Cultura y Espectáculos

ÁLVARO AGUSTÍN SANTANA ACUÑA HISTORIADOR

"Canarias es un lugar privilegiado para estudiar la globalización"

24/mar/07 01:54
Edición impresa .

J. A. DULCE, S/C de Tenerife

El estudio de la globalización en Estados Unidos tiene a un observador de excepción en el historiador tinerfeño Álvaro Agustín Santana, quien recientemente obtuvo su máster en Ciencias Sociales por la Universidad de Chicago, donde, becado por el programa Fulbright, trabaja como docente en el Departamento de Lenguas Romances.

La trayectoria profesional del experto, galardonado en 2006 por EL DÍA con el Premio Antonio Rumeu de Armas, explica su colaboración en el proyecto de investigación "Transnacionalismo", dirigido por una de las autoridades mundiales en el estudio de la globalización, la catedrática de Sociología Saskia Sassen. Dicho estudio se realiza en un doble frente académico, en la propia Universidad de Chicago y, desde Inglaterra, por la London School of Economics.

-¿Cuáles son las líneas maestras del proyecto?

-"Transnacionalismo" persigue, en síntesis, el estudio científico de la globalización. Éste es un concepto que está en boca de todos, pero que pocos pueden explicar satisfactoriamente. Para la mayoría, la globalización significa vivir en un mundo más grande, global e interconectado. Sin embargo, el fin vertebral del proyecto consiste en demostrar que la globalización es un proceso de mayor complejidad, que afecta desde la forma de definir la naturaleza humana y las relaciones entre las personas hasta las estructuras institucionales que nos gobiernan. Actualmente, el proyecto concentra su investigación sobre el vínculo entre la globalización, las migraciones y la "gobernabilidad global".

-¿La administración estadounidense recaba las conclusiones de estos estudios (como por ejemplo hace con Irak) o sus resultados quedan en el ámbito académico?

-Como es el caso de FAES y FRIDE en España, numerosas organizaciones y universidades de EEUU cuentan con un "think tank" ("tanque pensante"). El "think tank" lo forman destacados especialistas, cuyas deliberaciones sobre un área concreta (por ejemplo, el calentamiento global) pueden ser examinadas por el Gobierno de EEUU para diseñar su agenda política al respecto. Aunque el proyecto "Transnacionalismo" está integrado por un valioso grupo de expertos de varios países, nuestra motivación es académica. No obstante, los resultados del proyecto son publicados periódicamente y consultados por prestigiosas instituciones (el FMI y agencias de la ONU, entre otras), así como por lectores interesados en conocer más sobre la globalización de un modo riguroso y científico. Un ejemplo es el nuevo libro del proyecto, titulado "Deciphering the Global: Its Scales, Spaces, and Subjects (Descifrar lo global: sus escalas, espacios y sujetos)".

-Masas humanas en constante desplazamiento y territorios limitados que no pueden asumir tal avalancha. ¿Cuándo y cómo podrá alcanzarse el punto de equilibrio?

-El análisis de las migraciones constituye un apartado crucial del proyecto. La meta principal es demostrar cómo los actuales flujos migratorios alteran las "fronteras" de los mecanismos legales, políticos e ideológicos que los países desarrollados han empleado para manejar la inmigración. Como historiador mi contribución se centra en investigar la historicidad de conceptos como "emigrante ilegal" o "sin papeles". Estudio cómo el significado de estos conceptos ha cambiado ante el impacto de la globalización. Al respecto, el caso español y, en particular, el canario resultan paradigmáticos, pues ahora existe una clara situación de desequilibrio.

Amnesia histórica

-¿Es justo que se comparen los flujos migratorios que hoy recibe España con los que emitía antaño?

