Sucesos

La Policía Local de La Laguna saca del "mercado" a 15 traficantes en dos redadas

Varias unidades han actuado en las últimas fechas para erradicar el "menudeo" de estupefacientes que se genera en zonas públicas de La Verdellada, Finca España y La Piterita. Además de los 15 arrestados, con edades comprendidas entre los 17 y los 43 años, se tramitaron más de 40 actas por posesión de drogas.
EL DÍA, S/C de Tenerife
29/nov/06 18:25 PM
Edición impresa

Quince traficantes han quedado a disposición judicial en las últimas tres semanas como resultado de un par de actuaciones antidroga desarrolladas por agentes de la Policía Local de La Laguna -en una de las cuales colaboró el CNP- en zonas públicas de La Verdellada, Finca España y La Piterita.

Estos operativos, al igual que los que se van a seguir desplegando en próximas fechas, se precipitaron a raíz de las peticiones vecinales que se recogieron en el "buzón del vecino", un elemento en el que se ha denunciado la presencia de grupos de traficantes de droga en casi una docena de "puntos negros" de la ciudad. Como resultado de una colaboración con el Grupo III de Estupefacientes de la Comisaría de La Laguna del Cuerpo Nacional de Policía y policías locales adscritos al Grupo de Intervención y Apoyo Territorial (GIAT), el pasado 3 de noviembre fueron detenidas siete personas en La Verdellada, una de las cuales fue puesta en libertad la misma noche en la que ocurrió la redada. En aquella oportunidad se produjeron dos registros domiciliarios y se aprehendieron un total de 205,5 gramos de hachís, 352,3 de marihuana y 3,5 de cocaína.

A las 15 actas por posesión de drogas que se tramitaron entonces hay que sumar las 25 que se abrieron el pasado fin de semana en La Piterita y en Finca España, en un dispositivo que se alargó durante más de ocho horas.

Ocho detenidos

Fuentes policiales apuntaron que el pasado fin de semana quedaron a disposición judicial por un presunto delito contra la salud pública ocho personas, entre los que había un menor de edad. La nómina de arrestados la componían jóvenes de entre 18 y 23 años a los que se les intervino dosis de hachís y una de cocaína. Policías locales pertenecientes al Grupo Operativo de Intervención (GOI) vigilaron los movimientos de los posibles traficantes durante ocho días, incluso al menos dos de los detenidos fueron localizados en su domicilio. El resto de las seis capturas se hicieron efectivas en la vía pública.