Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP quiere que los jueces, y no el Parlamento, elijan al Consejo General del Poder Judicial leer

Zerolo decide repetir como candidato de CC a la Alcaldía de Santa Cruz

De ganar las elecciones de mayo de 2007 y finalizar el mandato, batiría el récord de Hermoso como regidor. El político asegura que, aunque continúe como diputado, no cambiará la gestión local por el Gobierno autonómico.
H.GONAR, S/C de Tenerife
3/sep/06 20:39 PM
Edición impresa

El nacionalista Miguel Zerolo ha decidido liderar de nuevo, por tercer mandato consecutivo, la lista que presente Coalición Canaria (CC) a la Alcaldía de Santa Cruz de Tenerife en las elecciones municipales de mayo de 2007. De revalidar la mayoría absoluta (en la actualidad disfruta de 14 de las 27 actas) o garantizarse el bastón de mando en virtud de algún pacto de gobierno, el que fuera "delfín" de Manuel Hermoso no sólo podrá presumir de haber sido el regidor más joven de la capital tinerfeña sino, además, el que más tiempo se ha mantenido al frente del Palacio de los Dragos.

El alcalde chicharrero se inició en política en 1979, cuando apenas había cumplido la mayoría de edad. El mandatario siempre recuerda cuando, siendo concejal de Fiestas, además de responsable de Parques y Jardines (fruto de su gestión se construyó en el García Sanabria el charco de las adelfas) acudió a la proclamación de la reina de las fiestas de Los Campitos. Tal era el nerviosismo de su estreno en la vida pública que, rompiendo su timidez, fue desde su casa hasta el momento de la proclamación intentando memorizar lo que le correspondía decir: "Yo, concejal de Fiestas, te corono a ti como reina de las fiestas". Zerolo recuerda hoy con humor, después de la vergüenza que pasó entonces, que tomó el cetro y le espetó a la joven la frase lapidaria con la que pagó la novatada: "Yo reina de las fiestas te corono a ti como concejal de Fiestas".

Anécdotas al margen, Zerolo tiene en su currículum haber participado en el Gobierno que presidió el socialista Jerónimo Saavedra para luego despuntar con luz propia en la Consejería de Turismo con promociones que tanto dieron que hablar a nivel internacional como la colocación de una valla publicitaria en la Plaza Roja de Moscú o una gran pancarta que presentaba el Archipiélago como punto de destino del turismo internacional, rompiendo el tópico que vendía a Canarias por sus atractivos de sol y playa.

Miguel Zerolo concurrió a los comicios de 1995 como número 2 de Manuel Hermoso, que hacía doblete a la Alcaldía y al Parlamento de Canarias. CC perdió entonces por primera vez la mayoría absoluta en la era de Hermoso gracias, en buena parte, al tirón nacional del que se benefició el PP y la apuesta de un nuevo valor en la vida política local, Guillermo Guigou. Hace ya once años, el reconvertido de líder popular a cabeza de lista del PNC en 2003 estuvo a punto de "empatarle" a todo un tándem a priori de lujo: Hermoso-Zerolo. Las urnas depararon un ajustado 11-10 de los nacionalistas y una diferencia de un puñado de votos a favor de uno de los mayores impulsores del Carnaval y de la identificación de CC como el partido de Canarias.

Un par de semanas después, cuando se iba a constituir el nuevo Gobierno, Hermoso dejaría el bastón de mando a su "alumno aventajado", Miguel Zerolo, cumpliendo así los augurios de los contrincantes políticos en la carrera electoral que decían que el que fue primero alcalde por UCD hasta que pasó a liderar el proyecto de ATI y luego de las AIC a nivel autonómico, concurría a los comicios con un "tapado" a quien iba a confiarle la Alcaldía.

Cuatro años después, en 1999, Miguel Zerolo a punto estuvo de batir los mejores resultados de CC en las urnas con un apoyo popular espectacular, si bien en 2003 revalidó la mayoría absoluta raspada, aunque decidió, desde su generosidad, pactar con el PP pese a que sus cinco actas fueran prescindibles para él a la hora de mantener la estabilidad municipal.

Qué pasará.- Tal y como ya adelantara Zerolo hace 15 días en la entrevista concedida a EL DÍA , el alcalde se empleó a fondo el recién acabado agosto para meditar qué hacer. Entonces ya advirtió de que estudiaba la posibilidad de volver a liderar el proyecto de CC, deseo que la próxima semana le comunicará de forma oficial al presidente, Paulino Rivero.

Zerolo ha dejado claras dos cosas a su círculo de colaboradores, y así se lo hará saber al partido. Lo primero, que si además de liderar la candidatura a la Alcaldía de Santa Cruz CC también se le oferta integrar la lista al Parlamento, será en las mismas condiciones que ahora. O sea, que nunca cambiará el Palacio de los Dragos por ocupar un puesto en el Gobierno autonómico resultante de la convocatoria de mayo de 2007, si existiera tal posibilidad. Zerolo no ha ocultado en público su rechazo a repetir la experiencia que protagonizó con Hermoso: ir de número uno a Santa Cruz para luego dar el salto al Gobierno.

La segunda cuestión, más que una condición, es una máxima que marcará la elaboración de su lista. Apostará por una candidatura que conjugue la incorporación de valores en alza con la experiencia de incondicionales de su equipo de gobierno como Norberto Plasencia, Hilario Rodríguez, Ilda López, Begoña Ortiz o Manuel Parejo, quien sólo depende de su decisión para integrar la nueva lista.

La candidatura renovada no sólo supondrá dejar apeado a José Manuel Bermúdez, presidente del Comité Local de CC, de su aspiración al sillón presidencial de Viera y Clavijo, para lo que deberá esperar al menos a 2011, sino que la nueva apuesta de Zerolo conllevará algunas bajas que causarán sorpresa. Podría ser el caso de José Carlos Acha, asesor en el mandato 1995-1999, hasta convertirse en concejal primero de Cultura, luego de Fiestas y ahora del Distrito de Ofra. Otra ausencia, ésta a petición propia, será la de Bruno Piqué, el concejal más joven en quien Zerolo había puesto los ojos como su sucesor. Piqué ya le ha trasladado al alcalde su decepción y hastío por la política, a pesar de que, nada más llegar a la gestión municipal, fue encumbrado como macroconcejal de Cultura, Fiestas y coordinador del área de Servicios Personales, con Deportes (el díscolo José Ramón Castellano, de CC) y Asuntos Sociales (la veterana concejala, antes de ATI y ahora del PP Maribel Oñate) a su cargo de forma indirecta, además de la encomienda de una de las nueve tenencias de alcaldía y la portavocía suplente del Grupo Municipal de CC. Pero prefiere volver a la actividad privada. Tras la dimisión de Guillermo Núñez, el propio Piqué llegó a autoproponerse para salir de Fiestas y ocupar la vacante en contra del criterio del alcalde, que finalmente lo ratificó al frente del Carnaval.

Si a nivel autonómico todos los partidos parecen estar pendientes de que se confirme la designación del ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, como candidato al Parlamento para mover ficha, en Santa Cruz los contrincantes de CC, incluso en el seno de la misma Coalición, estaban pendientes de Zerolo diera su "sí, quiero" para moverla.