-España y Canarias sufren hoy una profunda amnesia histórica. Se ha olvidado de que hasta hace cuarenta años había una verdadera sangría migratoria de canarios a Venezuela, mientras otros españoles tenían que emigrar al norte de Europa. Además muchos de ellos lo fueron como "emigrantes ilegales" y "sin papeles". Hoy, los españoles pueden entrar y salir de Alemania libremente y, si lo desean, trabajar e incluso votar. Por su parte, las Islas continúan recibiendo a canarios retornados de Venezuela y a sus descendientes. Pocos podían pronosticar esta situación hace cuarenta años. El caso español muestra cómo las migraciones globales están obligando a reconocer lo inadecuado de la vigente legislación migratoria porque, en sus principios más básicos, esta legislación pertenece a un período previo a la globalización. Las migraciones masivas son un fenómeno histórico muy reciente; de ahí que el punto de equilibrio sólo se alcanzará una vez se resuelva el desfase entre la dinámica social (la migración) y la legislación que la estructura.

-¿Piensa que el concepto de identidad nacional irá diluyéndose conforme avance el fenómeno migratorio y que caminamos, parafraseando el título del proyecto, hacia un "transnacionalismo"?

-El verbo diluir capta muy bien la relación entre la globalización y la identidad nacional. El "transnacionalismo" es hoy una realidad que no sólo resultará más familiar en el futuro, sino hasta natural. Un ejemplo claro es la Unión Europea, en cuyo seno se están generando estructuras políticas, sociales, culturales y administrativas que transcienden las barreras tradicionales del estado-nación como se estableció en el siglo XIX. El concepto de identidad nacional se está diluyendo porque el sistema de estados nacionales tal y como lo conocemos atraviesa por un proceso de radical transformación. De ahí que en el proyecto utilicemos también el concepto de "denacionalización". Paradójicamente, esta tendencia transnacional contrasta con el resurgir de los nacionalismos y regionalismos en España, incluyendo el caso canario, porque estos movimientos particularistas aún siguen anclados en el modelo de estado del siglo XIX. Es decir, se basan en una noción periclitada de lo que es el estado.

Datos alarmantes

-¿Pueden jugar Canarias y España un papel cardinal en el desarrollo de la globalización.

-Canarias es un lugar privilegiado para estudiar la globalización, aunque no por razones del todo positivas.

-¿Qué déficit observa?

-Entre otros, Las Islas padecen serios problemas como la política institucional de protección del patrimonio histórico-artístico y el medio ambiente. Respecto al primero, ya me pronuncié en una reciente colaboración publicada por EL DÍA; allí revelaba cómo la conservación del patrimonio está gobernada por una concepción profundamente elitista de la historia canaria, lo que provoca una "disneyficación" creciente del pasado. En cuanto al medio ambiente, las cifras hablan por sí solas. En 2006, el Archipiélago recibió 12,5 millones de turistas, lo que eleva a casi 2,3 millones la población de hecho durante todo el año. Además, teniendo en cuenta que según la UE el 41,59% del territorio es "suelo protegido", esto se traduce en una densidad de población real de 764 habitantes por kilómetro cuadrado, convirtiendo Canarias en la comunidad con la densidad poblacional más alta; la segunda es Madrid con 749 hab./km². Sólo un dato más. Según el Ministerio de Medio Ambiente, en 2005, el parque nacional del Teide recibió 3.349.204 visitantes. En comparación, el parque nacional de Yellowstone en EEUU, el más popular del país, recibió 2.835.649 visitantes ese mismo año. Lo que ha de sorprendernos no es sólo que el Teide haya superado en medio millón de visitas a Yellowstone, sino que Yellowstone tiene una superficie de 8.983 km², mientras que la superficie total de Canarias es de 7.240 km². Sin duda, un dato alarmante de la presión humana sobre el medio ambiente canario.

 

 Última hora:

 Últimas galerías:

Comparte este artículo

Cargando...

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

© Editorial Leoncio Rodríguez, S.A. |Aviso legal | Mapa del sitio | Publicación digital controlada por OJD

eldia.es Dirección web de la noticia: