Sucesos

El incendio de El Hierro sigue imparable su avance tras quemar 1.200 hectáreas

Medios de Tenerife, La Gomera, La Palma y Gran Canaria fueron ayer enviados a El Hierro para tratar de extinguir un incendio que obligó a evacuar una residencia de ancianos y varias viviendas como medida preventiva.
EL DÍA/EFE, Tenerife/Valverde
12/sep/06 21:33 PM
Edición impresa

Voraz e imparable, el incendio que desde el domingo afecta a El Hierro estaba al cierre de esta edición lejos de ser controlado tras haber quemado más de 1.200 hectáreas -como 1.200 campos de fútbol- de pinar, cultivo y brezal, una superficie más que considerable en una isla de apenas 278 kilómetros cuadrados.

El área que ocupa el fuego se extendía durante todo el día desde la Hoya del Gallego, por el oeste, a Masilva-Los Corrales, por el este, y desde la zona baja del Julan, aunque ya noche había llegado al barranco de La Jarra y había quemado el área recreativa de El Morcillo, así como el aula de la naturaleza. Además, un helicóptero para las labores de extinción que fue enviado por el Cabildo de La Palma fue pasto de las llamas tras haberse averiado.

Como medida preventiva fueron desalojadas cinco viviendas del núcleo de Las Casas, en El Pinar, así como la residencia de ancianos de esta población ante el riesgo de problemas respiratorios por el fuerte humo.

El presidente del Cabildo de El Hierro, Tomás Padrón, que admitió que la situación era "crítica", explicó anoche a este periódico que varias de estas personas fueron llevadas a La Restinga para asegurar su situación.

Padrón informó de que el esfuerzo de las tareas de extinción se centraron durante buena parte del día en evitar que el fuego llegara a esta zona poblada "para proteger a El Pinar". Las labores de hoy se dirigirán contra el fuego que se extendía por la zona suroeste de la isla.

Por su parte, y pese a la "gravedad de la situación", el director insular de la Administración General del Estado en El Hierro, Antonio Padrón, aseguró que no se teme ya que las llamas afecten a zonas habitadas.

Con la llegada de la noche se suspendió la actividad de los medios aéreos ante la falta de visibilidad y no volverán a las tareas de extinción hasta el amanecer.

Estaba previsto que durante la madrugada de hoy la zona de La Mareta continuara cortada al tráfico por precaución y se intentaba que el fuego siguiera controlado al menos en la zona de El Pinar, en lo que era el primer objetivo para la noche.

El segundo objetivo era que las llamas no avanzaran por el oeste de la isla a la zona de Binto, por lo que se esperaba acorralar el fuego en Jable Rodrigo.

El Gobierno de Canarias ha pedido a la Administración del Estado que envíe otros dos aviones para luchar contra el incendio.

Los aparatos que reclama el Ejecutivo regional se sumarían a los helicópteros que están movilizados desde el pasado domingo, según la petición de la Consejería de Presidencia y Justicia.

Precisamente, el presidente del Ejecutivo autónomo, Adán Martín, se desplazó ayer a El Hierro para hacer un seguimiento de las labores de extinción.

El incendio se inició al mediodía del domingo y, aunque durante la mañana de ayer se dio por controlado, el calor y el fuerte viento que afectan a la zona de Parque Rural de Frontera, cercana a la población de El Pinar, avivaron las llamas, que se extendieron sin control, informaron fuentes del Cabildo insular.

El presidente de la corporación insular explicó que a partir del mediodía de ayer comenzaron a soplar vientos "del noreste de entre 60 y 70 kilómetros por hora" que hicieron prácticamente incontrolable la situación, avivando unas llamas que se extendieron con rapidez.

Padrón añadió que, en principio, las previsiones para el día de hoy no son más optimistas.

Por su parte, la Consejería de Presidencia y Justicia del Gobierno canario emitió ayer un comunicado en el que enumeraba que en las labores de control de incendio estaban participando al menos cinco helicópteros del Grupo de Intervención en Emergencias (GIE), así como del Ministerio de Medio Ambiente y de los cabildos de Gran Canaria y Tenerife.

Estos dos últimos cabildos y el de La Gomera enviaron a El Hierro personal que trabaja desde tierra, donde hay un equipo de al menos 150 personas entre brigadas antiincendios y voluntarios.

tomás padrón

Una "emergencia insular"

Un afectado Tomás Padrón calificaba a última hora de la noche de ayer de "emergencia insular" la situación creada en El Hierro como consecuencia del voraz incendio que se inició el domingo y que se reavivó ayer por la tarde animado por los fuertes vientos de entre 60 y 70 kilómetros por hora.

Padrón explicó que durante la tarde y buena parte de la noche las labores contra el fuego se centraron en evitar que se viera afectada la población de El Pinar, un frente que parecía ya controlado anoche.

Por la mañana, según dijo el presidente insular, se combatirá en el frente abierto y que se extiende con mayor fuerza, el que avanzaba imparable hacia el suroeste de la isla.

Las condiciones en las que se realizarán estas tareas no serán las mejores, precisamente a causa del viento.

Tomás Padrón informó de que las previsiones indican que el viento seguirá siendo de noreste y que su fuerza será similar a la de ayer.