Dinero y Trabajo

Caja Rural de Tenerife estrena marca e inicia su expansión por todas las Islas

La entidad financiera se comercializará como Cajasiete y tiene previsto abrir durante este año dos nuevas oficinas en la provincia tinerfeña, a las que se sumarán las primeras cinco en la de Las Palmas, cerrando 2007 con 75.
EL DÍA, S/C de Tenerife
26/sep/07 2:29 AM
Edición impresa

Caja Rural de Tenerife dio a conocer ayer su nueva marca corporativa, que bajo la denominación de Cajasiete se consolidará en lo que queda de año, proyecto que, a su vez, va unido a la expansión de la entidad a todo el Archipiélago, según explicó ayer su director general, Fernando Berge.

Durante una rueda de prensa celebrada en su sede de la capital tinerfeña, Berge precisó que la entidad financiera inicia una nueva etapa con su proyecto de expansión a las sietes Islas, concretamente a la provincia de Las Palmas. Apuntó que el nuevo nombre, que no supone un cambio de la denominación social Caja Rural de Tenerife, contempla un mayor carácter integrador, aglutinando a todo el Archipiélago.

Asimismo, señaló que en un plazo de cuatro años tiene prevista la apertura de un total de 25 oficinas en la provincia de Las Palmas. Explicó que este mes se abrió una en Las Palmas y la próxima semana se sumará otra más en Telde. Agregó que para octubre se habilitará otra en Arrecife y en los dos últimos meses del año la expansión se llevará a cabo en Puerto del Rosario y en Las Palmas, concretamente en Guanarteme.

En los próximos tres años se crearán otras 20 más en la provincia oriental con el objetivo de consolidar la marca en todas las Islas del Archipiélago.

Respecto al montante económico que supone esta expansión, afirmó que cada nueva oficina supone del orden de un millón de euros, al tratarse de instalaciones en propiedad, por lo que cifró en 25 millones la cuantía que se dedicará a la provincia de Las Palmas. Esta partida se sufraga aprovechando los fondos de la Reserva de Inversiones de Canarias.

Dos oficinas en Tenerife

No obstante, el director general puso de manifiesto que este "salto" se produce tras la consolidación de esta entidad cooperativa de crédito totalmente privada, de capital cien por cien canario, en la provincia tinerfeña, en donde cuenta en estos momentos con una cuota de mercado que se sitúa por encima del 7,5%.

Manifestó que esta expansión también afectará a la provincia tinerfeña. En este sentido, apuntó que en lo que queda de año se incorporará una oficina en el barrio santacrucero de La Salud y otra en El Sauzal.

Con ello, la entidad cerrará el año con 70 oficinas en la provincia tinerfeña y cinco en la de Las Palmas.

Asimismo, insistió en que se seguirá apostando por incrementar el número de sucursales en las áreas urbanas y hacer realidad su objetivo de poder estar presentes en todos los municipios de las Islas.

Con ello se quiere dejar patente que no se trata de una entidad rural exclusivamente, pese a que, puntualizó, sea líder en el sector agrario.

Prueba de su desarrollo es que desde su creación ha acumulado más de 200.000 clientes y 31.000 socios que han confiado en sus servicios.

En este sentido, Berge puso de manifiesto que la entidad desarrolla el negocio de banca universal y puntualizó que sus clientes se centran en la economía doméstica, los profesionales, los autónomos y las pymes.

Por otro lado, Berge recordó que esta inversión en nuevas oficinas conlleva un incremento del empleo como lo evidencian los 15 nuevos trabajadores que existen ya en Las Palmas y que seguirán aumentando.

Una imagen renovada

Respecto a la nueva marca comercial, puntualizó que Cajasiete quiere transmitir una imagen integradora canaria, más renovada y atractiva.

El diseño del logotipo ha tenido su origen en la estructura de la nueva sede de Caja Rural de Tenerife en la capital tinerfeña, al mismo tiempo que se han incorporado siete barras de color verde con las que se ha querido representar a todas las islas del Archipiélago.

Por otro lado, Fernando Berge especificó que la nueva imagen de la entidad irá unida a la puesta en marcha de una campaña de comunicación que está previsto que se inicie el próximo lunes, bajo el eslogan "Una nueva marca para una gran caja".

Añadió que en la página web de la entidad se incluirá también a partir de la próxima semana el nuevo diseño.

Berge se refirió también al futuro de Cajasiete y se mostró optimista respecto a las posibilidades que tiene la entidad financiera de seguir creciendo, a la vista de los resultados que ha venido alcanzando hasta ahora.

previsiones

Unos beneficios de 14 millones

La Caja Rural de Tenerife, nacida en 1962 y que adopta la forma societaria de cooperativa, alcanzó en 2006 los 10 millones de euros de beneficios, aunque como consecuencia de los buenos resultados que viene arrastrando durante este ejercicio, prevé llegar en 2007 a los 14 millones. Su director general afirmó que en los próximos tres años, la entidad estima alcanzar un volumen de negocio de 4.000 millones de euros, aspecto que vendrá marcado también por la expansión de la entidad a la provincia oriental. Asimismo, Berge recordó que la tendencia que ha venido registrando la entidad desde hace quince años se centra en que cada cuatro años duplica su cifra de negocio. Por otro lado, recordó que las cajas rurales son las únicas entidades financieras que cuentan con un doble fondo de garantías. Asimismo, precisó que disponen del mayor ratio de solvencia, aspecto que viene avalado por el hecho de que reinvierten en la entidad el 100% de sus beneficios.