Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El abogado del 'rey del cachopo' dice que se declara "inocente" leer

La Victoria: identidad de un barrio con solera

Un grupo de vecinos, encabezados por Paco León, ha recuperado para el fútbol federado al Infantil UD Victoria, que desde su nacimiento en 1939 y hasta 1974, cuando desapareció, fue una bandera para los vecinos de esta zona.
J. D. MÉNDEZ, S/C de Tfe.
25/jun/07 1:26 AM
Edición impresa

La Victoria es uno de esos barrios con solera de Santa Cruz, cuyas gentes, pese al crecimiento de la ciudad, pretenden mantener vivas las señas de identidad. No perderlas en estos tiempos de cambio y llegada masiva de nuevos residentes es lo que ha movido a un grupo de vecinos para recuperar al histórico equipo de fútbol de la zona, el infantil UD Victoria. Con su alma máter, el presidente Paco León, dialogó EL DÍA.

Nacido en La Victoria hace 47 años, Francisco León Pérez, fue portero, igual que su padre y ahora sus hijos, entre otros equipos, de un histórico del fútbol sala tinerfeño, el Peluquería Morín. Ahora preside al club recién formado y explica que "el club nació un poco con el barrio, en 1939, y se mantuvo hasta 1974. Por allí pasaron grandes jugadores que llegaron al CD Tenerife o a ser profesionales como Jorge, Robi, Eduardo o Manolo Medina y fue subcampeón de Canarias a finales de los años 50 jugando en campos ya desaparecidos como El Chovito o el mítico Don Pelayo. Los colores, camiseta amarilla y pantalón azul, los impuso una señora, Carmen Pérez, porque ella venía de Las Palmas. Ayudó a formarlo cuando vio a los chicos jugando en la Finca de Don Dámaso, el campo que esta frente al estadio actualmente".

León añade que "al no haber un juvenil muchos pasamos al Victoria CCC que no tenía nada que ver con el Victoria. Fue un club fundado por ese gran valedor del fútbol tinerfeño de cantera que fue Ángel González, Angelito "el barraco", que lo llamó así porque muchos venían de este equipo y lo de CCC por el acuerdo que tenía con la Cervecera. Tampoco el Victoria Española, que coincidió muchos años en el campo federado, tenía que ver, aunque sí puedo decir como anécdota que yo presidí los dos, el Victoria Española en la temporada 81-82 y ahora la UD Victoria".

Recuerdo al Chacarita.- El tener un nombre tan común ha obligado a añadir un curioso apellido en esta nueva etapa. León indica que "al irlo a registrar había victorias de todas clases desde fútbol a dardos. Por eso hemos añadido Chacarita Juniors por el club argentino con el que tenemos una estrecha relación. Lo vimos jugar en 1971 un amistoso en el Estadio contra el CD Tenerife y se nos quedó un nombre tan sonoro, tanto que cuando hacíamos dos equipos en el barrio a uno lo llamábamos Victoria y al otro Chacarita. El portero era Daniel Carnevalli, luego de la UD Las Palmas, que en Gran Canaria tiene una escuela de fútbol y con el que conservamos también una gran amistad. Colecciono camisetas de clubes, tengo unas 400, de ellas 24 de Chacarita, que ahora está a punto de subir a Primera y de sacar un libro sobre la gran historia de esta entidad de la zona del cementerio de Buenos Aires.

Otra seña de identidad del club es el nuevo escudo, que está diseñado por el propio Paco León, quien señala que "intentamos reproducir el antiguo incluyendo en el centro el de Chacarita Juniors. En la parte baja hemos situado cinco estrellas para recordar a los cinco equipos que ha tenido el barrio de La Victoria: el infantil Victoria, el Pedrusco, el Peluquería Morín y el Magallanes, los dos de fútbol sala, y el Bar Mamut, ahora Imex, de fútbol aficionado".

