Cultura y Espectáculos

Los Sabandeños se dividen por la "dictadura" interna de su fundador

D. BARBUZANO, La Laguna

Los Sabandeños han sufrido la tercera y más grave crisis de su historia, a consecuencia de la cual el afamado grupo folclórico ha perdido a su director musical, Héctor González, y a 16 miembros más, entre los que se encuentran músicos que llevaban muchos años como Carlos García, Jaime o Diego, el afamado solista y timplista Manolo Mena o el folclorista Manolo Acosta. El motivo, según Héctor González, se debe "a una dictadura en la forma de dirigir el grupo por parte de su fundador, Elfidio Alonso".

Es de destacar que en el pasado, Los Sabandeños habían tenido dos crisis más como las de 1971 y 1975, perdiendo voces como las de Dacio Ferrera, Julio Fajardo, Manuel Luis Medina "El Minuto", Juan José García "El Calzones", Juan Oliva, Falo Perera, los Bacallado, los Feria o Julio Tejera.

En el libro de Los Sabandeños, Dacio Ferrera señala que gracias a su voto el grupo no se rompió. "Apoyé a Elfidio porque tenía mucho folclore dentro, aunque tenía intervenciones polémicas y armaba mucho revuelo".

A este Elfidio Alonso es al que no han aceptado los 17 miembros que se han ido y que han fundado el nuevo grupo folclórico Atlantes, que ya está ensayando y que no nace, según Héctor González, para rivalizar con Los Sabandeños sino por las ganas "que tenemos todos de seguir luchando por la música de la que somos profesionales".

Aunque con problemas internos, Los Sabandeños son el afamado grupo que puso en pie el canto de las islas y enseñó a cantar a los canarios con un solo folclore en la boca, sin distinción de islas ni pleitos como se dice en el libro de la historia de este grupo, que siempre ha enaltecido el folclore y que muchos están seguros de que seguirá haciéndolo, como ha demostrado al remontar crisis pasadas.

Pero ello no es motivo para que los lectores desconozcan lo que ha pasado en Los Sabandeños y que de los 29 miembros que ha tenido, aunque ya han sido sustituidos, perdiera 19, pues a los ya citados hay que añadir también la marcha de un antiguo componente y del secretario de la junta directiva.

Héctor González Pérez llevaba 29 años en Los Sabandeños y, además de solista, era en la actualidad su director musical, cargo que asumió en 1989.

Este joven músico contó que "en 1996 el grupo tuvo problemas con Hacienda, dados sus ingresos, por lo que Los Sabandeños afrontaron una solución, empezando a llevar un control exhaustivo de la gestión económica, contando para ello con asesores".

Un sector del grupo, con Héctor González al frente, decidió llevar un control de la gestión interna para lograr un reparto equitativo de los ingresos entre los componentes.

Ante ello, Héctor González ideó un sistema de puntuación de asistencia y reparto de dinero que fue aceptado por unanimidad y que se llevó a cabo durante unos años. "En un momento dado -sigue el director musical- por discrepancias y que Elfidio Alonso no aceptara críticas desde sectores internos del grupo, éste puso sanciones económicas a varios músicos que no eran afines a su pensamiento, lo que desencadenó un gran malestar".

Estando pendientes de un viaje a Colombia, algunos de los afectados, por lo dicho anteriormente, decidieron no ir al viaje. "Ello -precisó Héctor- motivó que Elfidio Alonso metiera nuevos miembros en el grupo sin consenso y sin aplicar un criterio musical, lo que incrementó más el malestar existente".

Más tarde, en 2006, se proyectó grabar un disco, el cual, al parecer, empezó a grabar un sector de Los Sabandeños sin contar con el resto ni con su director musical ni con parte de la junta directiva. Acto seguido, sigue contando Héctor, se convocó una reunión y se planteó el problema, sin estar presente Elfidio Alonso. El director musical y otros dijeron que el planteamiento del disco era erróneo, "ya que las personas que lo estaban grabando no eran las adecuadas".

Héctor recalcó que no fue contrario a que el disco se revisara con un planteamiento nuevo y ofreció su ayuda en ensayos y grabación del nuevo trabajo, "Diamante", aunque el director musical pidió que su nombre no se hiciera constar por considerar "que el disco no estaba regido por fundamentos musicales". Pero no se contó con Héctor y éste y sus allegados siguieron en el grupo pero descontentos.

El día 3 de febrero de 2007, Elfidio Alonso envió una carta a Héctor González, destituyéndolo de su cargo de director musical por motivos como "dejación de sus funciones". El director musical le contestó, diciéndole que sus faltas estaban justificadas y algo más: "Elfidio, tú te beneficias del grupo políticamente. No te gusta ensayar, no has cambiado el repertorio hace mucho tiempo y te comportas de forma despectiva con el público, como cuando le dijiste a los que silbaban en la plaza del Cristo que ellos eran los que destruían las Torres Gemelas".

Héctor organizó una asamblea para que se eligiera una nueva junta directiva y crear comisiones, pero cuando se celebró hubo un empate porque "Elfidio dijo que su voto era doble y no aceptó el voto de los tres últimos miembros que entraron en el año 2000".

Ello fue el detonante para que Héctor se fuera del grupo con el apoyo de 16 músicos más, que forman Atlantes y con la idea fija de que "Elfidio Alonso le debe todo lo que es a Los Sabandeños y que si en un tiempo fuiste uno de sus baluartes, ahora contribuyes a hundir el grupo".

Puestos en contacto con Elfidio Alonso, agradeció nuestro interés por el grupo pero dijo que se había acordado no hacer declaraciones sobre un asunto que calificó de interés interno del grupo y no de la sociedad.

Archivado en:
Comparte este artículo
PUBLICIDAD

Cargando...

...

© Editorial Leoncio Rodríguez, S.A. |Aviso legal | Mapa del sitio | Publicación digital controlada por OJD

eldia.es Dirección web de la noticia: