a la vez que recordó que el alto comisionado está para defender a los más débiles. Sobre el área de menores, el diputado socialista consideró que el abandono de la misma "es tan importante" que, bajo su punto de vista, si no se corrige esta situación, "habrá que cambiar la ley para poner a un diputado específico para defender a los menores".

Para Julio Cruz estos déficit hacen que este informe no haga una "radiografía" de la situación de los menores en las Islas y criticó que si bien analiza la de los menores inmigrantes no acompañados, "nada dice de los 20.000 niños que están bajo medidas judiciales o en desamparo" en las Islas. "Se olvida de los que son de aquí, porque de lo que toca hablar es de los menores extranjeros no acompañados", aseveró el diputado socialista, para luego hacer hincapié en que se le ha dado "un tratamiento diferente si son blancos o de color".

Sobre esta materia minutos antes el Diputado del Común informó a sus señorías de la "notable disminución" de la conflictividad que se produjo en los centros de menores durante 2006. Una reducción que achacó a "la mayor concienciación política" ante esta problemática. Asimismo valoró el avance producido en el convenio entre las consejerías de Bienestar Social y Educación para proporcionar educación reglada a los niños de estos centros con medidas judiciales, así como la puesta en marcha del proyecto de ley de reinserción juvenil. En relación con los menores extranjeros no acompañados, relató que durante 2006 se hizo patente en las Islas la "crudeza extrema del drama de estos niños" y cómo la carencia de recursos desbordó a la Dirección General de Protección al Menor. Por último, aseguró que estas personas no deben ser repatriadas hasta que se garanticen las condiciones de reinserción en su lugar de origen.

La diputada de CC Flora Marrero también se refirió al fenómeno de la inmigración irregular y al crecimiento de la población de las Islas, que, agregó, impide que mejore la calidad de los servicios públicos. Asimismo, propuso que este informe incluya apartados específicos para analizar la situación de los inmigrantes y de la mujer en las Islas.