Santa Cruz de Tenerife

EL DÍA otorga sus galardones a Juan Manuel Reverón y Álvaro A. Santana

El Premio de Periodismo Leoncio Rodríguez recae en el autor del artículo "Abreut y el arte de la madera", mientras que el Investigación Histórica Antonio Rumeu de Armas distingue este año a un estudio centrado en la ficción histórica según la cual Canarias obtuvo la independencia y coronó a su rey en el siglo XIX.
EL DÍA, S/C de Tenerife
8/ene/06 17:48 PM
Edición impresa

El catedrático y filólogo Juan Manuel Reverón, con su artículo "Abreut y el arte de la madera", y el historiador Álvaro Agustín Santana, con un ensayo sobre la ficticia independencia del reino de Canarias, fueron elegidos ayer como respectivos ganadores del XXXVI Premio de Periodismo Leoncio Rodríguez y del XXXIII Premio de Investigación Histórica Antonio Rumeu de Armas. Ambos galardones, convocados por la empresa editora de EL DÍA , fueron otorgados por unanimidad.

El galardón que lleva el nombre del fundador de "La Prensa" recayó este año en Juan Manuel Reverón Alfonso por una argumentación de los méritos que concurren en la persona del escultor, constructor y restaurador lanzaroteño Domingo Abreut. Su artículo fue publicado originalmente en "La Gaceta de Canarias", el pasado 27 de noviembre, dentro de la sección "Y Punto".

"Ha sido una grata noticia, la más importante que he recibido en este nuevo año", manifestó Reverón al conocer que había sido galardonado. Su satisfacción no obedece sólo al hecho de que el premio "es uno de los más prestigiosos de las letras canarias", sino "porque al ser seleccionado me reconozco de alguna manera en las personas que han sido galardonadas en otras ediciones".

Doctor en Filología Románica por la Universidad de La Laguna, el autor considera EL DÍA una "institución canaria" y, por tanto, "un medio muy entrañable para todos los isleños", por lo que hace llegar su gratitud a los miembros del jurado.

Reverón desestima la idea de que Domingo Abreut sea otro ilustre desconocido del arte canario. "En Lanzarote es toda una institución", asegura este investigador santacrucero que, tras desarrollar una dilatada carrera docente como catedrático de instituto, se encuentra en la actualidad jubilado.

A su juicio, conviene distinguir la obra pública de la privada cuando se valora la producción de Domingo Abreut, autor del mural de tema agrícola y marinero que cubre las paredes del restaurante El Pescador en Costa de Teguise.

"Dentro de lo que podríamos llamar su obra abierta al público, destacan las construcciones civiles y religiosas llevadas a cabo en Lanzarote, donde también ha restaurado dos molinos antiguos", una edificación típica que, señala, "ha desaparecido por desgracia del paisaje isleño". A ello hay que sumar el molino construido en Mogán, municipio grancanario en el que también ha remozado una tahona y sus espacios anexos por encargo del ayuntamiento.

La escultura es el ámbito privado del autor, ese espacio que el galardonado con el Premio Leoncio Rodríguez distingue como "de solaz y esparcimiento" en la trayectoria de Abreut, toda vez que este creador ha renunciado a comercializar su obra.

"Es una persona muy celosa de su obra, al tiempo que muy crítica con otras que se han realizado en Lanzarote, lo que quizá haya repercutido en una mengua de su reconocimiento, pero también es un anfitrión generoso, que abre su casa para todo aquel invitado que quiera ver su obra", explica.

Juan Manuel Reverón cree que entre Abreut y César Manrique hubo siempre una "corriente afectuosa", aunque en el terreno artístico "constituyen dos universos diferentes": expresionista e impresionista el de César, realista en el de Abreut. Pese a esta divergencia de criterios plásticos, el autor estima que entre ambos no existía confrontación personal y lamenta que la prematura muerte de Manrique haya impedido que "en algún sitio de la fundación que lleva su nombre aparezcan hoy obras de Domingo Abreut".

Un tinerfeño en EEUU

Por su parte, el trabajo premiado con el "Rumeu de Armas" de Investigación Histórica fue publicado el sábado 28 de mayo de 2005 en "La Prensa", revista semanal de EL DÍA . Su autor, Álvaro Agustín Santana es un estudioso que pese a su juventud atesora ya un notable currículo académico en el ámbito de la Historia.

Formado en las aulas de la Universidad de La Laguna, Santana es MAPSS Student en el departamento de Ciencias Sociales de la Universidad de Chicago, de la que es becario gracias a las ayudas de dicha institución y del Fullbright Program. En dicha ciudad norteamericana reside actualmente el historiador tinerfeño, con el que no fue posible contactar a lo largo del día de ayer.

El autor, que actualmente se halla inmerso en dos proyectos, uno sobre la Revolución Francesa y otro sobre "Desamortización, compradores y redes de relaciones en Archipiélago Canario (1855-1907)", explica en el artículo premiado cómo Canarias se independizó de España el 17 de julio de 1822. Se trata de una ficción histórica acuñada por partidarios de la independencia de México, que como argumento de apoyo recurrieron a la emancipación imaginaria del Archipiélago y la coronación como rey de Juan, hijo del monarca Fernando VII, según consta en un folleto localizado por Santana en la New York Public Library.

Como es tradicional, EL DÍA publicará próximamente los dos trabajos ganadores.

(Pasa a la página siguiente)

(Viene de la página anterior)

Ambos jurados estuvieron compuestos por el catedrático de la Universidad de La Laguna Ramón Trujillo Carreño; el catedrático, escritor y político Juan Manuel García Ramos; la directora del Organismo Autónomo de Museos y Centros del Cabildo Insular de Tenerife, Fidencia Iglesias González; el periodista y escritor, además de colaborador de este rotativo, Andrés Chaves; el periodista, escritor y presidente de la Real Academia Canaria de Bellas Artes de San Miguel Arcángel, Eliseo Izquierdo; el editor y director de EL DÍA , así como presidente de Editorial Leoncio Rodríguez, José Rodríguez Ramírez, que presidió ambos jurados, y Joaquín Catalán Ramos, subdirector de EL DÍA , que actuó de secretario con voz y voto.

José Rodríguez Ramírez se congratuló de la "gran cantidad" de artículos presentados a la convocatoria y destacó el "acierto" del jurado al premiar por unanimidad los trabajos de Reverón y Santana. Del primero subrayó que "nos ha redescubierto, con un trabajo de redacción perfecta, al artesano lanzaroteño de la madera Domingo Abreut Morales". La misma calidad presenta, a juicio del director de esta Casa, el reportaje galardonado con el Antonio Rumeu de Armas. Rodríguez Ramírez indicó que el texto sobre la independencia de Canarias firmado por Álvaro Santana Acuña mereció el reconocimiento del jurado "por su interés y amenidad, que se adentran en el terreno de la ficción".

Sobre este mismo trabajo, Andrés Chaves destacó su carácter "novedoso", cuya lectura denota además "la formación de su autor en universidades españolas y americanas". El periodista tildó la ficticia independencia de Canarias que se plasma en el escrito como un tema "precioso, teniendo en cuenta que las Islas fueron capaces de coronar a su propio Rey". El trabajo sobre este folleto publicado en México en 1822 resulta, para Chaves, "entrañable, y en el futuro podría pasar o no, pero lo que ya es imposible negar son las connotaciones que implica". Del Premio Leoncio Rodríguez matizó que, "si bien la calidad de los trabajos no fue tan buena, el de Juan Manuel Reverón destacó al final sobre los tres mejores, al configurar un artículo periodístico puro y muy bien escrito, que glosa el trabajo de un artesano de forma también novedosa".

Juan Manuel García Ramos señaló, sobre la obra ganadora del Leoncio Rodríguez, que "descubre la obra de un escultor con un análisis crítico realmente imaginativo y que nos induce a conocer su obra". El autor, dijo el catedrático, "domina el lenguaje y nos abre la puerta a un mundo artístico del que prácticamente ninguno de los miembros del jurado participaba". Del Rumeu de Armas, el también escritor y político agregó que "presenta dos atractivos: uno, obviamente, sacar a la luz el documento que se conservaba en la Biblioteca Pública de Nueva York, y otro, combinar el análisis entre ficción e historia, analizando las posibles repercusiones que pudo tener este folleto en el contexto de la sociedad mejicana de aquel tiempo".

Eliseo Izquierdo dijo que el Premio Leoncio Rodríguez de este año "es un artículo que responde con fidelidad a la convocatoria y además ilustra sobre la personalidad de Domingo Abreut, escultor lanzaroteño sobre el que Reverón ha hecho una glosa atractiva y sugestiva, con un lenguaje impecable y una calidad que revela sus dotes como escritor".

Por lo que atañe al Premio Rumeu de Armas, Izquierdo aseveró que el galardón, concedido a la Investigación Histórica, "se corresponde esta vez con un auténtico descubrimiento", que tildó de "curioso e interesante". El folleto del que da cuenta Álvaro Agustín Santana "es un hallazgo francamente afortunado, y contiene una ficción que descubre una faceta nueva y sugestiva de este mundo de total interacción entre América y Canarias que nos ha llamado la atención poderosamente".

Ramón Trujillo explicó, por su parte, que el artículo de Reverón contó "con una peculiaridad que cada vez se da menos, y es que está bien escrito". "El artículo es también interesante no por el tema que aborda, que resulta tal vez muy local, sino por cómo se trata, cómo se desenvuelve y cómo se construye, que al fin y al cabo es lo que juzgamos aquí", añadió.

Difusión y opinión

Divertido fue, por otro lado, a juicio del catedrático, el reportaje de Santana Acuña, "porque data de una época en que se difundían estas historias ficticias, y que en este caso hablan de un rey supuesto hijo de Fernando VII". "Eran fabulaciones que entonces poblaban el ambiente y que tal vez en este caso llegaron a influir en la opinión", dijo, añadiendo que "hoy, prácticamente, en México no saben dónde están las Canarias, salvo algunos -resaltó tristemente- que las reconocen como el lugar del accidente de los Jumbos".

Fidencia Iglesias manifestó, sobre el artículo de Juan Manuel Reverón, que éste "nos muestra a un artista poco conocido con un gran estilo periodístico, de modo que, en poco espacio, como debe ser, se nos introduce en la perfección y la belleza de los trabajos de Abreut Morales".

En cuanto al Premio Rumeu de Armas, la presidenta del Organismo museístico insular dijo que "su análisis diferencia particularmente lo ficticio de lo histórico". Así, "Santana habla de la independencia ficticia de Canarias a través de este folleto, que aparece en una época crucial en que las colonias españolas en América se estaban independizando", concluyó.

Por último, Joaquín Catalán manifestó que Juan Manuel Reverón presentó un trabajo "muy bien escrito, que destaca la obra de un artista que además ejerció la docencia durante cuarenta y cinco años". El subdirector de EL DÍA resaltó asimismo la "originalidad" del reportaje de Álvaro Agustín Santana como su principal virtud.