Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Acuerdo entre sindicatos y Correos que desconvoca las huelgas en Navidades leer

La Junta Electoral Central ratifica que el CCN no podrá sumar los votos del PIL

El Centro Canario no podrá contabilizar los votos que obtenga mañana en Lanzarote, en coalición con el PIL, para superar la barrera del 6% que el sistema canario establece como una de las condiciones para entrar al Parlamento.
NACHO MARTÍN, Tenerife
26/may/07 1:55 AM
Edición impresa

Al Centro Canario (CCN) le tendrán que salir mañana por la noche las cuentas a nivel regional sin sumar los votos del Partido Independiente de Lanzarote (PIL) para alcanzar la barrera del 6% regional que establece el sistema electoral canario como llave para acceder al Parlamento, una realidad que también tiene un reverso: para que el PIL obtenga representación en la Cámara no tiene otra opción que llegar al 30% de la otra barrera, la insular.

Ambos partidos habían establecido una alianza de cara a estas elecciones que tenía un doble objetivo: el CCN se beneficiaría de los sufragios que obtuviera el PIL -poco más de 13.000 en los comicios de 2003- para ponerse más cerca del 6%, sin el cual no tendría derecho a escaño. Por su parte, si el CCN alcanzaba esa barrera, el PIL tendría asegurada la representación por Lanzarote aunque no llegara al 30% insular que establece el sistema.

Pero ambos cometieron un error, ya que en lugar de inscribirse como un único partido en toda Canarias, se presentaron bajo dos siglas diferentes: una para su candidatura por Lanzarote al Parlamento y otra para sus candidaturas a la Cámara por el resto de islas. La primera se llama CCN-PIL y las segundas sólo CCN.

Así lo había entendido inicialmente la Junta Electoral de Canarias, que advirtió a ambos partidos de cuál es su doctrina al respecto, lo que les llevó a acudir a Madrid en un intento de que la Junta Electoral Central modificara su interpretación.

La respuesta de ésta, sin embargo, ha sido la misma que la que recibieron en el Archipiélago: no podrán sumar los sufragios de ambos. Así consta en la resolución dictada el pasado jueves y comunicada a la junta canaria, que ayer mismo la hizo llegar a ambos partidos.

En el Centro Canario, su asesor jurídico, José Luis Langa, explicó ayer que la resolución se fundamenta en que esta interpretación de la Junta es una doctrina asentada desde hace varios años, una decisión que Langa explicó que su partido respeta, pero que recurrirá. Primero ante el Tribunal Supremo y ante el Constitucional si fuera necesario.

Pese a todo, el asesor jurídico se mostró convencido de que "vamos a superar el 30% en Lanzarote, incluso vamos a alcanzar el 35%, mientras que en el resto de las Islas, con toda seguridad, vamos a superar el 6%. Eso es lo que aseguran los sondeos que tenemos y lo que hemos podido comprobar".

En la misma línea, el presidente del Partido Independiente de Lanzarote, Antonio Hernández, insistió en la idea de acudir a los tribunales para modificar una interpretación de la ley electoral canaria cuyos resultados son incalculables, al menos hasta que mañana se celebren las elecciones.

Para Hernández, lo ocurrido es consecuencia de una "persecución de ATI-CC, que ha intentado con sus actuaciones que demos un traspiés tras otro", añadió.

"Yo pediría -dijo- a las poblaciones de Lanzarote y de La Graciosa que acudan a votar para defender sus intereses y los intereses de Lanzarote, para que la isla no se convierta en un cortijo".

No obstante, el presidente del PIL aseguró no contemplar la posibilidad de quedar fuera del Parlamento. "Por supuesto -explicó- que vamos a tener el 30% de los votos porque no todo lo hace tener el poder. En cualquier caso -añadió- siempre se trata de las barreras electorales que ATI-CC nos han puesto para que desaparezcamos del Parlamento".

el análisis

La estrategia del crecimiento

Siendo un partido que nunca se había presentado de forma independiente a unas elecciones, el Centro Canario (CCN) lleva meses apostando fuerte, de la mano de su presidente, Ignacio González, para convertirse en la cuarta fuerza política del Archipiélago, para lo cual ha puesto en marcha una ambiciosa campaña. La estrategia era clara: las barreras electorales del sistema canario son difíciles de franquear, especialmente el 30% insular, por lo que el objetivo era el otro, el 6% regional que, según las encuestas, la formación centrista acaricia con los dedos. Para superar ese 6%, las huestes de Ignacio González iniciaron un fuerte despliegue por todo el Archipiélago, abriendo sedes y fichando a conocidos políticos locales. De hecho, hace apenas unos meses, este partido aseguraba ya contar con 37 sedes, al menos tres de las cuales se encuentran en Venezuela y Uruguay. El número de afiliados se situaba en torno a unas 12.000 personas, una cifra nada despreciable gracias a la cual sus responsables confiaban tener el acceso al Parlamento al alcance de la mano.