Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP quiere que los jueces, y no el Parlamento, elijan al Consejo General del Poder Judicial leer

Detenido un hombre que podría ser el "estrangulador de Ipswich"

Un empleado de un supermercado, divorciado, solitario y de 37 años es, por ahora, el principal sospechoso del asesinato de cinco prostitutas en la zona de Ipswich, sureste de Inglaterra. El hombre dijo que conocía a todas las víctimas.
EFE, Londres
19/dic/06 18:29 PM
Edición impresa

Un empleado de un supermercado, divorciado, solitario y de 37 años es, por ahora, el principal sospechoso del asesinato de cinco prostitutas en la zona de Ipswich (sureste de Inglaterra), según los medios británicos.

La Policía del condado de Suffolk informó ayer de la detención de un hombre, de 37 años, en Trimley, cerca de Felixstowe (sureste de Inglaterra), pero no facilitaron su identidad por razones legales.

Según señaló ayer el detective Stewart Gull, a cargo del caso, el hombre fue detenido en relación con los asesinatos de Gemma Adams, de 25 años; Tania Nicol, de 19; Anneli Alderton, de 24; Annette Nicholls, de 29, y Paula Clennel, de 24 años.

No obstante, la cadena británica BBC desveló que todo apunta a que la persona arrestada es Tom Stephens, nombre que el dominical "Sunday Mirror" también había mencionado el pasado domingo como principal sospechoso en el caso.

En una larga entrevista que Stephens concedió al citado periódico, algunos de cuyos extractos reprodujo ayer la BBC, el hombre reveló que conocía bien a las prostitutas de Ipswick, a las que frecuentaba desde hacía dieciocho meses. En esa entrevista, Stephens no dejaba de llorar y se revelaba como un hombre de personalidad solitaria.

"Soy amigo de todas las chicas, pero no tengo ninguna coartada", indicó el sospechoso, entre sollozos, al periodista de "Sunday Mirror", pero se declaró "inocente" de los asesinatos.

No obstante, el hombre admitió que su vinculación con las chicas podría suponerle el "arresto" por parte de los agentes.

Stephens reveló que era "más cercano" a Tania Nicol, la primera prostituta asesinada, de 19 años, sobre la que dijo que había sido "lo más parecido a un novio", y añadió que también tenía una relación estrecha con Gemma Adams.

Además, afirmó que por su relación de proximidad con todas las chicas, de las que se sentía "protector", tuvo "oportunidades" de haber cometido él mismo los asesinatos, puesto que las prostitutas "confiaban muchísimo" en él.

Preguntado por qué solía pasar tiempo con gente adicta a las drogas y dedicada a la prostitución, el sospechoso respondió que recurrió a ellas porque se sentía "triste y solo" y añadió que había "algo" en él que a las mujeres no les gustaba.

Además, los vecinos de Tom Stephens, quien se había mudado a un piso situado en un área residencial de Suffolk hacía tres meses tras su divorcio, indicaron que habían notado recientemente una actitud "extraña" en él.

Lesley-Anne Barber, una vecina de 50 años, afirmó que había visto a Stephens con un pantalón ajustado y con una camiseta sin mangas en pleno mes de noviembre, "cavando" en su jardín.

"Solía merodear por el jardín y no parecía el tipo de persona al que le gustara relacionarse con otra gente", dijo Barber, que definió al sospechoso como "un poco rarito".

Otra vecina de Stephens, que sólo quiso ser identificada como señora Wynel, señaló que el arrestado "era un solitario, que solía moverse con una bicicleta. Es un hombre delgado y parecía que no quería relacionarse con nadie más que consigo mismo".