La Laguna
LO ÚLTIMO:
Muere una mujer apuñalada por su pareja en Maracena (Granada) leer

San Matías es el barrio donde se registran las actividades delictivas más peligrosas

Una memoria de la Policía Local destaca que los principales problemas de este núcleo poblacional lagunero son el tráfico de drogas y de objetos robados, así como la perturbación de la paz vecinal por otros actos vandálicos. El movimiento vecinal realiza un gran esfuerzo para recuperar el bienestar en el barrio.
D. BARBUZANO, La Laguna
6/may/07 1:05 AM
Edición impresa

El destacamento de la Policía Local de La Cuesta-Taco destaca, en la memoria del primer trimestre del presente año, que el barrio de San Matías, y más concretamente San Luis Gonzaga, es una zona del municipio donde la actividad delictiva es más peligrosa, y en el que existe, además, un gran tráfico de drogas y de objetos robados, así como de alteraciones de la paz pública por actividades delictivas de los denominados "señores de la droga" para mantener sus zonas. Esta situación motiva enfrentamientos entre bandas (con un mínimo de 15 a 20 miembros cada una), lo que marca mucho la actividad policial.

Estos hechos han dado lugar a la existencia de un gran asociacionismo vecinal, que lucha por recuperar el barrio y las zonas de ocio.

En lo relativo a las nacionalidades hay más de 70 distintas que viven en el barrio, con cuatro razas concretas como los caucasianos-blancos, negros, árabes y orientales, y todas ellas con sus respectivas culturas, tradiciones y acervo cultural y popular.

Estas características hacen de esta zona una de las más especiales para la Policía Local, ya que puede ser una situación emergente e incontrolable en alguna ocasión.

La actividad policial es de prevención y de patrullaje a pie, apoyados los agentes por servicios ordinarios y grupos operativos especiales.

En San Matías se aplican los criterios de proactividad de manera mucho más clara que en el resto del municipio, si bien por la beligerancia delictiva se toman actuaciones puntuales y contundentes en algunos momentos en busca de individuos reclamados, armas o meramente de control de la actividad de bandas y de personas.

En lo referente al tráfico se hace constar que es muy dificultosa por la proximidad a la TF-5 y los dos grandes hospitales de la Isla, mientras que constituye uno de los puntos negros en el aspecto delictivo más arraigado de la demarcación, con robos en el interior de vehículos y atracos a personas o robos con violencia.

El barrio posee una gran cantidad de inmigrantes ilegales que son acogidos por compatriotas de su misma nacionalidad que los esconden en sus viviendas, lo que hace muy difícil encontrarlos a la Policía Local.

En la zona de Alcampo la convivencia es bastante hostil entre los vecinos y la actividad comercial, ya que genera situaciones de ruidos, estacionamientos indebidos, y molestias vecinales varias que, además, se agravan por la carga y descarga de grandes vehículos. La presencia de agentes se hace necesaria continuamente para paliar la situación de hostilidad. Al barrio acuden delincuentes, teniendo que afrontar la situación de inseguridad la Policía con presencia y controles preventivos, pues son frecuentes los atracos y robos, así como los robos en viviendas y asaltos a personas que transitan las vías, lo que hace sentirse a la ciudad insegura, luchando junto con la Policía para recuperar la paz.

La Policía Local destaca que los barrios de la zona de La Cuesta y Taco están caracterizados por los siguientes problemas:

La Candelaria.- En el barrio de la Candelaria existe un censo de 77 nacionalidades distintas, dando una convivencia pacífica entre los vecinos de raza gitana calé con los payos. Las visitas de dicho tipo de población con sus autocaravanas genera algún tipo de problemas de convivencia y de situaciones anómalas desde el punto de vista administrativo. Por estar el barrio en el límite con Santa Cruz suele saltar la delincuencia entre ambas ciudades, lo que hace que la actividad policial sea muy especial. La marginalidad genera un gran nivel delictivo. La relación entre la Policía Local y la asociación de vecinos es muy importante, facilitando la integración de los agentes de barrio.

Las Chumberas.- Las Chumberas cuenta con habitantes ilegales y la convivencia de 43 nacionalidades, con una presencia policial de agentes de barrios que aborda labores de prevención.

La Piterita.- La Piterita es una zona sin grandes problemas al no ser por la situación que se genera a la hora de recoger a los escolares, lo que crea situaciones de tensión entre los vecinos, los padres y el colegio.

El Rocío.- El Rocío cuenta con una bolsa de pobreza que motiva un alto nivel conflictivo por la actividad delictiva. Es un barrio dormitorio con una acentuada actividad de consumo de drogas en lugares públicos y presencia de muchos habitantes que son delincuentes.

Campus universitario.- La zona del Campus universitario posee una población estudiantil de más de 5.000 alumnos y en horas nocturnas se produce un riesgo medio y algún que otro botellón.

Finca España.- La Finca España cuenta con una población de 41 nacionalidades y una actividad entorno de la plaza y de la iglesia, donde se centra la actividad delictiva con tráfico de estupefacientes y presencia de alguna banda juvenil que amenaza y extorsiona a empresas y personas concretas.

Guajara.- El barrio de Guajara sólo es perturbado por los botellones de fines de semana y el consumo de sustancias estupefacientes, con repercusión negativa en los jóvenes.

Ingenieros.- La zona de Ingenieros está marcada por actos delictivos con vehículos a motor o ciclomotores, proliferando los tirones, los hurtos y los robos. Se localizan varios lugares dedicados al menudeo de drogas y al consumo de la cocaína, sin olvidar los robos con violencia.

Torres de Taco.- Las Torres de Taco cuenta con una convivencia de 42 nacionalidades distintas y un movimiento vecinal poco participativo.

Los Andenes.- En el barrio de Los Andenes hay pobreza y se registra un alto absentismo escolar y un alto porcentaje de actividades delictivas. En la población del barrio conviven 21 nacionalidades diferentes y la delincuencia se halla localizada en las zonas de ocio y con mayor peligro dentro de las viviendas de protección oficial.

Los Valles.- En Los Valles, como Tabares y Jiménez, la delincuencia es muy baja, aunque existen plantaciones de marihuana en las zonas agrícolas.

Montaña Pacho.- La zona de Montaña Pacho se caracteriza por el deterioro del mobiliario urbano, que sufre desperfectos continuamente, una situación agravada por la actividad de bandas de jóvenes.

Pueblo Hinojosa- Y para finalizar llegamos a Pueblo Hinojosa donde la Policía Local lo tiene fácil por contar con una actividad delictiva baja.