Gastronomía

Un estudio constata gran riqueza de setas en España y Portugal sin explotar

Palencia, EFE
12/nov/07 18:33 PM
eldia.es

Un estudio de la Universidad de Valladolid ha constatado que en España y Portugal existe una gran variedad de setas comestibles, un recurso de gran importancia social y económica que considera infravalorado y a la espera de ser ordenado y explotado racionalmente.

"Hongos y Setas. Tesoros de nuestros montes", estudio coordinado por el profesor de la Universidad de Valladolid Juan Andrés Oria, recoge una gran variedad de setas y hongos comestibles que se pueden encontrar en la Península Ibérica, así como en las islas Canarias y en Baleares, incluye un mapa de su ubicación y descubre aspectos poco conocidos del mundo de la micología.

Según ha explicado hoy a EFE el profesor de la UVA Juan Andrés Oria, el estudio ha constatado que existe una gran variedad de setas comestibles, lo que tiene trascendencia desde el punto de vista gastronómico, medicinal, social, cultural y lingüístico en todo el territorio de la península Ibérica.

Boletos, níscalos, rebozuelo y otros "cantarellus" son algunas de las setas más conocidas y apreciadas en esta época del año, aunque son centenares las especies comestibles que llegan a los fogones y a los mercados. Cataluña y el País Vasco son dos de las comunidades en las que más se conocen y se valoran las setas.

El equipo de Juan Andrés Oria destaca que hay gran cantidad de comarcas españolas, generalmente las más secas y áridas, donde nunca se ha dado a los hongos la importancia que realmente tienen y por primera vez se han elaborado mapas que sitúan esas especies de interés social general en zonas geográficas concretas.

En las más recónditas comarcas del Valle del Ebro o las zonas secas de Murcia existen especies de hongos muy apreciados comercialmente, ha asegurado el profesor de Ciencias Agroforestales.

Es "sorprendente" que en sitios como Extremadura, las islas Canarias, zonas de Alicante, Andalucía o en las Baleares, las setas tengan una gran importancia y exista, a nivel popular, un conocimiento "increíble" de especies de setas comestibles, con la aplicación gastronómica y económica que eso conlleva.

Así este año en el Levante y en las zonas secas de Almería y Murcia la producción de setas ha sido muy abundante y, sin embargo, ha sido menor en zonas de Galicia, donde tradicionalmente se producen muchas setas, ha asegurado Oria.

También se pone de manifiesto que se pueden encontrar especies comestible de setas muy apreciadas en las islas Canarias en épocas del año en que no es habitual la recogida de setas.

Juan Andrés Oria ha incidido en que se trata de un sector "infravalorado e infrautilizado", donde se explotan áreas muy locales mientras que "existen amplias zonas que no se aprovechan en absoluto".

En su opinión si se hiciera un aprovechamiento racional de este recurso se pondrían en valor muchas áreas forestales que actualmente están considerados improductivos.