Criterios
LO ÚLTIMO:
El presidente del CES rechaza "impuestos a la carta" para pagar las pensiones leer

Cartas al Director

Carta a la Sra. Pozuelo Meña y al grupo parlamentario socialista
5/may/07 7:52 AM
Edición impresa

Sra. Pozuelo Meña:

En referencia a su intervención del pasado 24 de abril en el Congreso, queríamos preguntarle algunas cuestiones que nos desconciertan:

-¿Cómo se puede decir a 460.000 consumidores, afectados por Fórum y Afinsa, que después de 27 años de funcionamiento realmente no era un negocio, era una estafa, y después de recaudar millones de euros en impuestos decir que ningún organismo de la Administración del Estado tiene responsabilidad en el asunto?

-¿Cómo nos pueden decir, después de ser empresas de las primeras de España por volumen de negocio y clientes, reconocidas por numerosos premios y personalidades tanto públicas como privadas, respaldadas por informes de empresas externas especialistas en analizar riesgos financieros, con el apoyo de númerosos medios de comunicación, que la culpa es exclusivamente de los afectados?

-¿Si no existía desprotección de los consumidores, por qué han tenido que elaborar un proyecto de ley "con medidas muy importantes para protegerlos"? Si estaba todo bien regulado, por qué hay diferentes criterios sobre el tipo de actividad de las empresas?

-Si, como dice, la intervención es judicial (contradiciendo al informe de la ejecutiva federal del PSOE en días posteriores a la intervención) no tienen ninguna responsabilidad ni el Estado ni las autonomías. ¿Acaso no es responsabilidad del Estado proteger a sus ciudadanos para evitar la intervención judicial?, sinceramente, ¿no le parece que algo ha fallado en la Administración? El Defensor del Pueblo, el Sr. Conthe, los administradores concursales, la misma Sra. Salgado, etc., sí lo creen.

-Por otro lado, dice que a través de las asociaciones del CCU han ayudado a la defensa de 115.000 afectados (25%). Pues hay 145.000 afectados en asociaciones independientes porque desconfían de la defensa de las gubernamentales. Además, el tiempo parece darles la razón: por las propuestas que presentan, porque aun teniendo las subvenciones no han presentado impugnaciones al informe concursal, porque han aparecido artículos sobre que han recibido dinero y firmado acuerdos con las empresas sospechosas, porque por rivalidades y exceso de protagonismo entre ellas están dividiendo a los afectados, porque cobran cuotas excesivas a sus socios, porque es posible que algunas ni se presenten al contencioso, etc.

Agradecemos la concesión de los créditos ICO, está en buena línea, pero es totalmente insuficiente. Sra. Meña, aun teniendo razón, necesitaremos 10 años para obtener justicia. ¿Eso es todo lo que pueden hacer por los afectados?

Atentamente.

Javier Pérez Gutiérrez

"Fantasmas" en los aviones

Regularmente tengo que viajar en los aviones. Me gustaría más ir en barco, pero por cuestiones de tiempo he de hacerlo en este medio. Tengo miedo a volar, no me supone una vergüenza el admitirlo, ni mucho menos. No es que lo pase mal, pero tampoco lo paso bien. A pesar de que mi cerebro, la visita a la torre de control y otros factores me dicen que no va a pasar nada, no puedo evitar sentir pánico. Las azafatas son muy amables, y siempre tienen un comentario o una palabra agradable que me reconforta y en parte me tranquiliza.

Dentro de la fauna que frecuenta los aviones, entre los que me incluyo, está el "fantasma". Este elemento es el típico "siete machos", que le reconoce porque es el más cobarde de los que pisan el avión. Se las da de valiente, siempre tiene un comentario despectivo hacia el que tiene miedo a volar (porque él no lo tiene) y lo hace extensivo a los que se sientan a su lado. Incluso cuando hemos aterrizado se jacta de risa con sus "colegas". Si lo vieran cómo exagera las cosas, es adorable mi "fantasmita". Se atreve a decirlo a todo el mundo, a todos... menos a mí. ¿He dicho lo valiente que es? Es de los que no te dicen las cosas a la cara (porque no se atreve y menos si está solo), como se habrán imaginado. Sólo es el típico cobarde y bocazas que, en este caso, frecuenta los aviones. Seguramente cada uno de ustedes habrá conocido a unos de estos indeseables elementos (también en versión femenina). Yo les hago una pregunta: ¿saben hasta qué punto son tan poco desarrollados cerebralmente? La pregunta se responde por sí sola, ¿no?

No quisiera acabar mal, puesto que existen muy buenas personas que tratan de echar una mano o, como mencionaba antes, te dicen una palabra amable. A todos ellos: gracias.

Oliver Escobar

Un facha en la corte del rey Guillermo

La inclusión en la lista electoral de Ciudadanos por Santa Cruz nada menos que del presidente regional de Alternativa Española, más que una sorpresa por los derroteros ideológicos de sus dirigentes resulta toda una clarificación de cara a los ciudadanos: la extrema derecha ha encontrado por fin un vehículo a su medida con el que intentar entrar en las instituciones democráticas de Tenerife.

No se engañen: no se trata de alguien que en su remoto pasado, quizá en tiempos de Franco o incluso durante la Transición, tuviese una militancia extremista que después haya evolucionado con el tiempo. No hay que hacer mucha memoria para recordar que, después de nombrarlo vicesecretario de organización en su congreso constituyente en diciembre, el ilustre fue expulsado de Ciudadanos por Santa Cruz "por su pertenencia a un partido de extrema derecha" (ver nota de prensa remitida por la propia formación y publicada en prensa el pasado mes de enero).

Pues... ¡oh, maravilla y reconversión!: tres meses después lo tenemos no sólo readmitido con todos los honores, sino incluido ¡como número 4! en la lista de Chaqueteros por Santa Cruz... uy, quiero decir Ciudadanos por Santa Cruz. Es decir, no un puesto discretito, justo detrás del famoso trío -esos que siempre dicen no a todo- como si fuera la auténtica aportación de "renovación democrática" en la corte del Rey Guigou.

A.H.