Dinero y Trabajo

Bruselas aprueba el Poseican sin debate, con un presupuesto de 127,3 millones

El revisado programa de opciones específicas para compensar la lejanía e insularidad de Canarias de la Europa continental se aprobó en su redacción actual, como estaba previsto, puesto que ya existía un acuerdo. Eso sí, la Comisión todavía está preparando los reglamentos correspondientes, lo que retrasará su aplicación.
EL DÍA/ACN,Tenerife/Bruselas
21/dic/05 22:33 PM
Edición impresa

El Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea (UE) aprobó ayer -sin debate previo puesto que ya existía un acuerdo- el Poseican, con un presupuesto de 127,3 millones de euros, así como el resto de los programas de apoyo a la agricultura de las regiones ultraperiféricas: el Poseidom (Guayana, Guadalupe, Martinica y Reunión), que obtiene 84,7 millones, y el Poseima (Azores y Madeira), dotado con 77,3 millones de euros.

El Poseican cuenta con dos capítulos: de una parte las ayudas al fomento de la producción local y, de otra el Régimen Específico de Abastecimiento (REA), a través del cual se subvenciona la importación de determinados productos (lácteos y sus derivados, cárnicos, azúcar, etcétera) destinados al consumo directo o la transformación. Por lo que a este último respecta, la financiación no podrá exceder los 72,7 millones de euros.

Hay que recordar que el 28 de octubre de 2004, la Comisión Europea dio luz verde a su propuesta de reforma de los llamados "posei". Una decisión que en la práctica se traduce en que las autoridades locales designadas por el Estado miembro en cuestión elaborarán un programa anual de medidas de ayuda que constará de los dos capítulos de los posei y que deberá contar con el visto bueno de Bruselas.

A pesar de que la adopción formal por parte del Consejo de Ministros del Poseican llegar antes de la fecha que estaba prevista para su entrada en vigor: el próximo 1 de enero, su aplicación podría retrasarse hasta mediados de año, ya que la Comisión Europea aún está preparando los reglamentos correspondientes.

Como ya se ha informado, el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno de Canarias, Pedro Rodríguez Zaragoza, solicitó a finales de noviembre a la Comisión Europea que el cultivo del tomate reciba el mismo trato que el resto de frutas y hortalizas en el método de obtención de ayudas bajo el Poseican para que pueda beneficiarse de 2,4 millones de euros.

En 2001 el tomate se introdujo en el marco del programa agrícola canario con unas subvenciones de 2,4 millones de euros, mediante un importe de 0,07 euros por kilo hasta un máximo de 300.000 toneladas. Sin embargo, esta ficha financiera nunca ha sido absorbida en su totalidad, puesto que sólo se llegan a exportar 216.000 toneladas de esta hortaliza.

Por ello, Canarias pedido que el tomate reciba el mismo método que el resto de frutas y hortalizas, pero con el límite financiero 2,4 millones de euros, con el objetivo de que se gaste toda la ficha financiera.

En otro contexto, la Comisión Europea tiene previsto adoptar hoy la modificación de las líneas directrices de las ayudas de Estado con finalidad regional. Aunque no hay nada definitivo hasta la adopción final del documento, no se contempla ningún cambio en el trato particular a las regiones ultraperiféricas (RUP), como Canarias, que obtendrían el mejor acceso a estas ayudas públicas con finalidad regional con independencia de su riqueza, lo que facilitará el encaje del Régimen Económico y Fiscal (REF) canario, a partir de 2007, que se basa en este tipo de subvenciones, precisaron fuentes comunitarias.

Prórroga del REF

Al respecto, el borrador que han consultado los Estados miembros incluye a las RUP en el mejor nivel de ayudas (artículo 87.3.a), en base a las desventajas permanentes causadas por su ultraperificidad, por lo que quedan equiparadas a las regiones europeas menos desarrolladas (con una renta per capita inferior al 75% de la media comunitaria) sin tener en cuenta su nivel de riqueza. Asimismo, el documento, que aún debe ser adoptado, propone un "trato favorable" para las regiones ultraperiféricas "mediante el incremento de sus porcentajes de ayudas". Esto supone que las RUP, como es el caso de Canarias y Madeira, que superen el 75% de la renta per capita media comunitaria recibirían, si no hay modificaciones en el texto, una intensidad de la ayuda del 30% más un bonus del 10%, por su ultraperificidad. El resto de las regiones ultraperiféricas, con una renta inferior, recibirán la intensidad correspondiente a su riqueza más un 20%.

La adopción por parte de la Comisión Europea de las nuevas líneas directrices de ayudas públicas con finalidad regional permitirá el lanzamiento de las negociaciones en Bruselas para renovar el REF.

No obstante, antes de que las conversaciones lleguen a la capital comunitaria, es necesario que los gobiernos autonómico y central acuerden la propuesta de reforma del Régimen Económico y Fiscal del Archipiélago.