Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
El PSOE certifica la expulsión de Javier Abreu y Yeray Rodríguez leer

Rivero quiere restricciones para controlar la población y cree que la UE lo permitirá

Los nacionalistas presentaron ayer a sus candidatos en Tenerife, en un acto en el que Paulino Rivero volvió a destacar que va a "trabajar duro" para que Canarias no siga creciendo y para tener más seguridad y una policía propia.
E.C., S/C de Tenerife
18/mar/07 1:14 AM
Edición impresa

El control del crecimiento de la población volvió a convertirse ayer en centro del discurso del candidato de CC a la Presidencia del Gobierno canario, Paulino Rivero, que en un acto de presentación de los candidatos de la organización nacionalista en Tenerife dio un paso más allá en la exposición de sus propuestas en este sentido, y dejó claro que si gobierna va a "trabajar duro" para que el Archipiélago no siga creciendo y se pongan en marcha medidas restrictivas a la entrada de personas foráneas como las que, según recordó, existen en otros lugares de la UE y del mundo.

"Canarias necesita llevar a a cabo un control del crecimiento poblacional", subrayó entre aplausos de los asistentes al acto en el cine Víctor de Santa Cruz, donde Rivero quiso responder así a las críticas socialistas a sus anteriores propuestas en este sentido, como la de primar a las empresas canarias a cambio de que contraten mano de obra local. "Si no me han entendido, sí, voy a a defender a nuestra gente y a nuestra pequeña y mediana empresa", afirmó, tras volver a señalar que en las Islas "cabe lo que cabe, y lo que no cabe son discursos demagógicos de los que quieren que en Canarias no haya cortapisas ni a la entrada de regulares ni irregulares".

El candidato nacionalista se mostró convencido de que si la UE ha aceptado que en Alemania haya una moratoria a trabajadores polacos, si en regiones como las Islas Faroe, las del Canal o Luxemburgo hace mucho que hay restricciones a la residencia, también entenderá que en un territorio limitado y frágil como el canario hay que tomar medidas parecidas. Según dijo, esa es la única forma de frenar el desarrollo de la infraestructuras y de impedir que la gente en Canarias salga perjudicada. "No es un problema contra nadie, sino en favor de todos", quiso aclarar, mientras explicaba la propuesta que CC ha planteado ya en anteriores ocasiones, pero que se habían ido abandonando para hablar sólo de restricciones a inmigrantes irregulares o, como mucho, procedentes de fuera de la UE.

Como en otras ocasiones, también habló de su programa en sanidad, que pretende acabar con las listas de espera, de educación o de la igualdad de oportunidades y de sueldos entre hombres y mujeres, pero hizo especial mención al problema de la seguridad tanto interior como externa del Archipiélago y puso sobre la mesa de nuevo la idea de la Policía canaria como algo imprescindible. "Si soy presidente, voy a hacer todos los esfuerzos para entenderme con el Gobierno central, pero si se agota el diálogo y entiendo que humillan a Canarias, me voy a plantar; no aceptaremos humillaciones ni sumisión a Madrid", afirmó, en clara referencia a la continua negativa de PP y PSOE a aceptar esta propuesta.

Paulino Rivero aseguró que afronta el reto de gobernar Canarias con la máxima responsabilidad y agradeció la labor a los anteriores presidentes como Manuel Hermoso o Adán Martín, que fue quien le dio la palabra tras volver a resaltar los avances de las Islas en los últimos años.