La recuperación de la UD Victoria nació, según comenta Francisco León, "hace unos cuatro o cinco años. En el barrio todo ha sido colaboración y ánimo y parece que esperaban a que alguien tomara la iniciativa. Nuestra filosofía no pasa por competir, sino por participar y no cobrar a los padres, sino casi pagarles a los niños. Partiremos con seis equipos dos prebenjamines, tres benjamines y un alevín, sobre 70 u 80 niños, la mayoría, sobre el 80% del barrio o descendiente de vecinos de aquí, incluidos ex jugadores del Victoria. Existe la posibilidad d ampliar el cupo siete equipos con un alevín de fútbol 11".

Nació con la posguerra.- La Victoria nació con la posguerra por iniciativa del Mando Económico para dar viviendas sociales a los más humildes. Paco León aclara que "de los cuatro bloques iniciales con otras tantas plazas que tenía nombre de conquistadores o hechos históricos como Lepanto se ha pasado a un gran ensanche hacia Eduardo Zamacois y el Estadio hasta formar un cuadrado muy amplio que abarca desde La Salle a Tomé Cano. Antes ir al Estadio era una odisea por un camino de huertas, aunque estaba a apenas cien metros de casa. Era un barrio familiar donde todo el mundo se conocía y donde todavía se reúnen los mayores para la tertulia con el Pabellón de Deportes como punto de encuentro. Ahora se ha ampliado hacia zonas nuevas como Tres de Mayo o Cabo-Llanos, con la iglesia de Santo Domingo de Guzmán como núcleo, y tratamos de aglutinar a esos vecinos recién llegados. Para ello se ha creado una asociación de vecinos por primera vez de todo el barrio, Tagoror-Victoria, con la que estamos vinculados. Tenemos un local en la zona, en alquiler, y socios, aunque no cuotas porque pretendemos ir a un sistema de colaboradores".

El campo del estadio.- La UD Victoria espera poder utilizar la próxima temporada para entrenar y jugar como local el campo anexo al Estadio Heliodoro Rodríguez López para el que propone el nombre de "Nuevo Don Pelayo por lo que significó este recinto, situado donde ahora está el ambulatorio de Tomé Cano, para el fútbol tinerfeño". Paco León rechaza las recientes declaraciones de Juan Santamaría, presidente del CD Duggi. Al respecto, aclara que "ninguneó al Victoria porque no contó con nosotros en ese supuesto reparto de la instalación. Dice que hace 22 años hicieron un desmonte y por eso se arroga la propiedad del recinto. No tenemos culpa en este barrio de que en El Monturrio se ubique el pabellón Ana Bautista y no un campo de fútbol. No pedimos nada más que un hueco para poderlo utilizar, ni llaves ni cantina ni alquiler, como otros. Pensamos que nos corresponde por proximidad geográfica. Así lo entienden las instituciones con las que hemos contactado desde la oficina del distrito Salud-La Salle a la Federación Tinerfeña. Pensamos que hay sitio para todos allí".

Varias empresas colaboran con el club. León relaciona "a Toyota, que es nuestro principal apoyo, y otras que ayudan, caso de Hidrosalud, Centro Vida y Salud o Tienda Latina Sos Gardel. Aquí no imponemos nada ni pretendemos que los niños sean buenos jugadores, ya se verá luego, sino que quieran divertirse y hacer un buen grupo con ellos y con sus padres o familiares, que estén implicados en este proyecto. Esa sería nuestra mejor copa o trofeo, el que se queden aquí porque demostraría que se encuentran a gusto". Para ello, León cuenta con una directiva de gente del barrio, pero sobre todo del fútbol y del deporte, en general, que forman los vicepresidentes Ulises Noda y Francis Dorta (histórico del Tres de Mayo de balonmano); el tesorero, Porfirio Sánchez; la secretaria, María Luisa Quesada, y los vocales, José Juan Santacruz, Lino Capasso, Berto Díaz y Miguel Ángel Galán.

Las ideas no acaban en el fútbol. Ya el equipo está preinscrito para participar en 2008 en la prestigiosa Donosti Cup, mundial de clubes oficioso, y plantean desarrollar otro bonito proyecto como es "recuperar la murga que hubo hace muchos años en el barrio, Los Victorieros, pero eso es algo más complicado y hay que involucrar a todos los vecinos. La idea ha caído muy bien, pero escapa de lo meramente futbolístico".