Jornada Deportiva

David Amaral deja de entrenar al Cartagena

El tinerfeño anunció ayer su dimisión, fundamentada en "motivos personales". El ex blanquiazul no aceptó preguntas en su comparecencia ante los medios y se limitó a leer un comunicado. Acaba así su primera aventura peninsular.
JORNADA, S/C de Tenerife
13/ene/07 18:35 PM
Edición impresa

David Amaral dejó ayer, por su propia voluntad, de ser el entrenador del Cartagena, tercer clasificado en el Grupo IV y equipo más goleador de los 122 que actúan en las tres primeras categorías. Su dimisión obedece a "motivos personales", según explicó, y sorprendió a todos los estamentos y aficionados del club murciano.

El entrenador tinerfeño citó ayer a su plantilla a las 10:00 horas, como cada día, pero no la preparó. David Amaral comunicó a sus pupilos su decisión de dimitir y se despidió de ellos. Después, atendió a los medios de comunicación en la sala de prensa del estadio Cartagonova en una comparecencia en la que leyó un comunicado y en la que no aceptó preguntas. En la misma, explicó que su decisión de dimitir obedece a "motivos personales". Su marcha se la hizo saber al presidente, Paco Gómez, el jueves.

Pedro Arango, su "segundo", se hará cargo del equipo hasta la llegada de un nuevo entrenador. En declaraciones en la página web del club, Sívori, unos de los capitanes del equipo, mostró su disgusto por la decisión del tinerfeño, confirmando la implicación de la plantilla con la entidad.

Es la segunda dimisión que se produce esta semana en el tercer clasificado en el Grupo IV. El pasado lunes, el director deportivo, Miguel Montes Torrecilla, renunció a su cargo después de protagonizar una polémica con el presidente, Paco Gómez, por el fichaje del defensa Abel Valenzuela. Gómez descartó esta incorporación en base al examen médico al que fue sometido el jugador y pese a la insistencia de Torrecilla. Después de este desencuentro, el presidente adelantó su intención de asumir él la secretaría técnica y limitar las funciones de Torrecilla, al que pensaba obligar a cumplir su contrato.

Éste es el contexto que envuelve la dimisión de David Amaral, que había sido una apuesta personal del ex director deportivo del Cartagena el pasado verano.